Según un informe elaborado por la FAO, (La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), un tercio de los alimentos que se producen a nivel global se desperdician. Esta situación genera consecuencias ambientales, económicas, sociales y éticas.

La mayor gravedad de esta problemática radica en que mientras se desperdician 1300 millones de toneladas de alimentos aptos para el consumo humano, 800 millones de personas padecen hambre en el mundo.

Argentina no escapa a esta realidad. Por eso la vicepresidente de la Cámara de Diputados, Patricia Giménez (UCR – Mendoza) presentó un proyecto de ley que busca complementar la ley sobre el régimen especial para la donación de alimentos, sancionada para contribuir a satisfacer necesidades alimentarias de la población económicamente más vulnerable y disminuir la pérdida de alimentos en buen estado aptos para el consumo humano.

Propone generar un marco legal para la responsabilidad acerca de los alimentos donados, delimitando la responsabilidad del donante que actuare de buena fe, por los daños y perjuicios que pudieran devenir por el riesgo de los alimentos donados, una vez producida la entrega de los mismos; siempre y cuando se cumplan con las exigencias contenidas en el Código Alimentario Argentino.

Otra iniciativa de Giménez es un proyecto de resolución que contempla el lanzamiento de campañas de comunicación destinadas a sensibilizar a los diferentes sectores de la economía y de la población sobre las consecuencias sociales, económicas y ambientales de las pérdidas y desperdicios de alimentos.

Según datos  oficiales, en nuestro país se pierde o desperdicia el 12,5% de los alimentos que se producen. Existen varias asociaciones, como la Red de Banco de Alimentos, las cuales rescatan alimentos aptos para el consumo a fin de almacenarlos, clasificarlos y distribuirlos de manera eficiente y segura entre las entidades de ayuda comunitaria, buscamos crear mecanismos más eficientes para garantizar el acceso a los alimentos a los sectores más vulnerables de la población, dijo la legisladora en los fundamentos de sus proyectos.