El 30 de noviembre​ fue instituido como el Día Nacional del Mate,​ en conmemoración del nacimiento del comandante guaraní Andresito Guazurarí quien como  gobernador de la provincia grande de Misiones de 1815 a 1819, fomentó la producción y dio gran impulso a la comercialización de la yerba mate.

La vicepresidenta de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, Patricia Giménez, volvió a presentar un proyecto un proyecto de ley a nivel nacional para crear un certificado “libre de trabajo infantil” para la yerba mate.

La iniciativa de la ONG Un Sueño para Misiones, que oportunamente tratamos en el Congreso, con las diputadas Myrian Juárez y Julia Perié,  perdió estado parlamentario, pero insistimos porque hemos asumido un compromiso, “la ley dice que los niños deben estar en las escuelas y el estado debe hacerse responsable de aquellos chicos que por necesidades y mandatos culturales salen a trabajar”, dijo Giménez.

Agregó: “La yerba con ese sello costaría cerca de 10 centavos de dólar más en las góndolas pero el dinero iría directamente al salario de los cosecheros para que no tengan que llevar a sus hijos a trabajar a los campos. Las universidades harían la verificación de cuáles productores cumplen”.

Desde Un Sueño para Misiones denuncian que la provincia carece de estadísticas sobre los cosecheros de yerba mate. “Cuando no hay  números, los problemas de la gente pasan a ser invisibles,  el tarefero lleva a sus hijos menores de edad y eso es aceptado”, concluyó Giménez.