POLITICA

 

LOS ALIADOS DEL MACRISMO FESTEJAN, PERO TAMBIÉN PIDEN MÁS ESPACIO 

La UCR y Carrió crecieron, pero también reclaman que “Cambiemos no sea sólo amarillo”; hoy, reunión en la Casa Rosada
Como aquellos programas de televisión en los que todos reciben algún regalo sólo por participar, todos quedaron más que conformes con la cosecha. El macrismo, la UCR y la CC-ARI de Elisa Carrió obtuvieron anteayer resonantes victorias en distritos importantes y “engordaron” su tropa con la llegada de nuevos diputados y senadores, que pasarán a formar parte de los bloques legislativos de Cambiemos a partir del 10 de diciembre.
De todos modos, y aunque hoy todo es festejo, el triunfo no disimula el reclamo amable pero insistente de los aliados de Pro, que piden -y volverán a pedir- mayor “institucionalidad” para resolver los entuertos en Cambiemos y mayor injerencia en las decisiones trascendentes del Gobierno, que hacen al futuro de la coalición gobernante.
Hoy, el tándem que componen el jefe de Gabinete, Marcos Peña ; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio , y el titular de Pro, Humberto Schiavoni, recibirán en la Casa Rosada a los legisladores radicales Mario Negri y Ángel Rozas y al titular del Comité Nacional, José Corral, además del “lilito” Maximiliano Ferraro. Están invitados a almorzar, además, los cinco gobernadores de Cambiemos (tres radicales y dos de Pro), y el presidente Mauricio Macri podría pasar a saludar. Habrá festejo y evaluación de los resultados y, también, la búsqueda del “equilibrio” que piden Carrió y, sobre todo, los radicales.
Los aliados hacen cuentas y todas les dan saldo positivo. El radicalismo, cuyos candidatos ganaron en provincias que gobiernan y dieron batacazos en Santa Cruz, Santa Fe y La Rioja, tendrá en diciembre un bloque de al menos 43 diputados, y Carrió, que arrasó en la Capital, reunirá diez legisladores, seis más que la composición actual. Pro, que tuvo preeminencia en la provincia de Buenos Aires, llegará a medio centenar de legisladores propios y sumará tres senadores, la presencia más numerosa en el Congreso en la historia del partido fundado por el Presidente hace quince años.
“El balance es inmejorable. Hay un enorme crecimiento de Carrió; Pro, consolidando sus bloques por la influencia de la elección en la provincia, y la UCR, que lució su poder territorial”, evaluó ante LA NACION el radical Negri, jefe del interbloque de Cambiemos en la Cámara baja. “El resultado de ayer [por anteayer], pero sobre todo el trabajo de campaña, viene a consolidar el frente. Hemos coordinado de la mejor manera y los resultados están a la vista”, coincidió el secretario general de Pro, Francisco Quintana.
“Hemos trabajado muy bien, en armonía. Y esto va a continuar para fortalecer el espacio, siempre con nuestras diferencias. Cada uno aporta un plus distinto”, matizó Maricel Etchecoin, secretaria general de la CC-ARI y dirigente de confianza de Carrió. Justamente, Etchecoin tuvo un duro cruce con Jaime Durán Barba en una de las reuniones de Cambiemos antes de la elección. “Cambiemos no es sólo amarillo”, le dijo aquella vez la aguerrida colaboradora de Carrió al gurú ecuatoriano, quien el domingo subió por primera vez al escenario y recibió las felicitaciones públicas de la gobernadora María Eugenia Vidal .
En el Gobierno coinciden con esa visión positiva, aunque hacen alguna salvedad. “La coalición se fortaleció y se va a seguir fortaleciendo, aunque los votos son, en su mayoría, votos al proyecto y a Mauricio. Quien no lo entienda así se equivoca”, afirmaron en un despacho importante de la Casa Rosada. Y sostuvieron que el tridente de poder que componen Peña, Horacio Rodríguez Larreta y Vidal es “intocable y aceptado por todos”.
En el radicalismo, que cambiará de conducción en diciembre, afirman por lo bajo que Cambiemos “tiene que ser más institucional, con más debate y consenso sobre la estrategia futura”. Y arriesgan que “las coaliciones en las que un radical encabezaba ganaron, donde iban otros perdieron”. En Pro le contestaron que “los mecanismos institucionales funcionan, hay ámbitos de campaña y otros permanentes que seguirán”, afirmó un macrista optimista. La Nación menciona a Mario Negri/

 

 ARRANCA EL JUICIO POLÍTICO CONTRA EDUARDO FREILER POR INCONSISTENCIAS EN SU PATRIMONIO 

Justicia
Comienza el martes a las 9.30. Declararán tres testigos y buscan probar que no puede justificar sus bienes con el sueldo de camarista.
Lucio Fernández Moores
El camarista Edurado Freiler apuntado por supuesto enriquecimiento.
El martes a las 9.30 comenzará el juicio político al camarista federal Eduardo Freiler, uno de los magistrados apuntados por el Gobierno y hasta por el presidente Mauricio Macri. Freiler, suspendido a mediados de agosto, cuando se aprobó su enjuiciamiento, integra hace más una década la sala I de la estratégica Cámara Federal penal porteña, donde pasan las causas por corrupción.
La brevedad del proceso -se espera que haya audiencias martes, miércoles y jueves- que puede sellar la salida del Poder Judicial de Freiler obedece a que el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados sólo escuchará a tres testigos ya que la prueba que sustenta la acusación es puramente documental, o sea papeles.
Freiler, designado camarista al principio del primer gobierno kirchnerista luego de haber sido fiscal federal durante más de una década, está acusado de mal desempeño en el cargo por las supuestas inconsistencias detectadas en su patrimonio respecto del sueldo que recibe como funcionario del Poder Judicial. La diferencia, de acuerdo con sus acusadores, es de unos 6 millones de pesos.
El Jurado que decidirá su suerte está integrado por los jueces Inés Cantisani y Mario Márquez, los senadores Walter Barrionuevo (Frente para la Victoria-PJ) y Silvia del Rosario Giacoppo (Cambiemos), los diputados Diana Conti (Frente para la Victoria-PJ) y Hugo Marcucci (Cambiemos) y el abogado Raúl Piaggio. La reunión de cinco votos concurrentes alcanzará para destituir o mantener en su cargo a Freiler. En caso de no alcanzar los votos para una eventual destitución, el magistrado será repuesto inmediatamente en su cargo, aunque aún pesan sobre él otras cuatro denuncias bajo investigación en el Consejo de la Magistratura.
El rol de fiscales será ejercido en el juicio por dos miembros del Consejo de la Magistratura que integran la comisión de Disciplina y Acusación que a mediados de agosto aprobó el envío a juicio político del magistrado y su automática suspensión en el cargo por seis meses. Ellos son el diputado Pablo Tonelli (Cambiemos-PRO) y el abogado Miguel Piedecasas.
Los tres testigos a los que escuchará el tribunal son el abogado y titular de la Asociación Civil Anticorrupción, Ricardo Monner Sans, el también abogado y presidente del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires (CACBA), Guillermo Lipera, y el gerente de una empresa que intervino en el otorgamiento de un préstamo para el camarista llamado Martín Di Paola.
Di Paola es uno de los socios de la firma Inversora Callao, creada en 2006 y que aparece en los papeles como quien le prestó al magistrado, con garantía hipotecaria, $ 1,2 millón para la compra de una casa del magistrado frente a la Quinta de Olivos.
La semana pasada el juez federal Sebastián Ramos dejó sin efecto un sobreseimiento que su colega Marcelo Martínez de Giorgi, con el acuerdo del fiscal Ramiro González, había dictado en favor de Freiler a raíz de la denuncia de Monner Sans en la Justicia federal y relacionada con su patrimonio.
Freiler afronta otras cuatro denuncias bajo investigación en el Consejo de la Magistratura, relacionados con la compra de un costoso automóvil y sus viajes para participar de competiciones de autos deportivos.
Los tres testigos citados para el juicio político serán escuchados este martes a partir del mediodía. Antes se leerá la acusación formulada por el Consejo . Los dos días siguientes serán utilizados para los alegatos de las partes. Clarín menciona a Hugo Marcucci/

 

 

LA UCR PASA FACTURA POR SU APORTE AL TRIUNFO ELECTORAL Y APUNTA A SUMAR GOBERNACIONES 

La interna de Cambiemos
Quiere apoyo de la Rosada en las cinco provincias que le ganó a la oposición, además de Córdoba. Mauricio Macri recibe a sus tres gobernadores. La  mesa de Cambiemos se reúne este mediodía en la casa rosada
Marcelo Hugo Helfgot
La mesa estará tendida este mediodía en la Casa Rosada. A los habitués de los martes que ejercen de coordinadores de Cambiemos se sumarán los gobernadores oficialistas. Entre ellos, los tres radicales que defendieron los trapos el domingo con amplios triunfos en Corrientes, Jujuy y Mendoza, pero no pudieron colar en la foto del festejo nacional montado en Costa Salguero. El Presidente prometió compensarlos con un saludo especial a los postres.
Según los organizadores, en el menú de la primera reunión poselectoral del combo oficialista habrá algo más que autoelogios. Desde el despacho del jefe de Gabinete, Marcos Peña, avisaron que comenzará a analizarse la agenda urgente en materia de paquetes fiscales y también la de más largo plazo para fortalecer la alianza con miras al 2019.
Varios de los radicales le invitados le anticiparon a Clarín que aprovecharán el almuerzo para reflotar debates pendientes sobre la institucionalización del espacio -también irán los delegados de Elisa Carrió-, pero sobre todo para dar pistas de qué porciones del rédito electoral pretenden cobrarse.
A la hora de sacar cuentas, en la UCR resaltan que sus candidatos encabezaron las listas en ocho de los 13 distritos donde se impuso el Gobierno. En cinco de ellos vencieron a fuerzas opositoras a Mauricio Macri. Por lo que esperan recibir a cambio apoyo en la cruzada por arrebatarles el poder dentro de dos años.
En esa lista, los que quedaron mejor posicionados son el santacruceño Eduardo Costa y el riojano Julio Martínez, vencedores en territorios hasta hace poco blindados por sendos ex presidentes. El caso del ex ministro de Defensa tiene un plus de audacia. Cedió al PRO el primer lugar a diputados a cambio de completar su fórmula al Senado con otra radical, convencido -como pocos- de que derrotaría al inoxidable Carlos Menem.
También se proyectan dos ex funcionarios que se aseguraron una banca en la Cámara baja: Aída Ayala, en Chaco, y Atilio Benedetti, en Entre Ríos. Cierra el quinteto José Corral, intendente santafesino y jefe del Comité Nacional. No compitió, pero fue el arquitecto de la lista que llevó a su correligionario Albor Cantard del anonimato al triunfo sobre el kirchnerista Agustín Rossi y al socialismo gobernante.
La intención es transmitir la preocupación por el grado de colaboración de la Rosada con gobernadores opositores a cambio de respaldo a sus proyectos. Los radicales creen que aún falta encontrar un equilibrio entre esas necesidades y las de consolidar la territorialidad de Cambiemos.
El listado incluye a Córdoba, donde la UCR se siente con derecho de pelear la Gobernación, pese a que la lista ganadora fue encabezada por el macrista Héctor Baldassi. La interna radical podría conspirar: el intendente Ramón Mestre y el jefe del interbloque de diputados, Mario Negri, codician el cargo. Aunque se resignan a que defina el dedo de Macri, que adoptó la provincia como bastión.
Los tres gobernadores de signo radical -Gerardo Morales, Alfredo Cornejo y Ricardo Colombi- se conforman con mantener tendidos los puentes que les permitieron arrasar en las elecciones del domingo, al punto que Corrientes, con el 56% de los votos, marcó el pico de Cambiemos en todo el país.
Recuperamos visibilidad, le dijo Negri anoche a Clarín. Participará del convite de hoy junto a Corral, que ayer arrojó otra reflexión: Lejos de perder identidad, con Cambiemos logramos una identidad superadora. A lo que Ernesto Sanz, que aspira a seguir como ministro en las sombras, dijo que quedó demostrado que Cambiemos necesita y se nutre de radicalismo. Con todo, hay quienes aun a la hora del triunfo cuestionan desde adentro cierta actitud genuflexa. Nos resignamos a una fusión por absorción, dramatizó un dirigente que pretende abrir un debate al interior del centenario partido.
Tal vez la ocasión sea la renovación del Comité Nacional, en diciembre. Aunque la postulación de Negri sigue en pie, ahora asoma como alternativa la de Luis Naidenoff. El reelecto senador formoseño aspiraba a presidir el interbloque, pero -como reveló Clarín- la que más suena es la tucumana Silvia Elías. En el Senado, la UCR ganó 4 bancas y tendrá 13 de las 25 de Cambiemos. En Diputados, en cambio, el radicalismo sumó 3 y llegará a 43, pero quedará muy atrás del PRO, que alcanzará 56 de los 108, en tanto que la Coalición Cívica completará los 9 restantes.
En el macrismo admiten que la UCR preservará un rol central en el esquema parlamentario y el territorial del frente oficialista. Pero acá gobernamos nosotros, insisten. Clarín menciona a Mario Negri/

 

 

EDUARDO COSTA: “EN SANTA CRUZ PERDIÓ EL MODELO KIRCHNERISTA” 

Entrevista
El radical ganó en la elección para Senador. Macri lo llamó para felicitarlo.
Lucía Salinas
Eduardo Costa festeja los resultados de Cambiemos en Santa Cruz. (OPI Santa Cruz)
Con 56 años y diez dedicándose a la política en Santa Cruz, la tierra que dio origen al kirchnerismo, dejó su rol de empresario para buscar en 2019 su principal meta: gobernar la provincia que desde 1991 está en manos “K”. Eduardo Costa recibió las felicitaciones del presidente Mauricio Macri por su victoria del domingo. Para la Casa Rosada era importante el triunfo en Santa Cruz porque es simbólico, es mostrar el fracaso de un modelo que lo tuvo todo y nada de eso benefició a la gente, dice el senador electo. El gran derrotado en el terruño, para él, fue el modelo kirchnerista.
El Frente Para la Victoria obtuvo 32 puntos ¿A qué atribuye ese número, conseguido en medio de la crisis provincial?
Ellos gobernaron más de 26 años la provincia e instalaron un modelo de empleo público que influye, sobre todo cuando ellos instalan el temor de que se echará gente o que se modificará el sistema jubilatorio. La estructura clientelar incide. Después, hay gente que está contenta con el modelo kirchnerista.
¿Cómo interpela a ese electorado?
Diciéndoles y mostrándoles que podemos generar más y mejor desarrollo para la provincia y generar más trabajo genuino en Santa Cruz.
¿Qué análisis hace de las elecciones?
Es un excelente triunfo, sumando los dos peronismos (FPV y PJ) les sacamos seis puntos, triunfamos en 9 localidades cuando en 2015 habíamos ganado en cinco localidades y por primera vez ganados en la categoría a senador y el kirchnerismo de Santa Cruz entra en ambas cámaras por la minoría.
Alicia Kirchner no estuvo al frente de la campaña ¿fue su derrota?
Claro, ella fue a votar con 50 efectivos del Ejército, lo que da una idea de cuál es la percepción que ella tiene de su gestión, que no puede caminar de cara a su pueblo y si no lo hace es porque sabe que hace mal las cosas.
¿Quién es el gran derrotado en estas elecciones?
Un modelo que tiene nombre: el kirchnerismo
¿Coincide con quienes dicen que se diluye el kirchnerismo?
Sí, este modelo se va a achicando en toda la Argentina. En el lugar donde 26 años tuvieron todo más doce años de presidencias kirchneristas, con las inversiones más altas por persona y en obra pública, todo eso nunca llegó a la gente porque se la robaron, y eso no les sirvió a la gente, sino a ellos. Todo eso es un mensaje muy simbólico.
¿Era importante para la Casa Rosada el triunfo en Santa Cruz?
Sí, primero aportamos dos senadores y dos diputados en el Congreso. Es la cuna del kirchnerismo donde tuvieron todo el poder en su máximo apogeo, nos dejaron una provincia sin oportunidades de trabajo, un sistema corrupto, con un alto grado de impunidad y problemas en todos los servicios básicos.
La próxima meta es el 2019 ¿cree que podrá desplazar al kirchnerismo del lugar que ocupa desde 1991?
Cambiemos va a destronarlo, porque tenemos el foco en la gente y eso nos permitirá ganar la gobernación.
Va a compartir el Senado con Cristina Kirchner ¿qué espera de la relación con ella?
Nada, de alguien que nunca dialogó en su propia provincia, que no buscó crear consensos, no tengo expectativas de que ella cambie hoy con más de 60 años. Clarín menciona a Eduardo Costa/

 

 

 

LA ROSADA SUEÑA CON CONQUISTAR SANTA FE, CÓRDOBA Y ENTRE RÍOS

Desde 1985 que un gobierno no conquistaba Los Cinco Grandes. Hay que remontarse a esa fecha cuando un imbatible alfonsinismo ganó en sus primeras legislativas en la Ciudad y provincia de Buenos Aires, Córdoba; Santa Fe y Mendoza, los distritos con mayor cantidad de electores. Sólo dos de ellos, uno en manos del peronismo mediterráneo y otro del socialismo, hoy no son gestionados por Cambiemos. El macrismo sueña con cambiar ello en 2019.
Entusiasmados con la performance electoral del 22-O, también anotan otras provincias, algunas con más expectativa que realidad. De menor a mayor: Chubut, Salta, La Rioja y Entre Ríos. La repuntada épica de Adolfo Rodríguez Saá, que estaba 20 puntos abajo en las PASO y terminó ganando por 12, sacó a San Luis de esa lista, en manos de la familia desde 1983 y de linaje gobernante que se remonta al siglo anterior. El inédito susto que les hizo pasar a los hermanos puntanos el ex mandatario Claudio Poggi, ex delfín del efímero ex presidente, igual lo anota como posible postulante dentro de dos años.
En Córdoba, punta de lanza de la federalización de Cambiemos, el peronista Juan Schiaretti padeció en carne propia lo que sufrió Daniel Scioli en 2015. El candidato 100% PRO, Héctor Baldassi, lo aventajó por 18 puntos. Promete ser para alquilar balcones la interna que se abrirá en la pelea por la sucesión entre el macrismo y el radicalismo, que aún recuerda cuando gobernó Córdoba, con su propia interna entre el intendente capitalino Ramón Mestre y titular del interbloque en Diputados, Mario Negri.
En Santa Fe el radicalismo también está dividido: el que se quedó en el Frente Cívico y Social gobernante, que quedó tercero, salió perdiendo frente a los que se exiliaron a Cambiemos, que sacó 37,78%, unos 12 puntos arriba del kirchnerista Agustín Rossi. Ya una vez, en 2011, el PRO casi conquista el distrito, con un ya jubilado de la política Miguel Del Sel.
Si bien la remontada de Rodríguez Saá acaparó la atención, no fue menos la del chubutense Mario Das Neves, que con partido propio y sin el sello del PJ ganó por un punto desde un tercer lugar en las primarias: una decena de funcionarios nacionales, incluyendo a la vicepresidenta Gabriela Michetti, visitaron la provincia en campaña. El mandatario peronista no sufre una derrota desde 2003 en un distrito que también supo ver una dinastía radical.
La inesperada derrota del salteño Juan Manuel Urtubey entusiasmó al ex massista (que con inmejorable timing se pasó a Cambiemos) Gustavo Sáenz, quien en 2015 ya había sorprendido al quedarse con la capital provincial. Algo similar ocurre en La Rioja: el radical Julio Martínez, ex ministro de Defensa, pudo ganarle por décimas al eterno Carlos Saúl Menem.
Y al final, como el resto de los opositores light del país, el neoperonista Gustavo Bordet sucumbió ante un 52,97% en Entre Ríos. El domingo votó en Villa Paranacito el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que ya acumula decenas de viajes al distrito, lo que acrecienta los rumores de una posible postulación en 2019. El Cronista menciona a Mario Negri/

 

 

 

REUNIÓN EN GOBIERNO PARA DELINEAR EL PLAN DE ACCIÓN EN EL CONGRESO 

Envalentonado por el claro triunfo a nivel nacional en las elecciones legislativas de este domingo, el Gobierno comienza a delinear la hoja de ruta en el Congreso de cara al recambio de diputados y senadores que ocurrirá el 10 de diciembre, y en función de las reformas que el Poder Ejecutivo tiene en agenda.
Como primero paso, el presidente Mauricio Macri encabezará este martes a las 8 en Casa Rosada una reunión de gabinete a la que fueron invitados los principales ejecutores de los planes oficiales en el Congreso. Están convocados el jefe de bloque en el Senado, Pedro Braillard Poccard, y el de Diputados, Mario Negri. El cordobés es un habitué de esos encuentros de los martes, acompañado por el presidente provisional de la Cámara alta, Federico Pinedo. Además se espera a toda la plana de ministros.
Según comentaron fuentes legislativas a ámbito.com, en el encuentro de este martes se analizará el resultado electoral en el que Cambiemos obtuvo más del 40% de los votos a nivel nacional y el plan de reformas que el Gobierno espera implementar aprovechando el refuerzo en su tropa legislativa.
Hoy, a horas del triunfo, el presidente Macri afirmó que el país debe entrar en una “etapa de reformismo permanente” y ratificó que esa agenda implica acuerdos “por sector” para reducir el costo laboral, una reforma impositiva que rebaje impuestos, un recorte del gasto público para atacar el déficit fiscal, la implementación del voto electrónico y una modificación en el sistema previsional antes de 2019 que tome en cuenta la mayor “longevidad” de la población.
Otro de los temas que descartan los referentes legislativos que se tratará mañana en la reunión es la situación del exministro de Planificación durante el kirchnerismo, Julio De Vido, quien está camino a la quita de sus fueros y su posterior detención en el marco de una causa judicial por malversación de fondos en el yacimiento de Río Turbio.
De Vido pidió hoy licencia como diputado y renunció a la presidencia de la comisión de Energía. Sin embargo, en Asuntos Constitucionales esperan firmar dictamen este martes para su desafuero y al día siguiente votarlo en el recinto. Ambito.com menciona a Mario Negri/

 

 

 

UN NUEVO INTENTO PARA ELIMINAR LA BOLETA DE PAPEL 

El Presidente confía en incluir cambios en el sistema de votación en la reunión con gobernadores
Lo anticipó el jefe de Gabinete, Marcos Peña , cuando aún no se habían contado los votos de todo el país. Y lo reafirmó el presidente Mauricio Macri ayer, en conferencia de prensa y con el triunfo electoral en el bolsillo.
La reforma política, y en especial el fin de la boleta papel en las próximas elecciones presidenciales, es uno de los principales y más cercanos objetivos que se propuso la Casa Rosada luego de recibir el respaldo de las urnas. Tanto que hay quienes en Balcarce 50 aseguran que el tema podría empezar a tratarse en la próxima reunión con los gobernadores, que el Gobierno proyecta para la semana que viene. La idea es, según contaron cerca del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, volver a debatir el proyecto de ley trabado en el Senado en las sesiones extraordinarias de febrero del año próximo.
“Está entre los temas que vamos a plantear a los gobernadores, toda la política tiene que ser más simple”, dijo el Presidente, y la emprendió contra el sistema actual, “un sistema arcaico y espantoso que garantiza la trampa”, se despachó.
Durante la primera conferencia de prensa al finalizar el comicio, en Costa Salguero, Peña también había sido claro. “Ojalá ésta sea la última elección con boleta papel”, dijo el jefe de Gabinete, y aprovechó para responderle a Cristina Kirchner por sus “dudas” sobre la transparencia del comicio, dudas que no se transformaron en denuncias concretas una vez conocidos los resultados.
En el Gobierno piensan en varias opciones: la de máxima es la boleta única electrónica, impulsada por el Poder Ejecutivo el año pasado, que obtuvo la aprobación de la Cámara de Diputados y que naufragó a fines de 2016 por el rechazo de los senadores del PJ encabezados por Miguel Ángel Pichetto en acuerdo con los caciques provinciales peronistas.
Si esta posibilidad no avanzara, el Gobierno está dispuesto a analizar otras opciones para 2019: la boleta única, al modo de la que se utiliza en Santa Fe o agregada a un sistema de escaneo para impedir daños que invaliden los votos.
“La boleta única papel sería un avance, pero ya tiene veinte años de utilización y tiene fallas. De hecho, una marca de más en la boleta invalida la votación, con lo que se da lugar a las picardías de la política”, expresaron cerca del jefe de Gabinete. Un sistema de escaneo de esas mismas boletas no bien se emite el voto, al estilo del que actualmente se utiliza en los consulados argentinos en el exterior, sería un “sistema factible”, expresaron las fuentes.
“Queremos una reforma de fondo, porque creemos que el sistema actual es permeable al clientelismo. Puede ser cualquier opción más moderna, para que no haya que conseguir un ejército de fiscales cada vez que hay una elección”, afirmaron a LA NACION en un despacho importante de la Casa Rosada. El ahorro para el Estado en el gasto que demanda la impresión de boletas separadas y la necesidad de una estructura para “cuidar” el sufragio están entre las prioridades de la iniciativa que impulsa el Poder Ejecutivo.
No se trataría sólo del cambio en el instrumento para la votación. Macri también quiere derogar “lo antes posible” la ley de lemas vigente en provincias como Formosa, Santa Cruz o Misiones, las tres gobernadas por el peronismo. En Balcarce 50 recuerdan que Alicia Kirchner llegó a la gobernación en 2015 gracias a los votos “prestados” por su antecesor Daniel Peralta, a pesar de que el radical Eduardo Costa había sido el más votado. La idea: evitar estas “deformaciones” del sistema, que en el Gobierno califican de “vergonzosas”.
En la Casa Rosada aseguran que el resultado de las elecciones y el triunfo de Cambiemos en los distritos más importantes abren un escenario más favorable a la aprobación de una norma que, como lo aclaraba el texto aprobado en Diputados, incorpore “tecnología” al proceso de votación. Si bien en su momento 20 de los 24 gobernadores dieron su respaldo a la reforma, muchos legisladores no respondían a sus mandatos. “Va a haber un plafón mucho mayor para que el proyecto avance”, confiaron cerca de Peña y Frigerio, a cargo de la convocatoria de los mandatarios provinciales.
Claro que en la Casa Rosada calculan que los mandatarios más refractarios a su gestión, como Gildo Insfrán (Formosa), Carlos Verna (La Pampa) y Alberto Rodríguez Saá (San Luis), rechazarán los cambios. “Todos van a ser invitados”, dijo el Presidente en una posterior y breve declaración. La Nación menciona a Eduardo Costa/

 

 

 

UNA AVALANCHA DE RECURSOS PARA FRENAR UNA DETENCIÓN INMINENTE

De Vido apeló el pedido de desafuero; pidió apartar al fiscal Stornelli y denunció a quienes lo comprometieron
Una avalancha de recursos para frenar una detención inminente. El diputado kirchnerista Julio De Vido aseguró que no lo desvela ir preso. Sin embargo, presentó ayer una avalancha de recursos judiciales para tratar de evitar la cárcel, lo que podría ocurrir mañana, a raíz de los pedidos que hicieron dos jueces al Congreso para quitarle los fueros que lo protegen.
A su vez, como es su costumbre, convirtió su defensa en una ataque contra el gobierno nacional y los opositores santacruceños que lo denunciaron.
El abogado de De Vido, Maximiliano Rusconi, trabajó todo el fin de semana y ayer a la mañana envió al Congreso una carta de tres páginas con un pedido de licencia de su cliente como diputado y luego fue a los tribunales provisto de cinco voluminosos escritos que dejó en el juzgado de Luis Rodríguez, donde el diputado kirchnerista y ex ministro de Planificación tiene el caso más caliente. Entre ellos hay una denuncia contra la legisladora del Parlasur Mariana Zuvic y su marido, el senador electo Eduardo Costa, a quienes acusó de destruir documentación del yacimiento de Río Turbio.
La Cámara Federal consideró necesario detener a De Vido ante el riesgo de que perjudique pruebas del caso. El único camino que le queda al ex ministro es ir a Casación con un recurso de queja.
De Vido argumentó ante el juez federal Luis Rodríguez que con una licencia ya no tendría el poder que le adjudican como legislador y por eso no puede entorpecer el caso. En su pedido de licencia dirigido al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, que no tiene efectos jurídicos sobre su desafuero y arresto, De Vido dijo que la causa por Río Turbio la armó el actual interventor en el yacimiento, Omar Zeidán, de quien dijo que es hombre de confianza del presidente Mauricio Macri, a quien denunció.
Pero además el legislador presentó en el juzgado de Rodríguez 61 páginas en las que hace una defensa de los contratos para el Yacimiento de Río Turbio y pide ser sobreseído.
En ese escrito, donde enumera cada uno de los convenios firmados y por los que la fiscalía estimó que hubo un fraude de casi 270 millones de pesos, señala que no hay ninguna mención a De Vido de ninguna acción que pudiera haber desarrollado como ministro y dijo que “no hay una sola referencia que lo involucre interviniendo o generando algún tipo de injerencia”.
En otros dos escritos, De Vido atacó las acusaciones que pesan sobre él en el juzgado de Rodríguez. Además de presentar un largo descargo, sumó un pedido de recusación contra el fiscal Carlos Stornelli, que fue quien pidió su indagatoria, desafuero y detención. Acusó al fiscal de haber perdido imparcialidad en la investigación y dijo que primero pidió su arresto y luego se dedicó a buscar las pruebas para conseguirlo.
Se valió de una veintena de páginas para cuestionar al fiscal, que también es el fiscal de la otra causa que lo complica, la de la compra de gas licuado con supuestos sobreprecios de 7000 millones de dólares.
También presentó otro escrito que se llama reposición con apelación en subsidio de la decisión del juez Rodríguez de pedir su desafuero y ordenar su detención inmediata.
En este escrito pretende que Rodríguez dé marcha atrás con lo que ya decidió y que si no lo hace la Cámara de Apelación lo revoque.
Dijo De Vido que el juez Rodríguez hizo una “arbitraria e irreflexiva aplicación de un criterio de obediencia a ultranza” de lo que resolvió la Cámara Federal y argumentó que se lo privó del “derecho/garantía de doble instancia”.
Y, como intento final, De Vido denunció a Zeidán, a Costa y a Zuvic -aliada de la diputada Lilita Carrió- por los delitos de “encubrimiento, violación de deberes de funcionario, falsa denuncia, falso testimonio y sustracción y destrucción de pruebas”.
Es porque, según su entender, habrían informado que un empleado de Río Turbio dijo que le habían ordenado destruir expedientes por una averiguación de costos en la causa.
Ya en la nota enviada a Monzó, De Vido embistió contra Costa, vicepresidente primero de la Comisión de Energía de Diputados, “procesado por lavado de dinero, titular de sociedades off shore y de cuentas no declaradas fuera del país, también ha contribuido junto a su esposa, Mariana Zuvic, a través de falsedades, maniobras probablemente ilícitas y ocultando deliberadamente la realidad a la petición realizada por parte de la Justicia”, según dijo.
Dijo que la única motivación de la Justicia es “la privación ilegítima de mi libertad” y dijo que en su caso “los fueros nunca existieron”.
“Les aseguro a todos que la posible afectación a mi libertad personal en estas condiciones donde no existe Estado de Derecho no me desvela”, anunció, pero denunció que estas acusaciones son “una escalada más de lo escarnios mediáticos y judiciales” que enfrenta.

La Nación menciona a Eduardo Costa/

 

 

DIPUTADOS DA EL PRIMER PASO POR EL DESAFUERO DE DE VIDO 

Su salida se debatirá hoy en comisión y mañana podría ser expulsado y caer en prisión; sin respaldo unánime del PJ, el ex ministro pidió licencia como última alternativa
Quien fue el ministro más poderoso del kirchnerismo, Julio De Vido , quedaría mañana despojado de sus fueros como diputado nacional para quedar a disposición de la Justicia, como cualquier ciudadano corriente. Con ese propósito, el oficialismo y buena parte de la oposición votarán mañana en el recinto su desafuero a pedido de los jueces federales Luis Rodríguez y Claudio Bonadio . No se descarta que ese mismo día De Vido quede detenido.
La derrota electoral del kirchnerismo y la avanzada de Cambiemos en buena parte del país tras las elecciones legislativas de anteayer dejaron a De Vido con un margen nulo para zafar de la Justicia. El ex ministro y actual diputado kirchnerista intentó un último recurso, ayer, al pedir una licencia hasta el fin del año legislativo y renunciar a la presidencia de la Comisión de Energía y Combustibles de la Cámara baja. Con este gesto, De Vido busca retrucar los argumentos que esgrimió la Sala II de la Cámara Federal cuando pidió su detención, que advirtió que el ex ministro, en su calidad de diputado nacional, podría entorpecer la investigación.
De Vido afronta un doble pedido de desafuero: uno por la causa Río Turbio, por la presunta defraudación de casi 280 millones de pesos en la mina de carbón de Río Turbio. Por este caso, el juez Rodríguez pidió su detención. El segundo responde a la causa por sobreprecios en la compra de gasoil al exterior, investigación que lleva adelante el juez Bonadio, quien procesó al ex ministro en el mismo trámite.
Más notas para entender este temaUna avalancha de recursos para frenar una detención inminente
Según el oficialismo, el pedido de licencia que solicitó De Vido es una “maniobra distractiva” para mantener sus fueros. “Aun con licencia, De Vido sigue siendo diputado nacional y, por lo tanto, mantiene sus fueros”, explicó a LA NACION el presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, el diputado Pablo Tonelli (Pro). Sólo el desafuero aprobado por el resto de sus pares o bien su renuncia como diputado nacional permiten revocar esas inmunidades legislativas, añadió.
“Al no renunciar a su banca, avanzaremos con el desafuero de De Vido”, confirmó Tonelli. El primer paso se dará hoy, cuando dicha comisión se reúna para emitir dictamen, el cual, se descarta, será favorable al desafuero. Al día siguiente se debatirá en el recinto. Se necesitarán los dos tercios de los votos de los presentes para que sea aprobado; el oficialismo descuenta que alcanzarán esa mayoría.
“El número está”, anticipó el jefe de bloque de diputados de Pro, Nicolás Massot. El legislador, a manera de desafío a sus pares de la oposición, recordó que muchos de ellos se abstuvieron, en julio pasado, de expulsar a De Vido por falta de idoneidad moral porque ningún juez había presentado un pedido de desafuero. “Ahora hay dos. No hay lugar para excusas”, enfatizó Massot.
El bloque del FPV-PJ, comandado por el kirchnerista Héctor Recalde, se impuso un silencio estricto. Recién esta tarde dará a conocer su postura, a sabiendas de que difícilmente logre reunir en el recinto los votos para defender al ex ministro. Algunos legisladores, incluso, son partidarios de aprobar sendos pedidos de desafuero porque ya no se trata de una exclusión de tipo político -como la que se debatió en julio pasado-, sino de un requerimiento judicial por investigaciones avanzadas de corrupción.
El desafuero que más preocupa a De Vido es el que formuló el juez Rodríguez, quien, a instancias de la Sala II de la Cámara Federal, anticipó que no bien se le revoquen las inmunidades legislativas, el ex funcionario quedará detenido.
“He ordenado a la titular del Ministerio de Seguridad (Patricia Bullrich) que, en caso de aprobarse el presente pedido de desafuero, proceda con la inmediata detención de Julio Miguel De Vido y su consecuente traslado a la Unidad Nº 29 del Servicio Penitenciario Federal”, advirtió el magistrado en el pedido que remitió a la Cámara baja.
El diputado De Vido, en su pedido de renuncia, cuestionó duramente la embestida judicial que soporta.
“Les aseguro a todos que la posible afectación a mi libertad personal en estas condiciones donde no existe Estado de Derecho no me desvela. Les aseguro sí que me interesa conocer la trama de corrupción que me pone hoy ante esta persecución feroz y agraviante”, enfatizó.
Tres posturas que lo sentencian
Silencio en el FPV
Desde que la Justicia presentó los pedidos de desafuero de De Vido, los legisladores kirchneristas se llamaron a silencio. Hoy, antes de la reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales, la bancada se reunirá para definir una postura de cara al debate que se dará en la Comisión de Asuntos Constitucionales y en el recinto. No se descarta que De Vido finalmente presente la renuncia a la banca.
Optimismo en Cambiemos
El interbloque de Cambiemos confía en que se reunirán en el recinto los dos tercios de los votos para aprobar el desafuero. Sostienen que varios legisladores que en julio pasado rechazaron la expulsión de De Vido, ahora cambiarán su voto porque dos jueces lo piden.
Cambios de posición
Los diputados José Luis Gioja y María Eugenia Soria, del FPV, se inclinan por aprobar los desafueros. Lo mismo sostienen las bancadas de izquierda, que en julio pasado se negaron a votar su expulsión. El PJ no kirchnerista se sumaría a esta partida. La Nación/

 

 

 

DE VIDO PIDIÓ LICENCIA A SU BANCA, PERO IGUAL AVANZA SU DESAFUERO EN DIPUTADOS

 

Julio de Vido tiene por delante “un panorama negro” tanto en la Justicia como en su futuro en la Cámara de Diputados. Así lo expresó días atrás un encumbrado legislador del bloque kirchnerista a este diario, y en las últimas horas todas las decisiones judiciales, y las señales políticas para el ex ministro, aún desde sus propias filas, siguieron siendo negativas.

Así, la jugada judicial de pedir licencia que hicieron ayer sus abogados para intentar evitar su desafuero no tuvo efectos en alterar el proceso político en marcha en la Cámara, que tendría desenlace este miércoles cuando el pleno vote en el recinto quitarle sus inmunidades parlamentarias.

Además de la licencia, que pidió por carta al titular de Diputados, Emilio Monzó, De Vido llevó también a Tribunales una batería de recursos: contradenuncias en la causa por malversación de fondos en Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT), un pedido de declaración espontánea -rechazado-, su renuncia a seguir presidiendo la comisión de Energía en la Cámara (Ver aparte).

Pero no logró torcer el rumbo de los acontecimientos. Hoy habrá dos paradas clave: a las 14 se reunirá el bloque del Frente para la Victoria, convocado la semana pasada por su jefe, Héctor Recalde, para “tomar una decisión” sobre el desafuero. Y a las 16 está citada la comisión de Asuntos Constitucionales que preside el macrista Pablo Tonelli, donde Cambiemos, massistas y otros opositores que apoyan la quita de inmunidad de arresto cuentan con número holgado para el dictamen de mayoría.

Tonelli calificó el pedido de licencia de “mera maniobra distractiva”, una “dilación” que no cambia las cosas. “Si la Cámara le concediera licencia, que espero que no ocurra, seguirá protegido por los fueros porque seguiría siendo diputado. La única forma es que deje de ser diputado o que renuncie”, agregó.

En Asuntos Constitucionales hay 34 miembros: 14 de Cambiemos; 9 del FpV; 5 del Frente Renovador-UNA; 2 peronistas salteños, no kirchneristas; Margarita Stolbizer; el aliado del oficialismo Franco Caviglia; la misionera Silvia Risko, y Remo Carlotto del Movimiento Evita. El Evita -ex Kas, que el domingo apoyaron a Florencio Randazzo- definirán esta tarde su postura, pero el referente Fernando “Chino” Navarro anticipó que estarían con el desafuero. Lo mismo el resto, con excepción se supone, del FpV.

Desde hace días circula la versión de la renuncia de De Vido, aunque sus voceros la negaron. Sucede que sus apoyos están mermados incluso dentro del FpV, donde conviven kirchneristas duros y cristicamporistas, con peronistas de las provincias que supieron ser K pero desde diciembre buscarían nuevo rumbo.

Fuentes de ese bloque volvieron a blandir ayer la posibilidad de la renuncia del ex todopoderoso ministro de Néstor y Cristina Kirchner, como “salida política” al trance que atraviesa ese bloque, donde ya quedaron expuestas las fisuras. Pero sería una “decisión personal” de De Vido, admitieron.

Lo que sí, se espera una discusión dura en el bloque esta tarde, y contarán mucho las ausencias. Hay mucha cautela, y llamativo silencio, en ese bloque. La falta de apoyo podría ser decisiva para que De Vido renuncie, para no someterse al debate de mañana en un recinto inflamado por las acusaciones en su contra, debate en el cual no participaría, ya estando de licencia.

Para desaforar a un diputado se necesitan los dos tercios de los presentes. Si los 257 diputados se sentaran en sus bancas, 172 votos. Cambiemos ya reunió unos 160 votos seguros. Y pesarían las ausencias.

A fines de julio Cambiemos buscó echar a de Vido por “inhabilidad moral”. Fue una jugada política antes de las PASO, con una figura resistida por su posible inconstitucionalidad o por sentar un “precedente” cuestionado, por ejemplo, por la izquierda que votó en forma negativa temiendo que se utilice en legislaturas provinciales contra su espacio.

Pero ahora se trata de dos pedidos de desafuero y detención con prisión preventiva, hechos por la Justicia, y en la causa de YCRT, por la propia Cámara Federal que se lo ordenó al juez Luis Rodríguez.

Aunque está distanciado de la ex mandataria, la derrota de Cristina Kirchner en la Provincia también fue un punto en contra para De Vido. Los vientos de la política no soplan favorable a un escenario de resistencia de un bloque dividido. Clarín/

 

 

 

 

TRAS LA DERROTA, LOS GOBERNADORES ASPIRAN A RENACER EN EL CONGRESO

Quieren negociar con Macri desde la fortaleza que les aportan sus legisladores en el Parlamento
Conscientes del durísimo golpe que sufrieron el domingo, los gobernadores quieren pasar el mal trago lo más rápido posible. Los esperan un cara a cara con Mauricio Macri y el comienzo de una discusión clave por el tema que más los inquieta: el futuro de sus finanzas.
El propio Presidente adelantó ayer que la agenda para las próximas semanas incluye las reformas laboral y tributaria. Habló sin matices de “reformismo permanente”, como sello de los tiempos que vienen después de la contundente victoria de Cambiemos en casi todo el país.
Aun los gobernadores que sufrieron las derrotas más estrepitosas, como Juan Manuel Urtubey en Salta, Juan Schiaretti en Córdoba, Domingo Peppo en Chaco y Sergio Casas en La Rioja, saben que cuentan con un arma clave para enfrentar lo que viene en el vínculo con un gobierno nacional exultante y henchido de capital político: los votos en el Congreso.
O, como lo describió un colaborador de un gobernador de una provincia del centro: “Ayer [por anteayer] terminamos de contar los votos de las urnas. A partir de hoy empezamos a contar votos en el Congreso”, dijo a LA NACION.
La frase es elocuente. Una vez superado el trauma por el pésimo saldo del domingo, los gobernadores van a volver a actuar en bloque y a hacer sentir su influencia en el Congreso, sobre todo a partir de la asunción de los nuevos diputados y senadores el próximo 10 de diciembre.
“Macri no tiene mayoría en el Congreso. Acá, una mano lava la otra. Ningún gobernador va a ir a Buenos Aires para volverse a su provincia con menos plata”, aportó el ladero de otro gobernador.
En la próxima Cámara de Diputados, el bloque de Cambiemos tendrá 107 miembros. Dependerá de al menos 22 para tener quórum y de otro tanto para avanzar con las reformas que el Gobierno tiene en mente. El PJ no kirchnerista sumará 41 diputados. En el Senado, el acuerdo con el peronismo también será indispensable. La bancada oficialista sumará 24 senadores y el PJ, 23. El quórum en la Cámara alta requiere 37 legisladores.
Otro eje de la estrategia de los gobernadores para amortiguar el domingo fatal será moverse en bloque. Más allá de que cada distrito sostiene demandas particulares frente a la Nación, los caciques provinciales pondrán en primer plano los temas que los afectan como conjunto.
La idea es buena, pero su ejecución no parece tan fácil. Controlar los movimientos de una docena de gobernadores que tienen vínculos de distinta intensidad y cercanía con la Casa Rosada parece utópico.
Sin fecha
Originalmente, la reunión entre Macri y los gobernadores estaba prevista para este viernes. Finalmente, el Presidente decidió desdoblar la cita. En primera instancia, probablemente el lunes próximo, tiene previsto ampliar la convocatoria y generar una gran foto que, además de a los gobernadores, incluya a legisladores, sindicalistas y empresarios. Recién después, en los días siguientes, avanzará con reuniones por sector.
A los gobernadores, la postergación del mano a mano con el Presidente les viene bien. Varios lo admitieron ayer a LA NACION . El hecho de que la reunión no tenga fecha les sirve para lamerse las heridas del domingo antes de encarar lo que viene.
La agenda es intensa. Incluye el presupuesto, que entre otras cosas, y en contra del reclamo de los gobernadores, no prevé cambios en el reparto de la recaudación del impuesto al cheque. El proyecto del Poder Ejecutivo establece que la distribución siga siendo del 70 por ciento para la Nación y del 30 por ciento restante para las provincias, que, en cambio, reclaman que esos recursos se coparticipen al 100 por ciento.
Además del presupuesto, la posición de los gobernadores, y de los legisladores sobre los que tengan influencia en el Congreso, será clave para la discusión de la reforma tributaria que planea Macri. Los mandatarios provinciales dan por hecho que la iniciativa oficial incluirá, entre otros puntos, una reducción de Ingresos Brutos, impuesto que recaudan las provincias y que representa más del 70 por ciento de sus ingresos tributarios. También está pendiente el fallo de la Corte Suprema sobre el reclamo de la provincia de Buenos Aires por el Fondo del Conurbano. Los gobernadores quieren que Macri habilite una negociación política más allá de lo que decida el máximo tribunal.
Con las alforjas semivacías de votos, pero llenas de temas pendientes que afectan directamente las billeteras de sus provincias, los gobernadores esperan dejar atrás cuanto antes el peor domingo de los últimos años y poner la mira en lo que viene.
Claves de una agenda cargada
Reforma tributaria
Macri ratificó que quiere avanzar con los cambios en el corto plazo. El apoyo de los gobernadores es crucial para avanzar
Reforma laboral
Los gobernadores ven con buenos ojos los cambios “por sector” que impulsa el Gobierno, pero no van a apoyar modificarlos
Fondo del Conurbano
El fallo de la Corte sobre el reclamo de Buenos Aires no será inmediato, pero preocupa a todos los gobernadores por igual
Reforma tributaria
Aunque la Casa Rosada asegura que las modificaciones al régimen jubilatorio no están aún en agenda, el tema preocupa a los jefes provinciales. La Nación/

 

 

 

UNA OPORTUNIDAD DE RECONCILIAR DEMOCRACIA Y CAPITALISMO 

Fortalecido, el Gobierno podría correr el centro de gravedad de la actividad económica
Anteayer, Cambiemos dio un paso adelante en demostrar que su gobierno no es de, para y por los ricos. Ganar una elección de medio término no es una proeza, pero que Cambiemos se haya impuesto en la provincia de Buenos Aires, con un candidato ignoto para el elector medio, sobre Cristina Kirchner muestra que ese supuesto ha tropezado también con las urnas. ¿Estamos delante de una inusitada hegemonía capitalista de larga duración, en la que la elite de Cambiemos logra articular su visión de la Argentina con las expectativas de prosperidad y de sutura de la terrible fractura social que nos afecta hacia un país “donde todos los argentinos vivamos mejor”? ¿Estamos delante de un auténtico cambio cultural o todo quedará en agua de borrajas? Al menos, este primer paso que corona dos años de gobierno ha sido dado.
Foto: LA NACION
Cambiemos se impuso por el 40% de los votos; triunfó bien, demasiado bien. Aun así, más de la mitad de los argentinos respaldó otras alternativas. Esto es bueno: una inmensa minoría gobernante fortalecida en las urnas y con mayor margen de acción política actuará en un espacio ocupado por fuerzas políticas con capacidad de contestación. Se trata de una “oportunidad histórica”.
Apenas una oportunidad, nada definitivo, para que un partido de “centroderecha” con votos pueda correr el centro de gravedad de la vida económica hacia una sinergia entre el mercado y el Estado que hoy apenas imaginamos, con acompañamiento de amplias mayorías y cierta cooperación plural de fuerzas políticas, colocando al país en una trayectoria nueva de largo plazo. Por ahora, una fuerza política que declara tener esas orientaciones se ha consolidado un poco. Y también, la oportunidad para reconciliar el capitalismo, capaz de crear prosperidad, con la democracia, que tiene el deber de incidir en la distribución de esa prosperidad creando una sociedad más justa, idealmente con “pobreza cero”. No sabemos si Cambiemos logrará colocar al país en esta trayectoria, pero su recorrido llevará, por cierto, años.
El electorado premió una gestión. Mediocre, pero no se votó puramente contra el kirchnerismo, como en 2015. Se votó, en parte, a favor del Gobierno. El desempeño económico es una clave, pero el Gobierno no presenta éxitos rutilantes como fueron el Plan Austral y la convertibilidad. Más bien ha evitado grandes desastres potenciales, concretó una modesta recuperación con caída de la inflación y dio algunas señales de modernización económica.
Pero importan dimensiones político-institucionales. Cambiemos tiene el mérito de haber gobernado lejos de la emergencia permanente institucionalizada y sin concebir el poder como un juego de suma cero. ¿Fue así porque estaba en minoría en ambas cámaras? Tal vez esta hipótesis sea demasiado ingenua. En la Argentina, los instrumentos de discrecionalismo presidencial son muy poderosos, y el Presidente podría haber seguido el camino de la excepción y el decretismo. No lo hizo, e inauguró un escenario político-institucional inédito, lejos de decisionismo presidencialista. Promulgó la muy reclamada ley de acceso a la información pública. La ley de emergencia económica, que Cristina hizo prorrogar, el Gobierno se comprometió a extinguirla a fines de este año. Sobre los superpoderes, impulsó legislación que los limitó severamente y a término fijo. En gran medida, el Congreso cogobernó desde 2017. Los DNU son instrumentos legítimos de gobierno si son empleados con prudencia. Ante la adversa correlación parlamentaria, Macri emitió 27 DNU en dos años: no indican una clave decisionista crónica o institucionalizada. Si la retórica algo importa, el presidente Macri no parece, hasta ahora, pretender encarnar la Nación.
El hecho de que el Gobierno no disfrute por los próximos dos años de mayorías propias, y tenga apenas cinco gobernadores, es prometedor: un lapso presidencial completo en estas condiciones puede contribuir a la creación de una cultura institucional de negociación lejana del unilateralismo. Cuando el Gobierno rehúsa desplazar a Gils Carbó por decreto, podemos atribuirle intenciones malévolas, pero también podemos pensar que se está orientando por ciertos caminos de los que luego será más difícil apartarse (path dependence).
Otro mérito moderado estriba en cierta restitución de capacidades al Estado (más eficacia y eficiencia sin llevar a cabo expulsiones masivas de trabajadores, y revalorizando a gran parte del personal preexistente) y una distancia fuerte con las prácticas de corrupción generalizada y clientelismo y administración de los pobres. Junto a una expresiva ampliación del sistema de protección social. La demandada restitución del orden público no ha merecido más que una respuesta muy prudente y consistente con el entendimiento de que las fuerzas de seguridad no son muy confiables. La lenidad oficial es correcta, pero debe acompañarse de una activa reconstrucción de los instrumentos institucionales de enforcement.
Una administración de méritos mediocres está logrando enterrar al kirchnerismo (hazaña que el peronismo no se sentirá obligado a agradecer). El triunfo en Buenos Aires no puede ser leído sólo en clave anti-K. Importa también el valor positivo de una gestión. Junto a la derrota de CFK y los gratos resultados en Santa Fe o Salta, el Gobierno recogió un triunfo aplastante pero ambivalente en la “ciudad puerto”, donde fue plebiscitada Lilita Carrió. Esto tiene un lado malo y un lado bueno. El malo es que el electorado ha consagrado a una figura que se considera a sí misma la encarnación de la verdad y de la ética política, y que carece de las virtudes de prudencia y mesura que podrían ser garantías contra su propia perdición. La parresia griega, la personalización de la verdad sin importar consecuencias se han puesto a la orden del día. El lado bueno es la consolidación, al interior de la coalición, de una contrafigura en condiciones de ejercer algún contrapeso al Presidente. Es un rol que Rodríguez Larreta no puede desempeñar y que María Eugenia Vidal no debe ni quiere hacer.
Con un triunfo tan significativo, será importante que el Gobierno evite el síndrome de Hubris, la desmesura. El peligro descansa en la tentación de rearmar la fuerza política propia confiriéndole homogeneidad, disciplina y vocación hegemónica. Entre tanto, es patente que el Gobierno deberá decidir una estrategia de cooperación política, con la búsqueda de acuerdos caso por caso en un extremo y la formación de una coalición de gobierno en el otro. Pero si quiere reformas correctas y perdurables, deberá continuar con el gradualismo y la negociación. La imposición unilateral o la inacción son inconcebibles. Casos como la reforma laboral, las obras sociales o los subsidios crónicos a empresarios ilustran el tema.
Sobre las alternativas de cooperación política, una expresión de Marcos Peña viene a cuento: “Estamos de paso”. Excelente, pero debería completarse: “Estamos de paso, pero las políticas que formulamos e implementamos” están para quedarse. Eso significa que otros actores políticos y sociales deberán asumirlas como propias. ¿Cómo? Lo mejor es incorporar en la formulación e implementación, lo antes que se pueda, a los actores extragubernamentales. Naturalmente, esto planteará dilemas a los peronistas no kirchneristas. Cooperar ¿no equivale a pavimentar el camino a una segunda presidencia de Macri? En todo caso, el Gobierno cuenta con incentivos (fiscales y políticos) para dar tiempo al tiempo. La Nación/

 

 

 

ELECCIONES LEGISLATIVAS LA DISTRIBUCIÓN DE FUERZAS 
LA NUEVA COMPOSICIÓN DEL CONGRESO

Tras las elecciones llegarán a ambas cámaras legisladores con perfiles distintos y con antecedentes curiosos
Magdalena Sierra
UNIDAD CIUDADANA
Es la esposa de Jorge Ferraresi, intendente de Avellaneda, distrito fiel de Cristina Kirchner y en donde la ex presidenta instaló su búnker. Sierra se ubicó 11ª en la lista de diputados y actualmente ocupa el cargo de senadora provincial. Este año recibió una restricción perimetral por agresiones físicas a la concejala’del macrismo María Balbuena, ex esposa del viejo cacique local “Cacho’’ Álvarez. Sierra negó las agresiones.

Pablo Ansaloni
CAMBIEMOS
Ansaloni entró en el puesto 14 de las 15 bancas que consiguió Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, lista que encabezaba Graciela Ocaña. Ansaloni proviene del partido Fe y es uno de los referentes de laUatre (peones rurales) que respondía al difunto sindicalista aliado al macrismo, Gerónimo “Momo” Venegas. En 2015 Ansaloni se postuló como intendente de Colón por Cambiemos y quedó en segundo lugar.

Josefina Mendoza
CAMBIEMOS
Se trata de la candidata más joven que ocupará una banca en la Cámara baja. Con 25 años; ingresó décima en la lista de Cambiemos de la provincia de Buenos Aires. Mendoza es radical y ya tiene roce político porque desde 2014 preside la Federación Universitaria Argentina (FUA). Militó en Franja Morada cuando asistió a la Universidad Nacional del Centro. Es oriunda de Daireaux.

Leopoldo Moreau
UNIDAD CIUDADANA
Ex radical o “radical K”, Moreau permaneció durante años relativamente fuera del radar. Sus últimas apariciones rimbombantes habían sido durante el gobierno de Fernando de la Rúa. Sin embargo, tras las PASO, se ubicó como vocero de Cristina Kirchner para denunciar la manipulación en la carga de los resultados. Con 70 años y varias décadas en la política, ingresó octavo en la lista de Unidad Ciudadana.

Eugenia Catalfamo
FRENTE JUSTICIALISTA
Viendo los resultados de las PASO en San Luis, Catalfamo se quedaba fuera del Senado. Sin embargo, con un inesperado revés, la lista que encabezó Adolfo Rodríguez Saá repuntó 17 puntos desde la elección anterior y se hizo con las dos bancas que se ponían en juego. La elección de Catalfamo, un cuadro joven, sorprendió ya que se esperaba que fuera Negre de Alonso quien ocupara ese lugar.

Facundo Suárez Lastra
CAMBIEMOS
Designado por Raúl Alfonsín, fue intendente porteño entre 1987 y 1989. De origen radical, apostó por la alianza con Pro y la CC,y el domingo pasado accedió a una banca como diputado nacional (estaba séptimo en la nómina de Cambiemos). Suárez Lastra, asiduo panelista televisivo, se desempeñó además como secretario de Justicia y Seguridad de Aníbal Ibarra en el gobierno porteño; renunció en 2012.

Marcela Campagnoli
CAMBIEMOS
Hermana del fiscal José María Campagnoli, arribará al Congreso de la mano de su amiga Elisa Carrió. Hizo su carrera política en el distrito de Pilar. Primero, como candidata de Recrear, el partido de Ricardo López Murphy. Acompañó a Carrió en sus derrotas electorales hasta que en 2015, finalmente, con la gestión del intendente de Cambiemos Nicolás Ducoté, en Pilar, fue nombrada al frente de la Secretaría de Educación.

Alejandra Rodenas
FRENTE JUSTICIALISTA
Fue jueza penal de Rosario durante 18 años e hija de un ex presidente de Rosario Central, compitió en la interna del peronismo de Santa Fe con él kirchnerista Agustín Rossi. Tras las PASO, integró la lista del PJ como representante por la minoría. Como magistrada, tuvo en sus manos expedientes sensibles, como la causa contra Los Monos, la peligrosa banda de narcotraficantes de esa provincia.

Alma Sapag
MOV. POPULAR NEUQUINO
Si bien el Movimiento Popular Neuquino (MPN), histórico partido que gobierna la provincia desde hace décadas, fue derrotado en las urnas por un candidato parcialmente desconocido de Cambiemos, el apellido Sapag -fundador del partido- ingresará a la Cámara baja. Alma es hermana del ex gobernador y actual vicepresidenta primera de la Legislatura neuquina. Era la cabeza de lista de su provincia.

Laura Russo
UNIDAD CIUDADANA
Ingresó en el último lugar en la lista de Unidad Ciudadana. Al igual que Sierra, también es una de las primeras damas del conurbano: es la esposa del intendente de Escobar, Ariel Sujarchuk, alineado con el kirchnerismo. Russo también entra en la categoría de jóvenes que ingresarán al Congreso: tiene 35 años y, según adelantó, se preocupará por impulsar proyectos que fortalezcan las universidades y a los jóvenes.

Hugo Yasky
UNIDAD CIUDADANA
El líder de la CTA es otro de los representantes sindicales que se ganaron un lugar en la Cámara baja. Desde 2006 es secretario general de esa central obrera y también fue secretario de la Ctera. Junto con la Corriente Federal, que lidera el bancario Sergio Palazzo, la CTA fue el principal sostén sindical de Cristina en la campaña. Durante el kirchnerismo, Yasky se mantuvo alineado con el gobierno, y adoptó un perfil combativo luego de la asunción de Mauricio Macri.

Daniel Scioli
UNIDAD CIUDADANA
El ex candidato a presidente y ex gobernador de Buenos Aires bajó súbitamente el perfil luego de su derrota en los comicios de 2015. Sólo apareció vinculado a algunos casos de corrupción y también al escándalo mediático que significó el embarazo y la separación de su novia, la modelo Gisela Berger (que anoche dio a luz al hijo de ambos). Si bien Scioli participó de recorridas en la campaña por el conurbano -como una suerte de suplente de Cristina-, lo hizo lejos de los flashes.

Romina Del Plá
FRENTE DE IZQUIERDA (FIT)
Su nombre trascendió fuertemente cuando se enfrentó a la conducción de Roberto Baradel en Suteba. Docente del Partido Obrero, Dél Plá ingresó al Congreso como diputada nacional por la provincia de Buenos Aires, debajo del referente del FTT, Nicolás del Caño, en una elección histórica para la izquierda. Una particularidad es que el padre de Del Plá, Miguel, también fue candidato en estas elecciones. Se postuló al Senado en Santa Cruz .aunque no obtuvo su banca.

Claudia Ledesma
FTE. CÍVICO POR SANTIAGO
Ledesma pertenece a la dinastía que, junto a su marido, Gerardo Zamora, conduce Santiago del Estero desde hace años. Zamora (que ocupa una banca en el Senado) se consagró el domingo como gobernador y recibirá la banda de su esposa, actual jefa provincial, que ahora integrará la Cámara baja. La lista de Ledesma arrasó en la provincia con casi el 70% de los votos, por lo que, con ese resultado, obtuvo cómodamente las tres bancas que se ponían en juego en el distrito. La Nación/

 

 

 

PEÑA, FRIGERIO Y SALVAI, LAS ESTRELLAS EN ASCENSO EN EL MUNDO DE CAMBIEMOS 

Tras el triunfo de anteayer, Macri se posiciona para su reelección; Durán Barba, Bullrich, Carrió y Rodríguez Larreta se consolidan
Hacia dentro del Gobierno, el primer ganador de anteayer fue el presidente Mauricio Macri. Además de lograr más fuerza para negociar un gran acuerdo con la oposición para avanzar en su programa, se le abrió la posibilidad de reelección en 2019: Cambiemos quedó a menos de 5 puntos del 45% necesario para ganar en primera vuelta y el PJ quedó disperso en liderazgos derrotados.
En la interna del oficialismo, además, todos coinciden en que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quedó consagrado como el “gran cerebro político” del Gobierno, según pudo saber LA NACION . “Hoy es el cerebro indiscutido: diseñó la estrategia electoral en todo el país y dirigió el comando de campaña electoral”, dijo un funcionario que no milita con Peña. “Ganó todas las batallas y todas las elecciones”, agregó.
Logró que Cambiemos venciera a la ex presidenta Cristina Kirchner, pero al mismo tiempo, por la caída de otros presidenciables peronistas, ella mantendrá algo de fuerza como para dividir al PJ. Era justo lo que quería el jefe de Gabinete.
El ala política tradicional que encabeza Emilio Monzó quería batir a Cristina Kirchner y aislarla para construir acuerdos de largo plazo con el “peronismo republicano”. Peña acepta el diálogo, pero quiere fragmentar al PJ con miras a 2019.
“Peña tiene una visión moderna. Monzó, la tradicional. Ganó Marcos”, dicen en el Gobierno.
Debajo de Peña, el gran ganador fue el asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba. Lo subieron al escenario triunfal del búnker de Costa Salguero. Fue un gesto inédito. Durán Barba es un subordinado de Peña.
En cambio, las figuras consolidadas con proyección electoral nacional pasaron a ser la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, por derrotar a Cristina en Buenos Aires, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por sacar del mapa a Martín Lousteau, de Evolución. Era el rival a vencer.
Los candidatos triunfantes Esteban Bullrich, Graciela Ocaña y Elisa Carrió también quedaron bien parados. De ellos, Carrió podría saltar al plano nacional. Es la única que podría generar tensiones con Macri: los DNU, las leyes, las designaciones, todo lo revisará.
Carrió quedó bajo fuego por los errores en el caso Maldonado. Pero Vidal la rescató en Costa Salguero durante su discurso triunfal.
También Diego Santilli, vicejefe de gobierno porteño, fue clave en el triunfo porteño. “Esteban Bullrich se alineó. Luego de unos errores, aceptó el segundo plano -Vidal fue la candidata virtual-, trabajó como nadie, fue a todos los pueblos, y podría ser jefe del bloque de Cambiemos en el Senado”, dicen.
La figura más ascendente del entorno de Vidal pasó a ser Federico Salvai, su jefe de gabinete y jefe de campaña de Cambiemos-Buenos Aires. ¿Salvai es el Peña de Vidal? No. Hay una diferencia: Salvai es un operador todoterreno, Peña es el cerebro político. Salvai habla con intendentes, legisladores y punteros. Vidal le agradeció especialmente en el festejo de Costa Salguero.
El Salvai de Macri es José Torello, operador en varios frentes: política, gestión y campaña. También quedó fortalecido, más allá de su amistad con Macri de toda la vida.
Para la relación con gobernadores, el hombre clave será ahora el ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio. Será operador del gran acuerdo con el PJ. Lo hará junto a Peña y al vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, otros que hablan con los mandatarios provinciales.
“No vamos a sumar al PJ. Cambiemos sumará cuadros del GEN y del Frente Renovador en distintos pueblos”, dijo un funcionario.
“Se fortaleció la sociedad entre Peña y Frigerio como armadores de Cambiemos en todo el país”, dijo una fuente de la Casa Rosada. El gran triunfo de Frigerio fue la victoria de Entre Ríos. Pero además recorrió todas las provincias con Macri, Peña y su viceministro, Sebastián García de Luca. ¿Qué pasó en San Luis y la Pampa? “Bajaron millones de pesos Alberto Rodríguez Saá y Carlos Verna. Hicieron una campaña a gobernador, no una legislativa”, dicen en la Casa Rosada.
En el Senado, Esteban Bullrich y Federico Pinedo serán nexos con el PJ. Emilio Monzó y Nicolás Massot lo serán en Diputados. Por encima de todos estarán Peña, Frigerio y Quintana, en ese orden jerárquico.
Las figuras emergentes en el interior: Martín Grande le ganó al gobernador Juan Manuel Urtubey en Salta; Julio Martínez venció a Carlos Menem en La Rioja, y Aída Ayala batió al gobernador Domingo Peppo y a su padrino Jorge Capitanich. La Nación/

 

 

LA JUSTICIA AVALÓ EL INGRESO DEL DIPUTADO PABLO TONELLI A LA MAGISTRATURA

 

El juez federal Enrique Lavié Pico rechazó ayer una acción de amparo promovida por un grupo de legisladores kirchneristas contra la designación del diputado oficialista Pablo Tonelli (PRO-Cambiemos) como representante de la Cámara de Diputados en el Consejo de la Magistratura de la Nación.

“Debe tenerse presente que la órbita de la acción de amparo no incluye someter a vigilancia judicial el desempeño de las funciones administrativas de otro poder para juzgar su acierto o desacierto”, expresó el magistrado al rechazar la vía intentada por los legisladores del bloque del Frente para la Victoria, según dice la sentencia, a la que Clarín tuvo acceso.

Los diputados kirchneristas se habían quejado de la decisión del presidente de la Cámara, Emilio Monzó, de comunicar al Consejo de la Magistratura en diciembre de 2015 la designación de Tonelli, ya que consideraban que la banca en ese organismo le correspondía a un miembro del bloque del Frente para la Victoria pues era en reemplazo de la saliente diputada Anabel Fernández Sagasti, de ese espacio político y electa senadora en las elecciones de ese año.

“La acción de amparo no puede comportar una solución a todos los problemas que puedan suscitarse y hay que reconocer su inherente limitación, ya que ésta acción no se admite en determinadas cuestiones, ni faculta a los jueces a sustituir los trámites ordinarios y requisitos previamente instituidos”, agregó Lavié Pico al fundamentar el rechazo al planteo de los diputados kirchneristas.

Tonelli integra el bloque no kirchnerista en el Consejo de la Magistratura, el órgano encargado de seleccionar a los futuros jueces y promover sus destituciones en caso de mal desempeño. De hecho, hoy hará de acusador en el juicio político contra el último magistrado suspendido por el organismo, el camarista federal Eduardo Freiler.

El juez Lavié Pico sostuvo que haber respondido favorablemente al planteo de los diputados kirchneristas “no solamente supondría el inadmisible reconocimiento de que los jueces sean llamados en auxilio de un grupo de legisladores que en realidad sólo se quejan de haber fracasado en el juego de las mayorías y minorías propio del sistema republicano y democrático garantizado por la Constitución Nacional, sino” que también “se produciría una ‘invasión del Poder Judicial’ en el ámbito de las potestades propias de los otros poderes de la Nación”.

Lavié Pico concentró los amparos que se habían diseminado en juzgados federales del interior del país presentados por legisladores de esas regiones contra la decisión de la Cámara de Diputados de designar a Tonelli. Incluso algunos de ellos obtuvieron inicialmente una respuesta favorable aunque finalmente los fallos fueron revocados por tribunales de apelaciones.

Entre otros, los diputados que promovieron la acción ahora rechazada por la Justicia, son María Luz Alonso, Francisco Furlán, Fabián Francioni, José Rossi, Analía Rach Quiroga, Gabriela Estévez, Nilda Carrizo y Verónica Mercado. Clarín/

 

 

 

IMPACTOS EN EL INTERIOR 

De Norte a Sur, las provincias trajeron resultados clave
La candidata a diputada se impuso con el 41,7% de los votos en Chaco sobre el oficialismo del gobernador local, Domingo Peppo. La victoria fue ajustada, por el 2,1%. Para Ayala, actual secretaria de Asuntos Municipales del Ministerio del Interior, fue una especie de revancha de 2015, cuando cayó ante Peppo por la gobernación.
Ariel Rauschenberger, La Pampa
El candidato del gobernador Carlos Verna se alzó con un apretado triunfo por sólo tres décimas sobre Cambiemos. En las PASO, había perdido y anteayer, con angustia, logró dar vuelta la taba. Con el gobernador con la campaña al hombro, el Partido Justicialista logró dos de las tres bancas en juego para diputados.
Mariano Arcioni, Chubut
Arcioni es el vicegobernador de Mario Das Neves en Chubut. El domingo se impuso y logró revertir la derrota que el oficialismo provincial había sufrido en las PASO a manos del Frente para la Victoria. Su boleta, Chubut Somos Todos, ganó con poco margen, por 2,1% de ventaja sobre la nómina de Cambiemos.
Atilio Benedetti, Entre Ríos
Cambiemos logró una importante victoria en Entre Ríos, con Benedetti como cabeza de la lista de diputados. Le sacó 15 puntos a la lista peronista del gobernador Gustavo Bordet, que había logrado aglutinar en su nómina a todos los sectores del PJ entrerriano. Con su 52,9%, Cambiemos se quedó con tres bancas.
María Emilia Soria, Río Negro
El Frente para la Victoria llegó al 49,3% en Río Negro y se impuso a Cambiemos. La candidata ganadora fue María Emilia Soria, hija de Carlos Soria, gobernador de la provincia que falleció en 2012, asesinado por su mujer. El actual mandatario, Alberto Weretilneck, bajó la lista de candidatos de su partido antes de la elección.
David Schlereth, Neuquén
Con Schlereth al frente de la boleta de diputados, Cambiemos dio un golpe al vencer al Movimiento Popular Neuquino, el partido provincial que controla el poder local. Con un 28,1% de los votos, Schlereth confirmó la victoria de Cambiemos de las PASO y dio una sorpresa, al derrotar a una fuerza casi imbatible en Neuquén.
Martín Pérez, Tierra del Fuego
Enrolado en La Cámpora, Pérez doblegó en Tierra del Fuego a las listas de la gobernadora, Rosana Bertone, y a la de Cambiemos. El Frente Ciudadano y Social, la fuerza de Pérez, venció a Cambiemos apenas por 0,2%, y a Tierra de Unión, de Bertone, por 6,7%. Pérez es diputado nacional, por lo que logró revalidar su banca.
Gustavo Saadi, Catamarca
El apellido Saadi sigue presente en la política de Catamarca. Anteayer, Gustavo Saadi ganó una banca en la Cámara de Diputados de la Nación desde la boleta del oficialismo (Frente Justicialista para la Victoria), que se impuso por seis puntos a Cambiemos. Es ministro de Gobierno de Lucía Corpacci y primo de Ramón Saadi. La Nación/

 

 

 

MACRI VS. MACRI: LA TENTACIÓN DE IR POR TODO RUMBO A 2019

 

Cuando en Costa Salguero ya sonaba Tan Biónica y la postal era de euforia -las pantallas iban exhibiendo resultados holgados en las cinco provincias más grandes-, Mauricio Macri buscó en la agenda de su celular el contacto de Rogelio Frigerio:

-Che, ¿Qué pasó en San Luis?– preguntó el Presidente.

-Los Rodríguez Saá pusieron mucha guita. Entregaron subsidios, casas, prometieron de todo. Lo dieron vuelta-contestó el ministro.

La voracidad política es también una característica de Macri. Es natural que a muchos les sorprenda porque hasta poco antes de las elecciones de 2015 él era capaz de decir en cualquier reunión que si no le tocaba llegar a la Casa Rosada podía seguir viviendo tranquilamente, tal vez en Roma, con Juliana Awada y su hija Antonia. Esa reflexión enfurecía a quienes querían ver fuera del poder al kirchnerismo. Decían que le faltaba ambición. Que así no iba a llegar. Pero no es justamente la ambición un rasgo del que carezca Macri. Que no lo exprese, o que pueda disimularlo, es otra cosa. Hace poco alguien le preguntó si sufría el poder. ¿Si lo sufro?- repreguntó. Se debe haber quedado pensando porque al otro día planteó la inquietud en una reunión de Gabinete. “Ayer me preguntaron si yo sufría el poder, ¿ustedes qué piensan?”, quiso saber.

Por estas horas de ola exitista, en la Casa Rosada creen que Macri no sólo está cómodo en su sillón sino que ya piensa en ir por la reelección. Una meta que no nació de la noche a la mañana, pero que se reforzó después de los resultados del domingo. El mismo camino seguirán Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad y María Eugenia Vidal en la provincia. “Esto está pensado para veinte años. Lo único que nos diferencia de los peronistas es que acá nadie va a soñar con la re re. Cuando Mauricio termine se irá y buscará dejar a otro de su equipo, como hizo en la Ciudad. Lo mismo que Horacio y Mariú”, dice uno hombre que conoce todos los movimientos internos.

El plan 2019 encontraría al macrismo frente a un escenario inédito. Siempre corrió de atrás, bajo el halo de la subestimación de la clase dirigente. Hay un funcionario influyente que cada tanto recuerda, por ejemplo, que Hugo Moyano llegó a decir que Macri sabía tanto de armado político como él de capar monos. Ya son muchos menos los opositores que ubican al fundador del PRO en ese lugar, y ese giro -más allá de la reivindicación- podría provocar trastornos. Una reconversión de la estrategia antimacrista, por caso.

Es una lectura que hacen quienes trabajan en el proyecto reeleccionista. Elucubran que el peronismo se va a reunificar en torno a un grupo de gobernadores que “también quiere entrar al siglo XXI”. Los macristas levantaron siempre la bandera de “lo nuevo”. Cualquier amenaza en ese sentido puede alterar el ánimo.

“La carrera que inicia Macri es contra él mismo. Si le va bien se queda, si le va mal se tendrá que ir”, cuenta uno de los pensadores de Cambiemos. Entre otras cosas, porque difícilmente tenga al kirchnerismo enfrente para polarizar. Esa carta podría tener fecha de vencimiento, sobre todo si la Justicia sigue avanzando contra la ex presidenta. “Se abre una etapa nueva porque con Cristina era más fácil. No había posibilidades de perder contra ella. La incógnita es si los que enfrentan a Cambiemos puede generar una nueva figura”, admite un encuestador que cada tanto trabaja para el oficialismo. En el universo oficialista deslizan que hay otro factor de riesgo: caer en la soberbia y pensar, como han pensado otros presidentes, que se puede ir por todo.

Macri viene de recoger el 42 por ciento de los votos a nivel nacional, sin llevar en la boleta ni su nombre ni el de Vidal. Y de establecer marcas históricas: su fuerza ganó, como Raúl Alfonsín -ni Menem ni los Kirchner lo haría luego- la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Mendoza y Ciudad de Buenos Aires, que representan el 66 por ciento del padrón nacional. Con varios hechos impensandos hasta hace dos años. Esteban Bullrich sacó frente a Cristina mejor porcentaje de sufragios que el que la actual gobernadora obtuvo frente a Aníbal Fernández. Cambiemos ganó en siete de las ocho divisiones territoriales y en la sección en la que perdió -la tercera, que incluye La Matanza, Florencio Varela, Avellaneda, entre otras localidades de tradición peronista- redujo la diferencia a 10 puntos, o sea, a la mitad de la que hubo en las PASO.

A Jaime Durán Barba le ha gustado siempre que sus clientes asistan a las elecciones en condición de punto, una coincidencia que comparte con Marcos Peña, el jefe de Gabinete. De ahí que nunca difunden encuestas cuando marchan primeros, una costumbre que nació en 2007, cuando Daniel Filmus y Jorge Telerman se peleaban por tratar de instalar que ellos iban arriba. Con la foto de hoy, esa estrategia, casi de victimización, tendría que reverse.

En su “defensa de la debilidad” el asesor ecuatoriano acostumbra a afirmar que para ganar no hay que mostrarse poderoso porque “a nadie le gusta ver a Goliat pateando a David en el suelo”. Es una frase que tomó del best seller Malcolm Gladwell y que recita tanto que más de un funcionario fue y se compró el libro.

Sin embargo, ya se ha dicho mil veces que una cosa es ganar la elección y otra gobernar. Macri tiene en su mente avanzar más rápido que hasta ahora, con todo lo que eso implica. Aunque no abandonará el gradualismo económico -o al menos eso dice-, presentará su plataforma de reformas la próxima semana. Ayer, en un breve contacto con los periodistas acreditados en la Casa de Gobierno, dijo que la convocatoria al diálogo de distintos actores sociales será una apuesta fuerte. Lo expresó así: “Vamos a hacer reformas en todos los campos: institucionales, económicas, políticas, electorales y la reforma tributaria”. La mesa está servida y será más grande de lo que se anunciaba. Esa es otra cosa que cambió después del paso por las urnas. Clarín/

 

 

 

CRISTINA KIRCHNER BUSCA MOSTRARSE FUERTE EN LA INTERNA DEL PJ PARA EVITAR FUGAS

 

4.938.096. Esa cifra es la cantidad de votos que Cristina Kirchner cuenta como propios en el país. Se basa en el resultado del 22-O y en un sumatoria voluntariosa, que acumula el caudal de votantes que las boletas ultra K lograron a nivel nacional.

El mediomundo cristinista barre desde la bonaerense Unidad Ciudadana al Frente Social fueguino, computa los 150 mil votos K en Salta y los 70 mil en Chaco, la colecta de Unidad Porteña y, entre otros, lo que juntó Gildo Insfrán en Formosa.

Son casi 5 millones de votos que se nutren de once listas K, más otras aliadas, pero no suma otras de perfil difuso como el frente santafesino, el mendocino o los Rodríguez Saá. Es ese caso, forzando la cuenta, llega a 5,8 millones, un 22% nacional. Un INDEC político.

Desde la noche del domingo, esa matemática intoxica la atmósfera K y aporta el insumo para la principal matriz argumental con la que Cristina minimiza su derrota frente a Esteban Bullrich: perdieron todos los peronistas.

Sobre la medianoche, luego de charlar con el catalán Antoní Gutiérrez Rubí, revisar datos con su hijo Máximo y esperar datos con Jorge Taiana y Daniel Scioli, Cristina se enfocó más en los tropiezos de otros opositores que en el suyo.

Para eso, simplificó escenarios. En Salta, el candidato K “Oso” Leavi, sacó casi 22,5%, votos que sin lista K seguro iban a la tira patrocinada por Urtubey. Más simple: la ex presidente colaboró con la derrota del cacique salteño que la demoniza.

El relato K es que Cristina es la menos rota del tendal de heridos que dejó el tsunami amarillo del último domingo, que ninguno de los peronistas que la desafió abiertamente sobrevivió al 22-O y que, sobre todo, se desdibujo la otra orilla, la anti K, dentro del universo panperonista.

“Es la principal figura opositora, es la única que tiene peso nacional y sacó 37 puntos a pesar del ataque de los medios y de los jueces”, le recita a Clarín un operador que estuvo con ella en el VIP de Arsenal.

Con ese dictamen, el plan cristinista para estas semanas consistirá en martillar sobre la inevitabilidad de Cristina en el ring: que ella deberá “bendecir” cuando se discuta la jefatura del PJ bonaerense y opinará en el reparto de espacios legislativos.

Cristina apuesta a una carta brava. Que los intendentes y dirigentes, que los legisladores y caciques, los bonaerenses y los de otros territorios, se queden sin campamento al cual migraren caso que quieran desmarcarse de ella.

Lo que ocurrió con Massa y Randazzo constituye, según los K, experiencias que servirán para obturar cualquier rebeldía al menos en el corto plazo. Supone, a simple vista, que Cristina entiende que ese riesgo está latente y que debe prevenir fugas.

El club de los intendentes ganadores es reducido y está disperso. Se perfila, además, la discusión por el PJ bonaerense que puede sumar malestar.

En el Patria Cristina ayer reunió a los diputados electos -salvo Daniel Scioli que fue padre- para dar una señal de que empezó a moverse. Tiene, el jueves, otra escala: debe declarar ante el juez Claudio Bonadío. Clarín/

 

 

 

CAMBIEMOS SUEÑA CON EL NÚMERO 45 

En foco
Eduardo van der Kooy
“Para pensar en el 2019 hay tiempo. Mauricio Macri se sacó de encima con esa evasiva una pregunta en la rueda de prensa que ofreció en la Casa Rosada el día después de la victoria. Aquel interrogante apuntó a su segundo mandato. A la reelección. Una cuestión visiblemente incómoda cuando el Presidente está todavía bocetando la cumbre con los gobernadores peronistas para intentar poner en marcha las reformas que pregona.
El problema, entonces, sería la coyuntura. No el proyecto. Macri durante la campaña blanqueó que está abierto a aquella posibilidad. Lo hizo el 28 de septiembre a la agencia de noticias económicas Bloomberg. No insistió por dos razones. María Eugenia Vidal consideró inconveniente agitar el tema cuando la elección en Buenos Aires, a esa altura, no parecía definitivamente cerrada. Luego empezó a crecer la crisis en torno a la tragedia de Santiago Maldonado, cuyo cadáver, tras 79 días de incertidumbre, apareció flotando en el rio Chubut, en jurisdicción del territorio sagrado mapuche.
Si Macri se animó a hablar de la continuidad mucho antes de tener los resultados en la mano, el desenlace del domingo lo habría catapultado de manera definitiva. Pero se cuidará durante buen tiempo de mantenerlo bajo llave. El Presidente debe colocar en marcha reformas económicas y laborales que no serán indiferentes a la piel de la sociedad. Tendrá que ver como logra administrar el valioso capital que recogió en las legislativas.
El proyecto reeleccionista tiene de arranque dos vigas maestras. Macri se apoderó del pentágono político de la Argentina. A saber: la Ciudad, Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Mendoza. Casi el 70% del total de los sufragios disponibles. Cristina Fernández resultó derrotada pero es, pese a eso, la dirigente que puede exhibir el mayor volumen de votos. Un doble incordio beneficioso: la permanencia de la ex presidenta en el principal espacio opositor; la segura crisis peronista.
La continuidad dispondría de otras fortalezas. Cambiemos se ha convertido en la marca política más reconocida en el país. Por encima del PJ y de la desgranada UCR. Una señal de los nuevos vientos. Tanta sería aquella solidez que disimuló alguna falencia en la crucial victoria en Buenos Aires. El binomio de candidatos a senadores Esteban Bullrich y Gladys González llegó al último día con un grado de desconocimiento popular en la Provincia que orilló el 15%. De todas formas ganó con claridad. Los empujó el sello de la coalición oficialista y el papel que Vidal desempeñó en la campaña.
También se podría reparar en la progresión de Cambiemos desde que salió al ruedo electoral. Debutó en las PASO del 2015 reuniendo el 30.12 de los votos. Fraccionados de esta manera: 24.50% para Macri; 3.34 para el radical Ernesto Sanz y 2.28 para Elisa Carrió. En octubre del mismo año escaló hasta el 34.15%. El balotaje fue otra historia. Pero con los cómputos provisionales del domingo Cambiemos se cortó como la mayor fuerza nacional con alrededor del 42%. El kirchnerismo, con playón en Buenos Aires, quedó con casi 22. Las otras vertientes peronistas con el 15%.
Mirado así el panorama, Cambiemos y, en especial el macrismo, tendrían derecho a la ilusión. La coalición creció 12 puntos desde las PASO del 2015. Ocho puntos si se toma en cuenta la elección de octubre. Hace apenas dos años. La comparación con las fuerzas restantes arrojaría otra conclusión. El Gobierno dispone ahora de 10 puntos de ventaja sobre el segundo. La diferencia hipotética que le permitiría a Macri imponerse en una primera vuelta sin recurrir a un azaroso balotaje.
Ese escenario sería remoto y más frágil que un cristal. Porque requeriría para mantenerse de condiciones convergentes casi mágicas. Que el Gobierno transite sin pérdida de caudal el año próximo durante el cual el reordenamiento económico será la prioridad. Que Cristina mantenga con el Frente de Unidad Ciudadana apartado al pejotismo. Que éste, por otra parte, quede atrapado en su impotencia. Demasiadas coincidencias.
Por esa razón los diseñadores de la reelección presidencial se asoman a otra ventana. Continuar ampliando la base electoral de Cambiemos. Ir detrás de 3 o 4 puntos más en el orden nacional. Redondear el soñado 45% que lo pondría a salvo de un balotaje. No habría en ese caso riesgos para Macri.
El debate está abierto en el poder. ¿Cómo lograr ese crecimiento?. ¿Recurriendo a alianzas con sectores peronistas que van quedando marginados?. ¿O ampliando la plataforma de modo natural, como hasta ahora?. Sin mezclarse en pactos y componendas que podría reatraer la mirada colectiva hacia las viejas prácticas políticas que Cambiemos dice no representar. El núcleo duro presidencial (Marcos Peña, el jefe de gabinete, los ministros coordinadores Mario Quintana y Gustavo Lopetegui y el asesor Jaime Durán Barba) se inclina por la última alternativa. El radicalismo y sectores parlamentario del PRO rastrearían la chance de pescar en las encrepadas aguas del peronismo.
La elección del domingo dejó pasto para los ambos bandos. Varios presidenciables peronistas resultaron derrotados. Juan Schiaretti en Córdoba, como era previsible. Juan Manuel Urtubey en Salta, de modo sorpresivo. Al pejotismo no le han quedado a la vista candidatos provistos de alta competitividad. Sergio Uñac se paró en San Juan. Juan Manzur, en Tucumán, lanzó su reelección para el 2019 la misma noche de la victoria. No estaría en la carrera mayor. Adolfo Rodríguez Saá dio vuelta increíblemente una elección que en las PASO había perdido por 19 puntos. Pero el dirigente puntano, a esta altura, significa más pasado que futuro.
Claro que aún es prematuro para suponer que algún peronismo puede quedar a la deriva y a disposición de Cambiemos. Faltan que entren en juego otro par de figuras que tienen su peso en Buenos Aires. Después de un paréntesis que se extendería hasta el verano, Sergio Massa volverá a merodear el peronismo. Florencio Randazzo tiene como cucarda la fidelidad de sus votantes en el principal distrito electoral.
Los que apuestan en la coalición oficial a una simple ampliación de la base, sin acuerdos extras, encontraron un ejemplo en la holgadísima victoria en Santa Fe. Auscultando finamente los números de esa provincia se concluye que Cambiemos, de la mano de Albor Nicky Cantard, fue la fuerza que mas creció con votos nuevos. Es decir, que no habían participado en las PASO. El domingo intervinieron 350 mil votantes adicionales. De ese total, 250 mil fueron a parar a Cambiemos. Hubo también alguna transferencia del massismo. Pero el Frente Justicialista, con el ultracristinista Agustín Rossi, no tuvo sangría. Los votos de la ex jueza pejotista Alejandra Rodenas, contra lo interpretado en un primer momento, se mantuvieron en ese lugar. Claro, no agregaron nada más.
Macri ha prohibido que la posibilidad de su reelección ocupe un mínimo lugar ahora en la agenda del Gobierno. Su obsesión son las reformas que se propone acelerar. Incluso alguna de ellas previo a que cambie la composición en el Congreso. Antes de arrancar, el Presidente desea escuchar a su tropa y a sus socios. Como en el tema de la reelección, también existen dos miradas. Hay quienes promueven un paquete de medidas inmediatas para capitalizar la espuma de la victoria y la buena reacción de los mercados. Otros, incluido Macri, preferirían no apresurarse. No dar ningún paso en falso. La memoria de Raúl Alfonsín, por varias razones, lo persigue. Empardó la actuación del ex presidente radical en la elección de medio término. Pero no olvida que en dos años (1987) ese gobierno sucumbió ante el peronismo. Las circunstancias son bien distintas.
Macri se juntará hoy en Olivos con los miembros de Cambiemos. Entre ellos los gobernadores radicales. Desea intercambiar antes de convocar a empresarios, sindicalistas y mandatarios de la oposición. Inaugura su tiempo nuevo. Clarín/

 

 

 

DESPUÉS DEL 22-O: EL CAMBIO INICIADO YA NO ES UN HECHO FORTUITO 

Jesús Rodríguez
Los resultados del 22 O son muy útiles para desacreditar varias afirmaciones de la sabiduría convencional en materia electoral. Para los que piensan que en el interior del país el triunfo es siempre para los oficialismos, La Rioja, Neuquén, Salta y Santa Cruz son buenos ejemplos de la posibilidad del fin de los regímenes feudales, modernizantes u oligárquicos, a condición de que se construyan amplias coaliciones políticas. Así lo enseñan las experiencias de Catamarca en 1991 y de Corrientes en 2001, en ambos casos a través de coaliciones lideradas por la U.C.R.
En otro terreno analítico, los números de las urnas pueden ser explicados por el cotillón de una campaña electoral si uno está dispuesto a creer que Raúl Alfonsín fue elegido presidente en 1983 solo porque a Herminio Iglesias se le ocurrió prender fuego un ataúd con su imagen, en el acto de cierre de campaña del peronismo, en la Avenida 9 de julio.La noción de los aparatos políticos invencibles ya fue desmentida por Graciela Fernández Meijide en la Provincia de Buenos Aires en 1997 y ahora, en ese conurbano infinito del que habla Rodrigo Zarazaga S J, las listas locales de Cambiemos aumentaron su representación y son una alternativa competitiva al triunfar en 11 de los 24 distritos del Gran Buenos Aires. En el mismo sentido, la candidatura a Senadora de Cristina Fernández de Kirchner obtuvo menos votos en la provincia de Buenos Aires que Daniel Scioli, su derrotado candidato a Presidente en 2015.
Otra repetida e incierta afirmación es que el bolsillo determina el voto. Si así fuera, con una realidad bien distante de ser la de una sociedad satisfecha en el contexto de una economía floreciente y rampante, el resultado electoral sería bien distinto.
En rigor, la situación económica puede conducir a un gobierno a una derrota electoral, pero excepcionalmente es la razón de un triunfo en las urnas.Así, los datos del comicio solo pueden entenderse desde la perspectiva de la aceptación social a la sustantiva proposición política formulada por Cambiemos, en el sentido de confirmar la voluntad de dejar atrás la experiencia del proyecto político más largo de los últimos ochenta y cinco años, caracterizado por el populismo político, el facilismo económico y un extravagante alineamiento internacional.
Ahora, una vez que Cambiemos con su vitalidad electoral demostró que el cambio iniciado hace dos años no fue un hecho casual y fortuito, y que no es una anécdota de circunstancia entre dos gobiernos peronistas, es el momento de afrontar el reto de superar el estancamiento secular de la economía argentina. Hoy cuando se verifica una creciente coincidencia, en partidos políticos y sectores del trabajo y la producción, en que la fortaleza de las instituciones es determinante para explicar el resultado económico – aún más que la propia dotación de recursos naturales de un país- los argentinos nos enfrentamos a un desafío decisivo: demostrar aptitudes para salir del triste sitial de estar ubicados entre los peores casos en el mundo – en términos de crecimiento económico por habitante entre los años 1974 y el presente- detrás de países azotados por catástrofes naturales y por guerras fratricidas como, por ejemplo, Guatemala.
Para ello, la Administración, la coalición Cambiemos y el peronismo tienen que estar a la altura de los retos y, tomando en cuenta las experiencias exitosas de otros países, ser capaces de acordar políticas públicas prioritarias construidas con una mirada estratégica que exceda los horizontes temporales de los mandatos representativos. Los funcionarios deben evitar repetir el error de creer, como lo hicieron algunos al inicio de la gestión, que el solo triunfo electoral genera las condiciones necesarias y suficientes para iniciar una etapa de crecimiento económico.
En relación a Cambiemos, deberá insistir en el ejercicio del llamado gradualismo como práctica política, demostrando que se trata de una convicción que no está relacionada con el número de legisladores sino con la certeza que la firmeza en el rumbo solo es posible a través de la construcción de consensos.
El peronismo, por su parte, deberá revisar su adhesión al movimientismo, categoría que atribuye la condición de enemigos a aquellos que no lo integran, y reconocerse solo como una parte y no la expresión única del pueblo y de la Nación como un todo.
Jesús Rodríguez es economista y político (UCR). Auditor General de la Nación. Clarín/

 

 

 

SERGIO UÑAC: “EL PERONISMO NO ENCUENTRA EL CAMINO DE LA REORGANIZACIÓN”

 

El gobernador Sergio Uñac, fue uno de los pocos peronistas que se mantuvo en pie tras la ola amarilla que el domingo sacudió al país. Se impuso con más del 53 % en San Juan y ante al golpe que sufrió su par salteño, Juan Manuel Urtubey – quien se perfilaba como candidato a la presidencia- su nombre crece en proyección nacional dentro de la liga de mandatarios dialoguistas que busca reconstruir un peronismo sin Cristina Kirchner.

-Le sacó más de 22 puntos a Cambiemos ¿Quedó como el mejor posicionado para 2019?

-Si es por el resultado puede ser, pero mi tarea va a ser seguir gobernando la provincia de San Juan y desde acá colaborar con la reorganización que necesita nuestro partido. No seré yo la cabeza, no está dentro de mis expectativas en un futuro inmediato, ni creo que corresponda recién a dos años de estar al frente de la gobernación plantear otra cosa que no sea gestionar la provincia.

-¿No le interesa la presidencia o no ahora?

-(Risas) Qué linda pregunta, a ver… no es este el momento.

-¿Quién otro puede ser? El propio Urtubey, a quien usted apoyó, se puso en duda.

-No lo sé, es el debate que debe dar el peronismo. Para no cargar las tintas sobre Juan Manuel, que me parece que es un muy buen gobernador que ha tenido un traspié electoral, es la liga de gobernadores la que tendrá un papel trascendente en la reestructuración del peronismo. .

-¿Qué explicación tiene de la elección del domingo?

-En mi provincia ha sido el mejor resultado del peronismo desde la vuelta de la democracia. A nivel nacional, desconocer el mérito de Cambiemos sería discutir la voluntad popular y eso no lo hacemos. Pero nuestro partido no encuentra el camino de la reorganización.

-¿Cuál es el desafío para 2019?

-El peronismo tiene que volver a las bases, traer sus principios, aggiornarlos a la actualidad y buscar un dirigente que represente nuestro principios y doctrina pero que también interprete lo que la sociedad pretende de los dirigentes y hacerlo a ese la cara visible del peronismo.

-Desde 2015 dicen lo mismo…

-Debe surgir un dirigente. Este partido tiene un destino de transformación social y no nos podemos dar el lujo de no cumplirlo. Debe existir algún dirigente, pasa que sobre la base de la autocrítica hay que encontrarlo. No seré yo, pero voy a colaborar con el proceso.

-¿Cristina Kirchner formará parte de la renovación?

-Ella armó una arquitectura legal para un partido que se llama Unidad Ciudadana y ha dicho que vino para quedarse, así que el peronismo debe reorganizarse por encima del destino personal de cualquier dirigente.

-¿No cree factible la unidad?

-No. El peronismo tiene que mantener su identidad.

-Hay quienes dicen que Cristina tiene los votos…

-No es una cuestión numérica ni de votos. Al partido le está costando y debe reorganizarse de cara a 2019.

¿Sergio Massa y Florencio Randazzo pueden ser sus referentes en Buenos Aires?

-Randazzo está dentro del partido y lo de Sergio Massa es absolutamente conversable pero más que lo que yo pienso, hay que ver si les interesa volver, bajo qué perspectiva y a partir de ahí armar un esquema.

-El presidente anunció que convocará a los gobernadores a una reunión ¿Cree que puede haber una especie de Pacto de la Moncloa?

-Sería muy importante encontrar cinco puntos que sean políticas de Estado y respetados por todos los dirigentes yo creo que nos podremos poner de acuerdo.

-¿Se comunicó con Mauricio Macri?

-Esta mañana tuve comunicación con el Presidente, lo felicité por el triunfo y él me felicitó a mí. Esto habla de una madurez democrática y política. Poder reconocer el escenario en San Juan y a nivel nacional.​ Clarín/

 

 

 

DE VIDO PRESENTÓ UNA LLUVIA DE RECURSOS Y APELACIONES PARA EVITAR LA CÁRCEL

 

24 horas de la discusión en el Congreso sobre el desafuero de Julio De Vido, su abogado Maximiliano Rusconi se presentó en el juzgado de Luis Rodríguez para evitar la eventual detención del ex ministro de Planificación K. Entre otros planteos pidió su excarcelación, una apelación al último procesamiento del juez Claudio Bonadio, y la oferta de una declaración espontánea que le fue rechazada.

Tras el pedido de licencia que De Vido hizo en Diputados -donde también renunció a la presidencia de la comisión de Energía- Rusconi cree que eso demuestra que “no hay deseos de ocultarse detrás de fueros” y que “está dispuesto a no obstaculizar el accionar de la justicia”.

De Vido es investigado por malversación de fondos en la mina de Río Turbio por 26.000 millones de pesos, y la semana pasada sumó otro pedido de detención por parte de Bonadio, cuando lo procesó por fraude en la compra de buques de gas natural licuado, con sobreprecios por 6.900 millones de dólares. En ambos expedientes se solicitó su prisión preventiva, previo desafuero en el Congreso.

Buscando revertir esto, Rusconi presentó siete escritos en Comodoro Py. Junto con una copia del pedido de licencia y renuncia a la Comisión de Energía presentado en Diputados, recusó al fiscal de la causa de la mina de carbón de Río Turbio, Carlos Stornelli quien dos veces pidió el desafuero y detención de De Vido.

Al respecto, argumentó el “temor de parcialidad” por parte del fiscal, que “antes de analizar los elementos de prueba, en todo caso evaluar si existían o no riesgos procesales y, en todo caso, para el caso afirmativo, quién los había configurado, decidió de manera previa que quería detener a nuestro defendido; la justificación de tal petición, no importó mucho”, indicó. El pedido fue girado a la fiscalía para su evaluación.

De Vido también presentó un “recurso de reposición con apelación en subsidio” contra la resolución de Rodríguez en la que pidió el desafuero y detención de De Vido, considerando que la resolución “carece de fundamentos” y que en su planteo “hay contradicciones”, ya que en principio el juez se había negado a detener al ex ministro. En esta misma causa, el ex ministro pidió la eximición de prisión, y hacer una declaración espontánea antes de la indagatoria prevista del 28 de noviembre. Esto fue rechazado, y en respuesta presentó un descargo de 61 páginas en el que pidió su sobreseimiento.

“Niego absolutamente los hechos que se me atribuyen. En modo alguno he realizado, ni ordenado la realización de actos que hayan generado un perjuicio al Estado y mucho menos me he asociado en ese objetivo con personas a efectos de cometer ilícitos”, escribió De Vido, quien calificó la imputación en su contra como “descabellada”. “Incluso desconozco prácticamente a todos los imputados que forman parte” de la causa, dijo.

En el expediente, en el que Bonadio lo procesó por administración fraudulenta, la defensa apeló y realizó un pedido de excarcelación. Clarín/

 

 

 

LA CGT NEGOCIA HOY CON TRIACA SU PRESENCIA EN LA MESA DE DIÁLOGO

 

Con vistas al cónclave multisectorial empresario sindical convocado por Mauricio Macri para la semana que viene, la cartera laboral que conduce Jorge Triaca hizo los deberes de antemano y convocó para hoy a una reunión con jefes cegetistas. “Esto es aplaudido por la CGT”, resumió a este diario un alto dirigente gremial. De hecho, el Comité Central Confederal, realizado el 3 de octubre, le dio vía libre al secretariado nacional para avanzar con el diálogo.

Este mitin es la continuidad del diálogo iniciado por Triaca cuando visitó la sede de Azopardo el 21 de septiembre. De aquel día a hoy reconoció un dirigente que “no se avanzó en ninguno de los temas de agenda porque el Gobierno estuvo abocado a las elecciones”. No obstante indicó que “hay mucho por resolver a la vez que hay que determinar políticas públicas en cuestiones laborales. Avizoramos un panorama positivo y vamos con predisposición y con iniciativas”, agregó el mismo dirigente.

Entre las cuestiones a avanzar figuran la reforma laboral que será por sectores y lo que el Gobierno llama “el programa de formación profesional”, que es ver la manera de incorporar a los jóvenes al mercado laboral (no quieren hablar de pasantías). Pero también está en carpeta la creación de la Agencia de Evaluación de Tecnología Médica (instancia de carácter resolutivo que definirá si una obra social le debe dar una prestación o un remedio a un paciente ante un fallo judicial). Finalmente, está el pedido empresarial de bajar los aportes patronales a la seguridad social; algo que los expertos en estos temas ven con recelo. “Las obras sociales está en rojo y desfinanciarlas las pone al límite”, explican.

Pero no todo es color de rosas dentro de la Central. Algunos recordaron en diálogo con este diario que ya hubo un antecedente fallido. Refieren a la mesa que se armó en diciembre de 2016: “Acordamos con el Gobierno y los empresarios el pago de un bono y lo cobraron muy pocos trabajadores; acordamos que no iba a haber despidos durante el verano y los hubo sin contemplación”. Agregan: “Somos cautos, por ahora preferimos estar fuera de esa foto”.

Otro dirigente graficó el escenario post electoral: “Esta elección es un suspiro político que dio un triunfo pirro: no tienen mayoría en el Congreso y nada pasará, si de reformas laborales hablamos, sin el aval de la CGT”. Enumeró cuestiones que generarán fricciones a futuro: “Quieren paritarias a un 10%, algo inviable. Además queremos saber cuánto vamos a financiar a la Cobertura de Salud Universal: ya tienen $ 8.000 millones nuestros y ahora van por los $ 8.500 millones de OSDE”. Clarín/

 

 

 

TRAS EL TRASPIÉ, SERGIO MASSA SE TOMA VACACIONES Y MEDITA CÓMO VOLVER AL PERONISMO

 

No hubo anteanoche en el búnker de 1País, en Tigre, muchos ánimos de “sobremesa”. Caídas en el propio Tigre y el vecino San Fernando, cosecha magra de poco más de 11 puntos en la Provincia para el líder renovador, 4 por debajo de las primarias. Tras el discurso de rigor, Massa se quedó en el VIP un rato más -siguió en la televisión a Cristina Kirchner- y muy temprano para su costumbre partió a su casa sin esperar el contacto con la prensa. Ayer fue día de “evaluación y control de daños”, admitió uno de sus principales dirigentes. Desde su casa, Massa siguió activo desde el chat de su celular. Contactos con algunos gobernadores -el chubutense aliado Mario Das Neves, el entrerriano Gustavo Bordet- e intendentes como Gustavo Menéndez (Merlo) ó Juan Zabaleta (Hurlingham). La ronda siguió con el cordobés Juan Schiaretti y el sanjuanino Sergio Uñac, uno de los pocos que salió airoso en el PJ. Con Florencio Randazzo había quedado en verse más adelante. La preocupación, contaron desde el espacio, ya es el 2019, construir una “alternativa” -como señaló Massa el domingo- al macrismo que ya se proyecta para otro período.

“No hay que apurarse, es muy prematuro dar definiciones ahora”, expresó a Clarín la diputada Graciela Camaño, mientras hacía cinta en su casa ayer por la tarde. Pero soltó: “Seguramente va a haber un bloque más grande (en Diputados), no nos vamos a quedar aislados. Hay mucha gente con la que se puede hablar”.

Camaño le dio así oxígeno a la idea de la formación de un interbloque amplio del panperonismo, sin los K. La nueva conformación de la Cámara desde diciembre, con Cambiemos fortalecido pero sin quórum propio, impulsará estos realineamientos. Camaño, que partía de su casa en San Martín hasta la de Massa en Tigre, convocó para hoy a una reunión de bloque para analizar el resultado.

En el búnker massista prestaron atención al discurso de la ex presidenta. “Se terminó el cuco de que no se le podía ganar a Cristina. Pero también planteó que para ella esto recién empieza. es decir, que piensa seguir. Hay gobernadores que dicen que hay que estar todos juntos, otros que sin ella”, contó un diputado massista.

Massa trató de buscarle algo positivo a la derrota: “El peronista no kirchnerista individualmente más votado”, dijeron cerca suyo. Pero esperaba retener el 15% de las primarias, y lo que sacó acaso no le alcance para ser visualizado como un primus inter pares en “la reconstrucción del peronismo del siglo XXI” que propició en sus últimos discursos. Pero hacia allí parece ir: “La tarea es ayudar a armar una oposición que represente a los que la están pasando mal”, definió su referente en temas sociales Daniel Arroyo, diputado electo. Confluir en un nuevo interbloque sería para el massismo una adaptación a la nueva realidad, la de la “ola amarilla” que terminó en tsunami para el peronismo. En 2013, Massa sacó 43%. El domingo ponía en juego 12 bancas por Buenos Aires, y logró sólo cuatro: Felipe Solá, Mirta Tundis, Arroyo y José Ignacio de Mendiguren.

Arroyo reconoció: “Creíamos que íbamos a sacar más votos y la polarización nos complicó”. Sostuvo que en la Argentina se viene una etapa que llamó de “posperonismo”. Dijo que “seguramente habrá que plantear alianzas y construir otros espacios, hay que hacer una oposición fuerte”. También sostuvo que el acuerdo con Margarita Stolbizer “se va a sostener porque no fue para una candidatura. Había trabajo parlamentario fuerte”. Stolbizer, como Massa, dejan el Congreso en diciembre. Camaño dijo que lo primero que hará Massa será “tomarse unas buenas vacaciones”. Clarín/

 

 

 

 

MAURICIO MACRI APURA LAS REFORMAS TRAS LAS ELECCIONES

 

En el día después del triunfo en la primera prueba electoral de su mandato, en una jornada en la que se mostró activo desde la mañana en la Casa Rosada, Mauricio Macri encabezó por la tarde una reunión de la llamada Mesa de Carnes, con dirigentes del sector, y al terminar aseguró que el Gobierno buscará bajar las cargas impositivas, la evasión y la competencia desleal para aumentar la actividad. “Estamos recién exportando 300 mil toneladas de carne, se exporta menos que la pesca. Estamos tratando de reducir los ingresos brutos en las provincias, las tasas municipales. Hay evasión y mucha competencia desleal en la cadena de la carne, eso dificulta porque a los que dan trabajo de calidad se les complica con los que hacen todo por izquierda”, dijo el Presidente en un contacto con la prensa, luego del encuentro en el Salón Eva Perón.

Macri también se refirió a la convocatoria a gobernadores, jefes de los bloques parlamentarios, empresarios, sindicalistas e integrantes de la Corte Suprema prevista para la semana próxima, posiblemente el lunes. “Una cantidad de reformas en todos los campos que estamos esperando encarar en conjunto: institucionales, electorales, políticas, económicas”, hizo el Presidente una suerte de repaso de la agenda que llevará a esa cumbre, y también incluyó la reforma tributaria: “Es parte de lo que tenemos que presentar, ojalá lo podamos poner dentro de la agenda para resolver de acá a fin de año”. El Presidente no confirmó la fecha, que en principio estaba prevista para este viernes: “No creo que lleguemos”.

La reunión comenzó a prepararse antes de la elección, para impulsar reformas tributarias, políticas y educativas, la ley de Responsabilidad Fiscal con las provincias y la discusión por el Presupuesto 2018 y la ley de Coparticipación -cruzada por el reclamo de Buenos Aires por el Fondo del Conurbano-, entre otros puntos. La convocatoria pensada en principio para gobernadores se amplió a otros actores por el escenario distinto, con mayor fortaleza del Gobierno para avanzar con las negociaciones, a partir del triunfo en la provincia de Buenos Aires y a nivel nacional.

“Es importante que entendamos que entramos en una etapa de reformismo permanente. La Argentina no tiene que parar y tenerle miedo a las reformas”, había dicho por la mañana, durante la conferencia de prensa en el Salón Blanco. Clarín/

 

 

 

SIN CARRIÓ, VIDAL Y LARRETA FESTEJARON EL DÍA DESPUÉS DEL TRIUNFO EN UNA OBRA 

Elecciones 2017
La líder de la Coalición Cívica pegó el faltazo a un acto conjunto con candidatos de ciudad y Provincia.
El jefe de gobierno porteño Horacio Rodriguez Larreta junto a la gobernadora bonaerense Maria Eugenia Vidal en las obras del Puente Lacarra. (Luciano Thieberger) Los candidatos electos de Vamos Juntos y Cambiemos, de Ciudad y Provincia, se mostraron en una obra con Vidal y Larreta. (Luciano Thieberger) El jefe de gobierno porteño Horacio Rodriguez Larreta junto a la gobernadora bonaerense Maria Eugenia Vidal en las obras del Puente Lacarra. (Luciano Thieberger)
Fue la carta ganadora en la Ciudad y, luego de no la dejaran competir del otro lado lado de la General Paz, le pidieron por favor que hiciera campaña en Provincia. Desbarrancó con declaraciones desafortunadas, pidió perdón y exigió que se lo pidieran a ella. Volvió a pedir perdón y luego perdonó a todos, incluidos a los propios. Elisa Carrió arrasó en la Ciudad, pero el domingo tuvo un protagonismo acotado.
Dejó el histrionismo que la caracteriza de lado, a pesar de los gritos eufóricos de la militancia reunida en Costa Salguero y al reconocimiento que le dedicaron Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal.
El jefe de Gobierno y la gobernadora, en tanto, compartieron un recorrido por las obras del puente Lacarra que separa Villa Soldati de Lanús, pero Carrió no fue de la partida. Prefirió permanecer en su casa, descansar, y mantener un perfil bajo como el que tuvo anoche cuando el Presidente comenzó a bailar a medida que volaban globos celestes y blancos.
Por la noche romperá el silencio en una entrevista con Joaquín Morales Solá.
Vidal y Larreta buscaron proyectar lo que habían prometido: gestión el día después de la elección. Los acompañaron el intendente los candidatos de ambos distritos: Esteban Bullrich, Gladys González, Carmen Polledo, Paula Oliveto, Fernando Iglesias, Facundo Suárez Lastra y los jefes de campaña de la Ciudad Diego Santilli, Maximiliano Ferraro. Federico Salvai no fue de la partida.
A pesar de los 50 puntos no hubo menciones a Carrió hasta que Clarín pregunto si la performance electoral obligaba al jefe de Gobierno a darle espacio en el Ejecutivo porteño. “Nosotros seguimos trabajando con todos los espacios, con la Coalición Cívica, con la UCR, con Confianza Pública. Tenemos mucho diálogo con todos”, sentenció Larreta.
El jefe de Gobierno además negó que puedan trazarse paralelismos entre el Pacto de la Moncloa y el acuerdo convocado esta mañana por el Presidente.
Hubo fotos con los obreros y una pregunta con gusto a orden de Vidal a los trabajadores. “¿Terminamos en junio?”, interrogó. La conferencia se demoró por la llegada tardía de Graciela Ocaña. “Seguimos trabajando. Este puente no se hacía porque no había diálogo entre la Ciudad, la Nación, la Provincia y los municipios. Este es el cambio que votó la gente ayer y llegó para quedarse”, rompió el hielo Larreta.
“Este puente simboliza muchas cosas: necesitamos trabajar más juntos. El resultado de ayer es un apoyo para seguir haciendo y escuchando a los que no nos votaron”, añadió la gobernadora.
La mandataria provincial se refirió a la posibilidad de incorporar a dirigentes de otras fuerzas políticas. “Siempre fuimos muy abiertos. Nuestra primera candidata fue Ocaña y representa nuestros valores”, agregó.
El fondo del Conurbano también estuvo en el eje del temario. Vidal consignó que avanzará con el reclamo que estudia la Corte Suprema.
Larreta relativizó el peso de la elección para la llegada de inversiones. “Estamos muy confiados. Es posible que se acelere, pero son decisiones de largo plazo”, añadió.
El jefe de gobierno porteño Horacio Rodriguez Larreta junto a la gobernadora bonaerense Maria Eugenia Vidal en las obras del Puente Lacarra. Clarín/

 

 

 

ECONOMIA

 

 

LOS EMPRESARIOS CELEBRAN EL LLAMADO DE MACRI Y LLEVAN SU PROPIA AGENDA

 

Luis Miguel Etchevehere fue uno de los primeros en enterarse de la decisión oficial de convocar a una amplia mesa de diálogo. El presidente de la Rural ha adquirido en estos meses la gimnasia de lo que significa acordar con sindicatos y otros eslabones de la cadena de la carne en una mesa a la que no falta ningún eslabón y que se reúne con frecuencia con el presidente Macri. Ya exhiben resultados: las exportaciones aumentaron 30% y el stock vacuno creció en 1,8 millones de cabezas. Etchevehere marca que aún falta mucho en una Argentina en la que municipios como el de San Antonio de Areco se quedan con $ 500.000 al año por la tasa de Higiene y Seguridad de un establecimiento mediano de cerdos.

Mucho de estos temas trascenderán a la convocatoria para el próximo lunes de Mauricio Macri. Invitaron al Grupo de los Seis ( Rural, Bolsa, UIA, Comercio, Construcción y bancos) y a la Asociación Empresaria Argentina.

“Es traer la agenda del futuro al presente”, definió Miguel Acevedo la intención oficial de un acuerdo que abarque a gobernadores, gremios, empresarios, jefes de bloques legislativos y hasta miembros del poder judicial. Para el titular de la UIA, no hay que dar muchas vueltas y ponerse a trabajar en condiciones que favorezcan la inversión y creación de empleo.

-¿Es un pacto de la Moncloa?, se preguntó a Acevedo.

-No. El pacto de la Moncloa surge a partir de una grave crisis política en España. Nosotros la evitamos.

Consultado por Clarín, Luis Betnaza, director de Techint, visualiza la iniciativa como un diálogo fundacional, “como una nueva constituyente, necesaria tras años de autoritarismo. Es el momento para esta convocatoria tras la legitimidad ganada en las elecciones que le otorgan al Gobierno el liderazgo para una convocatoria de este tipo”.

Pero Teddy Karagozian, de la textil TN Platex, cree que no hay que ir con los ojos cerrados. Piensa en la necesidad de un guión en el que cada sector sacrifique algo. “Lo importante es la dirección que tome ese diálogo. El Estado, sin desfinanciarse y de manera gradual, debiera reducir la excesiva carga tributaria, los empresarios aumentar su capacidad crediticia y tecnológica para generar trabajo y los sindicatos aceptar nuevas condiciones laborales a tono con la revolución tecnológica”, definió.

Daniel Funes de Rioja, titular de Copal, prefirió sintetizar: “La velocidad de los cambios tecnológicos requieren de un fluido diálogo social”. Otro de los convocados, Jaime Campos, presidente de AEA, coincidió en la centralidad de acordar políticas de Estado y generar consenso alrededor de temas urgentes como una mejora sustancial de la educación pública. ¿Lo lograrán?. Clarín/

 

 

 

LAS SUBAS DE COMBUSTIBLES LLEGARON A TODAS LAS BANDERAS

 

Las estaciones de servicio registraron una actividad inusual el domingo a la tarde y noche. Fue cuando se supo que durante la madrugada del lunes se aplicarían incrementos de entre 9% y 12%. Muchos quisieron llenar el tanque antes que subieran las pizarras.

Desde ayer, la súper de YPF en Buenos Aires (la plaza más barata del país, fuera de la Patagonia) está a $ 21,87, lo que representa un aumento de 10% con respecto a los $ 19,74 que se despachaba el domingo. La “premium” quedó a $ 24,99 para las estaciones porteñas, mientras que el conurbano superó los $ 25. El importe anterior era de $ 22,33. La suba es del 12%.

En gasoil, el D500 pasó de $ 17,32 a $ 18,88, lo que representa un incremento del 9%, mientras que el gasoil premium (Infinia Diesel en el caso de YPF) trepó de $ 19,91 a $ 21,87, lo que es casi un 10%.

Axion posee los mismos precios que YPF en la mayoría del país.

Shell subió la súper de $ 19,99 a $ 21,97 en las estaciones de su propiedad en la ciudad de Buenos Aires. En el caso de la “v power” (premium), se encareció de $ 22,99 a $ 25,73. El diesel se estiró de $ 17,76 a $ 19,35 y el diesel “v power” subió de $ 20,51 a $ 22,54.

En el conurbano y la mayoría de las ciudades del interior, los precios de venta son superiores.

Se desconoce el impacto que tendrán los nuevos precios en el consumo. En agosto, cuando ya se había aplicado el aumento de julio, la demanda creció un 8% y ya venía de otro 9% de mejora, siempre en relación al año anterior. En junio también se había registrado una suba de consumo (superior al 10%), una tendencia que se manifestó todo el año. Febrero fue el mes de menor crecimiento interanual, con un 1,7%.

El Gobierno anunció que hay “precios libres” en los combustibles. Las petroleras establecen los importes que les parecen convenientes.

Las petroleras festejan la situación de las naftas premium. Son las más caras y representan un 31,3% del mercado. En agosto crecieron casi un 25% en relación al mismo mes de 2016,

La nafta súper, en cambio, experimenta mejoras más leves. El consumo solo aumentó un 2% en agosto. Su racha fue de 4% en julio, 5% en junio, 3% en mayo y abril, mientras que en marzo el crecimiento fue pálido y en febrero, hubo un retroceso de 0,4%.

El gasoil también muestra cifras que superan a las del año pasado. En agosto, superó en 0,4% el consumo del mismo mes de 2016. Pero las ventas habían estado un 9% arriba en junio y julio.

Al igual que pasa con las naftas, el gasoil “premium” muestra una demanda muy firme. En agosto, estaba 32% por arriba que en 2016. Entre mayo y julio, el consumo de esta variedad mejoró entre 34% y 38%. Todos los meses mostraron a este registro con subas, aunque en los meses anteriores fueron inferiores. En el verano, el despacho de ese combustible mejoraba entre 16% y 18%.

El país hubiera tenido precios más bajos de combustibles desde 2014 si los importes locales reflejaran el valor internacional del petróleo crudo, según razonan en el Gobierno. Clarín/

 

 

 

ANUNCIAN LAS AUDIENCIAS PÚBLICAS PARA EL AUMENTO DEL GAS

 

Para el próximo diciembre estaba previsto un aumento en las boletas de gas en el orden del 40%. Sin embargo, el Gobierno convocó ayer a una audiencia pública para abordar el asunto y es probable que haya modificaciones con respecto al plan inicial.

El ente regulador del gas (Enargas) llamó a una audiencia pública para decidir los aumentos a las empresas de distribución de gas (como Metrogas y Gas BAN) y las transportistas (TGN y TGS). En cambio, se mantiene un sendero ya determinado sobre el precio del gas en boca de pozo, que es el costo del gas en si mismo.

Las distribuidoras Gasnor, Distribuidora de Gas del Centro y Distribuidora de Gas Cuyana tendrán su audiencia pública el próximo 13 de noviembre. Son las que están en el centro y el norte del país.

Camuzzi Gas del Sur y Camuzzi Gas Pampeana, que abastecen al sur de Buenos Aires, pasarán por el proceso de revisión público un día después, el 14 de noviembre, en Bahía Blanca.

Por último, la convocatoria a las audiencias para MetroGas y Gas BAN sería en estos días y el encuentro será en Buenos Aires, después de los procesos de Córdoba y Bahía Blanca.

Las empresas deberán presentar en las audiencias los nuevos cuadros tarifarios propuestos, “junto con los cálculos de donde surjan los coeficientes de adecuación utilizados”. Será una semana antes que se concreten las audiencias.

El Enargas también les pedirá las compañías que informen sobre “el cumplimiento del plan de inversiones obligatorias determinado por el Enargas”.

Juan José Aranguren, ministro de Energía, anunció aumentos en las boletas de gas de entre 20% y 36% en abril. Esa corrección corrió durante este año y se acumuló con otro aumento -que rondo el 300%- aplicado en octubre de 2016. El titular de la cartera especificó, en ese momento, que la recomposición tarifaria prevista para 2017 se había dividido en tres tramos: 30% en abril, 40% en diciembre y otro 30% en abril de 2018. Sin embargo, las audiencias públicas podrían llevar al ente regulador a modificar esos incrementos.

En la factura de gas, el 40% corresponde al precio del gas en boca de pozo. El 32% es el margen de distribución y transporte y el 28% es impuestos. La parte que entra en discusión en las próximas audiencias públicas es la correspondiente a “distribución y transporte”.

El Estado nacional pasó de subsidiar el 81% del costo del gas en boca de pozo a subvencionar el 45% de esa factura. El resto pasaron a abonarlo los consumidores, ya sea particulares o empresas. En el sendero definido en abril, el subsidio del Estado nacional iba a bajar a 38% en diciembre (lo que implica una mayor parte a cargo de los clientes residenciales y comerciales) y a 31% en abril de 2018.

Según datos del Gobierno, el 56% del país está en las categorías de clientes R1-R2, que pagan menos de $ 300 bimestrales (sin impuestos). El 25% se inscribe en la categoría R3, la de mayor consumo, que abona algo menos de $ 1.000 por bimestre (excluyendo tributos).

Tras la celebración de las PASO, el ministerio de Energía autorizó a los clientes a pagar sus facturas de gas del invierno en cuatro cuotas en lugar de las dos previstas originalmente, como una forma de ayudar a que sean más llevaderas.

El Gobierno también se encamina a modificar sus previsiones iniciales en cuanto al aumento en las tarifas de distribución eléctrica (o luz). En febrero, se anunciaron tres subas: una entre ese mes y marzo -que se concretó- y las otras durante el próximo noviembre y febrero de 2018. El Gobierno convocará a una audiencia pública para la recomposición prevista para noviembre. Como el proceso de llamar a audiencia e implementar sus recomendaciones toma entre 5 y 6 semanas, la próxima suba recién se concretaría, como mínimo, en diciembre. Clarín/

 

 

 

EL DÉFICIT FISCAL YA SUMA $ 347.826 MILLONES, 85% MÁS QUE UN AÑO ATRÁS

 

En septiembre las cuentas públicas volvieron a “cerrar” con un rojo de $64.781 millones, a pesar que el Tesoro Nacional recibió el ingreso de utilidades del Banco Central. Así, en los primeros 9 meses de 2017 el déficit fiscal suma $ 347.826 millones, un 85% superior al de igual periodo del año pasado. En tanto, “descontando los intereses de la deuda ($ 198.200 millones) se obtiene un resultado primario deficitario de $ 149.600 millones, un 131% superior al registrado un año atrás”, según el informe de ejecución presupuestaria de la Asociación Argentina de Presupuesto.

Todo esto pasó, a pesar que el Tesoro Nacional, por el alza de las tarifas de los servicios públicos, hizo menores transferencias por subsidios. Pero por otro lado, en estos 9 meses, los gastos corrientes crecieron un 30,7%, los gastos de capital un 35,3% y los intereses de la deuda un 60,5%. En cambio, los ingresos aumentaron solo un 22,3%.

A su vez, este año se contabilizaron $ 43.500 millones de ingresos por el blanqueo que no hubo en 2016 y se registraron $ 29.200 millones por menores remesas de utilidades del Banco Central, parcialmente compensadas por mayores ganancias del FGS de la ANSeS.

El informe de ASAP destaca que “no obstante el comportamiento del último mes, continúa prevaleciendo un mayor impulso en los gastos de capital (35,3%), en comparación con el de las erogaciones corrientes primarias (27,4%). En cuanto a los primeros, la inversión real directa y las transferencias de capital a provincias se constituyeron en los motores del crecimiento (51,6% y 40,1%, respectivamente, unos 25 puntos porcentuales y 16 p.p., en cada caso, por encima de la inflación)”. Mientras que, “por el lado de las erogaciones corrientes primarias, las Transferencias Corrientes al Sector Privado fueron las que jugaron el papel de contrapeso (-4,4% ia. vs. 6,7% ia. promedio los restantes rubros), principalmente con motivo de la reducción de los subsidios económicos”

Originalmente, el Presupuesto 2017 contempla un déficit financiero de $ 505.750 millones. Sin embargo, las estimaciones oficiales contenidas en el Proyecto de ley de Presupuesto 2018 proyectan para 2017 niveles de déficit algo mayores, de $ 630.754 millones, equivalente a 6,1% del PBI, superior al 5,9% de 2016 y al 5,2% de 2015. A la cotización promedio anual de $ 16,70 por dólar, representa la friolera de U$S 37.950 millones. Este “agujero” fiscal se financia con más endeudamiento público. Clarín/

 

 

 

WALL STREET CELEBRA EL TRIUNFO DE MACRI Y YA PIDE MÁS MEDIDAS

 

El resultado de las elecciones legislativas ha tenido impacto positivo en Wall Street porque el mundo de las finanzas entiende que ha sido ratificado el rumbo que inauguró el gobierno de Mauricio Macri tras 12 años de kirchnerismo. Las acciones de empresas argentinas que cotizan en la bolsa de Nueva York registraban hoy subas significativas.

Consultados por Clarín, analistas que siguen con atención los vaivenes económicos y políticos de la Argentina señalaron quehay “una ola de optimismo” porque el presidente tiene “el camino más libre” para cambios que ellos consideran necesarios. Señalan que la expectativa de los inversores es que se reduzca el gradualismo fiscal y que se avance en proyectos como la reforma laboral, política e impositiva y la reducción del gasto público, entre varios temas.

Diego Ferro, analista de Greylock Capital, cree que el impacto de las elecciones “es claramente positivo para los activos argentinos. La reacción va a ser buena, aunque parte del resultado ya había sido anticipado con un rally importante desde las PASO. Por eso creo que se consolidarán las ganancias y subirán todavía un poco más”.

Sobre las expectativas respecto de qué hará el Gobierno tras el triunfo, Ferro señala que “todo el mundo está esperando medidas y más aún dado el resultado de los comicios. La idea es que el Gobierno avance en los proyectos más complejos dado el poder político que adquirió” y menciona en este rubro la reforma laboral, la reducción de gasto público, la reforma política y la impositiva. “El avance en esos sectores es clave. Difícil será poder sacar todos, pero un progreso serio en cualquiera de ellos sería un avance muy importante”.

Según el analista, avanzar en estos temas generaría un “entorno más favorable” para inversiones extranjeras. Restaurar la confianza, para Ferro, “toma tiempo, y Argentina ha sido un país volátil por muchos años. Este Gobierno está generando confianza,la cuestión es que los argentinos finalmente elijan este tipo de administración a mediano y largo plazo, y no que se vuelva al populismo que dirigió al país recurrentemente”.

Para Alberto Bernal, estratega en jefe de mercados emergentes XP Securities, “ahora el gobierno de Macri va a tener un camino más libre para avanzar la agenda legislativa. Argentina necesita aprobar reformas estructurales, reducir el costo de hacer negocios en el país, abrir más la cuenta de capitales e impulsar el desarrollo del sector financiero”.

Respecto de las inversiones, Bernal vaticina que “se van a incrementar aún más. Creo que es muy probable que Argentina vuelva al grupo de países emergentes en el 2018. También espero que las agencias de riesgo le suban la calificación a Argentina el año que entra nuevamente”.

Por su parte, Joaquín Cottani, economista en Jefe para América latina de Standards & Poors, afirmó que “la expectativa de los inversores es que el Gobierno aproveche el mandato para reducir el gradualismo fiscal. En lo inmediato, eso significa ajustar tarifas, incluso del transporte, para reducir subsidios”.

Sobre si van a llegar más inversiones luego de las legislativas, Cottani señala que “las inversiones privadas directas (a diferencia de las financieras en papeles públicos) sólo van a llegar cuando haya certeza de que los desequilibrios macroeconómicos son menores y manejables. La depreciación del peso ayuda a atraer inversiones. Para eso hace falta una política fiscal más ajustada y una política monetaria más acomodaticia”.

Consultado Jorge Piedrahita, cofundador de Torino Capital, señaló que “se espera una ola de optimismo que se extenderá al 2018 y contribuirá al crecimiento. La expectativa es que el Gobierno continúe por el camino del gradualismo aunque ahora podría incrementar la dosis de ortodoxia y ajuste, ya que ahora tiene el mandato para hacerlo”.

Piedrahita apunta que “los inversores esperamos que el Gobierno impulse la reforma laboral, la reforma impositiva y la reforma del mercado de capitales, entre otras actividades legislativas. En lo personal recomiendo mayor ajuste fiscal. El elevado gasto y déficit es uno de los elementos que dificulta la baja de la inflación”. Agrega que “los inversores de Estados Unidos continuarán apostando a los activos financieros. Lo que se necesita es la inversión directa extranjera, que tiene otros tiempos. Creo que en el 2018 veremos un incremento de la misma, que se acelerará en la medida en que haya confianza que Macri será reelecto”.

Según el analista, “el populismo ha sido un gran fantasma que asusta a los inversores. Si bien aún la tarea a realizar es amplia, hoy tenemos menos incertidumbre. La Sra. Kirchner en estos momentos está destinada al ostracismo y no preveo que pueda volver a tener una fracción de la relevancia que tenía”. Clarín/

 

 

 

 

 

FUERTES COMPRAS SOBRE FINAL DE LA RUEDA RECORTARON LA BAJA POST ELECTORAL DEL DÓLAR

 

El día después de las elecciones, el dólar minorista cerró 7 centavos abajo a 17,67 pesos y tras recortar una baja inicial de 15 centavos, según el promedio que realiza el Banco Central (BCRA)

El dólar mayorista mostró un comportamiento similar. Arrancó la rueda post comicios con una caída de 15 centavos, aunque cerró apenas medio centavo abajo a $ 17,415.

Pero una tendencia compradora revirtió la fuerte baja inicial y las compras para atender obligaciones con el exterior llevaron al tipo de cambio a los valores más altos de hoy en los $ 17,415 que sin embargo, no pudieron superar el cierre previo.

“La demanda para atender obligaciones con el exterior parecieron justificar la reacción final del dólar y deja abierto el análisis para las próximas jornadas cuando en el mercado se diluyan con más precisión los efectos del período postelectoral”, explicó.

El dólar Banco Nación (BNA) cayó 5 centavos tras arrancar 15 abajo y finalizó $ 17,60, mientras que el dólar blue se movía en los $ 18,05.

El volumen negociado en el segmento contado fue alto al alcanzar los u$s 817,590 millones, mientras que en futuros MAE alcanzó apenas u$s 1,5 millones. Quintana consideró que el dólar “comenzó el período post electoral como se esperaba, con un reacomodamiento bajista producto del desarme de posiciones, ingresos de exportadores y fondos desde el exterior que vuelven a apostar a activos domésticos”.

Al ser consultado sobre cuánto durará este efecto, consideró que “la única herramienta que puede llegar a utilizar el Gobierno es la baja de la tasa de interés, cosa que yo no se ve en el corto plazo”.

“Por lo tanto, me parece que un rebote importante del valor del dólar es improbable por unas semanas al menos“, apuntó.

Para Leonardo Svirsky, de Bull Market Brokers Sales & Trading coincidió en que “el dólar puede seguir bajando, y hasta nos podemos llegar a sorprender, aunque no sea bueno para la economía”.

“Sin dudas, siempre vivimos pendientes del dólar, si sube nos quejamos y si baja también”, reconoció.

En tanto, hoy se conoció una mejora en la liquidación del agro. La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan un tercio de las exportaciones argentinas, anunciaron hoy que durante la última semana (entre el 17.10 y el 20.10.2017) las empresas del sector liquidaron la suma de u$s 342.681.292, contra u$s 294 millones de la semana previa.

Asimismo, el monto liquidado desde comienzos de año hasta el 20 de Octubre asciende a u$s 18.440.456.268. El Cronista/

 

 

 

EL RIESGO PAÍS CAE 4% Y LLEGA A SU NIVEL MÁS BAJO EN 10 AÑOS

 

El riesgo país bajaba hoy 4% y llegaba a los 334 puntos básicos, en la primera jornada tras las elecciones legislativas que le dieron un amplio triunfo al gobierno de Mauricio Macri. Así se ubica en el nivel más bajo de los últimos 10 años. La marca previa más baja había sido de 331 puntos básicos el 19 de julio de 2007, según consignó la agencia Telam.

El riesgo país se basa en un índice elaborado por la banca J.P. Morgan que mide el diferencial de tasa de los bonos del Tesoro de los EE.UU. con los demás países. El indicador es clave para la Argentina porque su evolución determina cuál es el nivel de tasa que el país deberá pagar para colocar deuda.

Hoy, en la conferencia del prensa que dio tras el amplio triunfo en las elecciones legislativas de ayer, el presidente Mauricio Macri aseguró que “se seguirá tomando deuda mientras haya déficit”.

De hecho, mañana el ministerio de Hacienda licitará una Letra en dólares por US$800 millones

En el transcurso de este año, el riesgo país de la Argentina viene retrocediendo 26,6% desde los 455 puntos de diciembre de 2016.

La agencia Moody’s destacó hoy que el oficialismo obtuvo una importante victoria y que eso dará al Gobierno “capital político” para avanzar en sus reformas.

“Prevemos que la mayor presencia en el Congreso Nacional le dará al Gobierno capital político necesario para mantener políticas que respaldarán una continua estabilidad macroeconómica y avanzar en sus reformas económicas”, señaló en un comunicado Gabriel Torres, analista en Buenos Aires de la agencia de medición de riesgo estadounidense.

Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal, señala que “el mercado está reflejando el triunfo contundente de ayer, que si bien se venía descontando, fue mayor que lo que se esperaba”.

Para Corujo, se dan las condiciones para que las calificadoras de riesgo mejoren la nota de la Argentina. “Este resultado permite pensar en un gobierno que va a tener un capital político más fuerte para afrontar las reformas pendientes y que eso va a permitir alguna mejora en la nota de las calificadoras de riesgo. Estamos hablando de subir un escalón, no vamos a pasar directamente al investmet grade, ni a tener la misma nota que Brasil”, hoy con un riesgo país 100 puntos más bajo que el argentino.

La perspectiva es que el riesgo país argentino se ubique por debajo de los 300 puntos en los próximos 12 meses, indica Corujo. Y plantea que el escenario internacional va a ser favorable para Argentina. “Si bien se va a tender a una política monetaria más dura en Estados Unidos y en Europa, la liquidez no se va a ver comprometida y eso seguiría favoreciendo a los emergentes en general”.

En las próximos meses se espera que la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) vaya subiendo gradualmente la tasa. “Es posible que haya alguna volatilidad, pero los mercados están descontando que la suba de la tasa de la FED será muy gradual. En ese Argentina está bien parada, aun tiene espacio para comprimir, porque venía muy castigada. Lo que viene no es viento de cola, pero tampoco es viento de frente“, dice Corujo.

Suben las acciones

La baja del riesgo país se inscribe dentro de la euforia de los mercados tras el triunfo del oficialismo. En la apertura de la rueda de hoy, el dólar bajó 18 centavos, mientras la bolsa porteña abrió con un alza del 2,7%. En Wall Street, las acciones de las empresas argentinas llegaron a subir 6%.

Los ADR de Irsa ganaban 7,03% y se negociaban a 26,7 dólares, mientras que los papeles de Telecom subían 6,47% situados en 33,7 dólares, de acuerdo con información de la agencia Bloomberg.

Además, el Banco Supervielle ganaba 5,12%; YPF subía 4,4%, y el Banco Macro y Transportadora Gas del Sur también se ubicaban con las mayores alzas, en 3,8% y 3,66%, respectivamente. En cambio, la única empresa en baja era Mercado Libre, que caía 1,98%. Clarín/

 

 

 

PARA LOS ANALISTAS, EL DÓLAR BARATO LLEGÓ PARA QUEDARSE

 

El Gobierno superó la prueba electoral y salió airoso con una victoria a nivel nacional aunque lo más importante, logró vencer en la provincia de Buenos Aires a la expresidenta Cristina Kirchner, algo que le había generado un dolor de cabeza en las PASO.

El mercado cambiario descontaba una victoria oficialista, lo que quedó evidenciado en la semana previa a las elecciones en la cuál el billete no mostró mayores movimientos, se mantuvo muy lejos de los $ 18 que rozó en la recta final de las primarias y no fue necesaria intervenciones del BCRA, que en agosto pasado llegó a volcar u$s 1.800 millones ante el nerviosismo que generaba una posible victoria kirchnerista.

Con los datos a favor de Cambiemos en la mano, que representan un respaldo para el Gobierno, el dólar comenzó la jornada con una baja de 15 centavos en todos sus segmentos.

Para los hombres de mercado consultados por Cronista.com, la baja del billete no es un efecto solo momentáneo y lo consideran que se trata de un nivel que vino para quedarse.

“Sería muy inteligente del Gobierno plancharlo al menos un mes o dos al billete. Subiendo la tasa y teniéndolo en $ 17 el mayorista. De otra forma es difícil bajar la inflación. Por más que digan que no, el atraso es necesario a corto plazo, por más que se compre volatilidad a futuro”, analizó el economista Mauro Mazza.

Planteó además que “hay tarifas como combustibles que ajustan con precios semestrales del dólar” por lo que subrayó que “sino lo pisan y sigue el tendencial para los ajustes de tarifa de marzo van a tener problemas de vuelta con servicios, que pesa en el IPC”.

El economista Amilcar Collante, coincidió en que el billete “va a estar planchado sin evento externo que lo afecte”.

“En principio, es razonable que el primer impacto sea una presión a la apreciación nominal. Obviamente que el resultado electoral que garantiza la continuidad de (el presidente Mauricio) Macri elimina el riesgo político o de gobernabilidad, y esto hace que los dólares financieros sigan llegando y se incremente la oferta”, analizó.

Sin embargo, aconsejó “ser cautos y no solo mirar a la Argentina como ombligo del mundo. Hay que esperar novedades desde los Estados Unidos para proyectar el dólar, ya que la decisión sobre el sucesor de Yanet Yellen en la FED puede traer presiones en el sentido contrario”.

“La tasa de USA a 10 años esta en 2,38 o 2,36% y será clave esa noticia y su impacto en el corto plazo en monedas de mercados emergentes”, remarcó.

En la misma línea, Gustavo Quintana de PR Cambios, sostuvo que “un rebote importante del valor del dólar es improbable por unas semanas al menos‘.

“Es una reacción lógica producto del resultado definitivo de las elecciones de medio término, claramente favorable al oficialismo. Eso se traduce por ahora en una corriente de inversiones que toman posiciones en pesos, debilitando el valor del dólar”, analizó.

Para Leonardo Svirsky, de Bull Market Brokers Sales & Trading coincidió en que “el dólar puede seguir bajando, y hasta nos podemos llegar a sorprender, aunque no sea bueno para la economía”.

“Sin dudas, siempre vivimos pendientes del dólar, si sube nos quejamos y si baja también”, reconoció. El Cronista/

 

 

 

 

NOTAS DE OPINION

 

EL GRADUALISMO CONTINUARÁ COMO EJE DEL PLAN, PERO JUGADO A OTRA VELOCIDAD

POR HERNÁN DE GOÑI/

https://www.cronista.com/columnistas/El-gradualismo-continuara-como-eje-del-plan-pero-jugado-a-otra-velocidad-20171024-0056.html