POLÍTICA

ARGENTINA LE PEDIRÁ AL FMI “UN PISO DE 30.000 MILLONES DE DÓLARES”

“El análisis por las primeras reacciones del mercado es satisfactorio”. El balance que hicieron el lunes los voceros del equipo económico, luego de la reunión que encabezó el Presidente, buscó ocultar la trascendente decisión que se había tomado un rato antes. Es que la vuelta al Fondo Monetario Internacional que Mauricio Macri anunció este martes ya estaba cocinada desde un día antes, luego del nuevo revés que  sufriera la estrategia del Gobierno para enfriar al dólar.

Aunque el Presidente advirtió que formalmente este martes arrancarán las negociaciones, en el Gobierno aseguraron que Argentina pedirá “un piso de 30 mil millones de dólares” a los ejecutivos del Fondo Monetario Internacional en una línea de crédito destinada a evitar posibles problemas de financiamiento que podrían surgir de las complicaciones que afectaron en las últimas dos semanas a los mercados emergentes y a la Argentina en particular.

Según pudo saber Clarín de fuentes oficiales, el jefe de Estado se decidió a entablar las conversaciones con la titular del FMI, Christine Lagarde, en una reunión que mantuvo el lunes antes de esa cumbre. Fue sólo con una parte de ese equipo económico, para “evitar filtraciones”.

Estuvieron allí el jefe de Gabinete Marcos Peña, los vices Mario Quintana y Gustavo Lopetegui y los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda) y Luis Caputo (Finanzas).

Dujovne, quien ya se había reunido en privado con Lagarde y hace dos semanas en Washington, recibió el visto bueno del Presidente para cerrar un anuncio oficial. Fue tras escuchar de parte de Caputo que no habría forma de conseguir financiamiento con una tasa tan baja (se habla de la mitad) en un momento complejo internacional. El lunes a la noche, según fuentes del Gobierno, se había mostrado muy pesimista entre sus pares del gabinete sobre la apertura de los mercados financieros de ayer. “Esto va a arrancar complicado”, dijo Caputo. Tuvo razón: el mercado financiero abrió ayer con los mismos signos inquietantes que había mostrado en las ruedas anteriores, con el peso perdiendo valor frente al dólar.

Tal como admitió en público, el ministro se comunicó en la mañana de este martes con Lagarde y luego lo hizo el propio Macri. Esa conversación fue casi de protocolo: duró apenas tres minutos.

¿De cuánto será la línea de crédito que pedirá la Argentina? En el Gobierno aseguran que se trata de “un piso de 30 mil millones de dólares”, por el que se pagará una tasa de interés “mucho más baja” que la de mercado. “Es un crédito grande, que justifica pagar el costo político”, indicaron.

Si bien públicamente Dujovne evitó hablar de cifras y precisar a qué tasa sería la línea de crédito, fue la líder de la Coalición Cívica Elisa Carrió quien en su defensa del Gobierno terminó por develar: “Ir al FMI con 4% es ahorrar la mitad de los intereses, estar cubiertos hasta el 2019 e impedir el eterno golpismo de los devaluacionistas”, precisó vía Twitter.

Por este tipo de deslices, para que nadie se adelantara al anuncio de Macri fue que Jefatura de Gabinete concentró la información y dispuso que el lunes no se informara a los aliados de Cambiemos en la mesa nacional que se realizó en Balcarce 50.

En consecuencia, la rápida defensa de Carrió en redes sociales implicó un espaldarazo doble: lejos de quejarse por no haber sido notificada, reafirmó su “total alineamiento” con el Presidente y, en un mensaje a eventuales voces díscolas, dijo que “hay que sostener”. El aporte de Lilita fue recibido con alivio en la Rosada.

En la noche del lunes, Dujovne y su equipo de secretarios de Estado en Hacienda se tomaron un avión hacia Washington, donde hoy se reunirán con los funcionarios “de línea” del FMI. Aún no sabe qué tipo de préstamo tendrá disponible la Argentina, ni qué monto le aprobarán en el directorio del organismo, aunque en el Gobierno confiaban en que podría haber más de 30.000 millones de dólares disponibles para el gobierno de Macri.

En el Gobierno se esmeraban en las últimas horas del lunes por aclarar que, en vista de que las necesidades de financiamiento para este año ya están prácticamente cubiertas -Caputo dijo la semana pasada que sólo faltaba conseguir un 15% del financiamiento previsto para este año- es probable que los fondos solicitados a Lagarde nunca sean usados. “Nos sirven como una especie de garantía para conseguir más financiamiento y a mejores tasas, pero no necesariamente los vamos a usar”, le dijo un ministro a Clarín.

CLARÍN /

LA OPOSICIÓN BUSCA APROBAR LA LEY DE TARIFAS Y EL GOBIERNO INSISTE CON EL VETO

Si la palabra preserva su valor, la oposición aprobará este miércoles un proyecto “depurado” para limitar la suba de tarifas y acompañará al Gobierno en la sanción definitiva para reformar el mercado de capitales.

Los jefes de bloques en Diputados mapearon ayer el escenario legislativo , entre los temblores del dólar y el shock del acuerdo con el FMI. “La sensación es de confusión, el clima de incertidumbre”, apuntó un diputado opositor que negoció el acuerdo para que en la sesión especial de las 10,30 se apruebe el proyecto que pidió Mauricio Macri y luego, con los legisladores de Cambiemos en sus bancas, la oposición multicolor sancione la ley que congela la suba de tarifas.

El radical Mario Negri, presidente del interbloque de Cambiemos, ratificó la voluntad presidencial de “pagar el costo político” y vetar el tope tarifario si el Senado lo convierte en ley. “Nos manifestó que tiene clara conciencia del costo político, pero si es para evitar la irracionalidad, va a vetar la ley”, dijo Negri, quien el lunes participó de la cumbre de la mesa de Cambiemos en la Casa Rosada.

Fue un aviso del tono belicoso que se pronostica para la hora del debate. Negri es el que recibió el informe de los técnicos de la UCR que estima un costo fiscal de 101 mil millones de pesos el costo fiscal del dictamen opositor y de 78 mil millones si finalmente le quitan la baja del IVA.

El texto opositor, como anticipó Clarín el viernes, será “limpiado” en el recinto, donde eliminarán los artículos que establecen bajas en el IVA, retoque promovido por los diputados del peronismo no K a pedido de los gobernadores del PJ. Ahí aparece un matiz en el panperonismo: el bloque Justicialista de Pablo Kosiner y el Frente Renovador de Graciela Camaño, más los delegados provinciales, impulsan cambios para “moderar” el proyecto. Habrá otra corrección: las tarifas congeladas a noviembre pasado y atadas a salarios no alcanzará a los grandes consumidores o a los de áreas residenciales.

El peronismo de Argentina Federal dará quórum y votará la ley de mercado de capitales, que hace meses reclama la Casa Rosada. El FpV de Agustín Rossi no: pidió endurecer la ley de tarifas y votará en contra cercado de capitales. Esa bancada volverá a cuestionar el acuerdo en proceso con el FMI, como lo hizo este martes. En cambio, habrá unicidad panperonista, más provinciales, socialistas y de la izquierda respecto al proyecto que modera la suba de tarifas de los servicios públicos.

Por los bordes del itinerario legislativo acordado entre Kosiner, Camaño y Mario Negri, con la intervención de Emilio Monzó, presidente de la Cámara, aparece una cuestión sobre cómo y con qué tono será el debate en el Congreso. La metralla de Macri y Dujovne sobre la “demagogia” de la oposición puede alterar la sesión si se contagia a los voceros legislativos de Cambiemos.

“Cornejo dijo cualquier cosa de Aranguren y Carrió dijo que las facturas son impagables pero ¿los desestabilizadores somos nosotros?”, se quejó un legislador del PJ que, admite, que “le votamos todo lo que pedían”.

El capítulo Diputados parece, más allá de los detalles, resuelto desde que el Gobierno admitió, el lunes, que no tenía chances para quebrar el frente opositor y evitar que tengan número para sesionar.

“Priorizamos mercado de capitales”, explicó un funcionario. Y dijo que empezará otro juego en el Senado donde la influencia de los gobernadores es mayor. Humberto Schiavoni, senador de Cambiemos, dijo confiar en la “razonabilidad” de la Cámara alta para frenar el proyecto que votará Diputados. En CLARÍN se menciona y se reflejan expresiones del diputado nacional, Mario Negri.

CLARÍN /

SUPERMIÉRCOLES EN DIPUTADOS, CON SESIONES POR TARIFAS Y FINANCIAMIENTO PRODUCTIVO 

La oposición promete sancionar la ley que reclama CAMBIEMOS
El peronismo de los gobernadores se comprometió a facilitar la reunión para aprobar la ley de Mercado de Capitales. Luego, se debate el proyecto para retrotraer los aumentos
De no mediar sorpresas de último minuto (que más que nunca pueden hoy estar a la orden del día), tanto Cambiemos como la oposición tendrán hoy en la Cámara de Diputados motivos para festejar. El oficialismo porque, según acordaron, el peronismo que responde a los gobernadores le dará los votos para sancionar finalmente la Ley de Financiamiento Productivo. Y la oposición porque, según sus cálculos, tiene 130 diputados para darle media sanción a su proyecto consensuado sobre tarifas que hace un mes da vueltas por el Congreso.
Llamaba la atención anoche el clima de paz equilibrada en Diputados.
Durante el mediodía, justo cuando el presidente Mauricio Macri anunciaba el pedido de socorro al Fondo Monetario Internacional en medio de la crisis del dólar, los jefes de los bloques oficialistas y opositores acordaban cómo se desarrollará la jornada de hoy en el despacho del presidente de la Cámara, Emilio Monzó. Estaban allí Mario Negri, Nicolás Massot y Silvia Lospennato por Cambiemos, Agustín Rossi por el Frente para la Victoria-PJ, Graciela Camaño por el Frente Renovador y Pablo Kosiner por Argentina Federal. Surgió de allí la confirmación de que cada espacio mantendrá su pedido de sesión correspondiente. Así, para las 10:30 está citada la reunión convocada por Cambiemos para convertir en ley Financiamiento Productivo; y a las 11.55 está pedida la sesión para tratar tarifas. Ninguno bajó sus pretensiones.
Sin embargo, por pedido de los gobernadores, Kosiner acordó con Monzó que sus diputados participarán de la primera sesión, la de Cambiemos. Explicaban ayer en el Congreso que a los gobernadores también les interesa la remozada ley de Mercado de Capitales (tal su nombre original) pues permitirá que empresas asentadas en sus distritos puedan salir a financiarse al mercado local. Además de eso, también se los reclamó insistentemente el Gobierno que, aunque no parecía haber logrado anoche frenar la embestida opositora por tarifas, al menos conseguía el aval para una iniciativa que está esperando desde noviembre.
Con el quórum garantizado, Cambiemos prometió un debate ágil para permitir, al mediodía, la sesión opositora. En ese momento, será el arco peronista y sus aliados el que deberá garantizar el quórum; aunque el oficialismo podría, como en la última sesión, colaborar con sus diputados en las bancas si observa que la apertura del debate es inevitable.

Los opositores aseguraban anoche que no tendrán problemas en llevar adelante la discusión y la aprobación del proyecto de tarifas. Contaban entre 126 y 130 diputados apoyando la iniciativa, además de algunos más que aceptarían dar quórum pero no votarla, para no desairar a sus gobernadores.

Era el caso de los tres sanjuaninos que responden al sanjuanino Sergio Uñac y de los cinco misioneros alineados con Hugo Passalacqua. Además, daban por descontada la ausencia y de uno de los dos diputados chaqueños que se referencian en Domingo Peppo, y de uno de los cuatro cordobeses que revistan en las filas de Juan Schiaretti.

El cordobés cuestionó el proyecto de ley (que propone retrotraer las tarifas de servicios públicos a noviembre y permitir un solo aumento por año atado a la variación de los salarios) aunque dio libertad de acción a sus diputados. Se sumaron a esas críticas Peppo, el entrerriano Gustavo Bordet y el salteño Juan Manuel Urtubey, pero también sus diputados (algunos o todos) participarán de la sesión.

Kosiner, por caso, muy cercano a Urtubey, es quien más viene empujando la sanción de la iniciativa que su bloque consensuó con el massismo y que hoy, después de casi un mes, podría ser finalmente votada en el recinto.
La oposición tendría los 130 votos que precisa para darle media sanción al proyecto de tarifas. En EL CRONISTA se menciona al diputado nacional, Mario Negri. En BAE se menciona al diputado nacional, Mario Negri. En CRÓNICA se menciona y se reflejan expresiones del diputado nacional, Mario Negri. En PÁGINA 12 se menciona al diputado nacional, Mario Negri.

EL CRONISTA / BAE / CRÓNICA / PÁGINA 12 /

EL GOBIERNO VUELVE A NEGOCIAR CON EL FMI PARA DAR SEÑALES A LOS MERCADOS

En un intento directo de calmar a los mercados, que ya reflejaban otra suba imparable del dólar, el presidente Mauricio Macri enfrentó a la cámara de televisión oficial en el Salón Blanco para develar la incógnita que se había generado durante toda la mañana. Llovía a mares fuera de la Casa Rosada, y el inicio de conversaciones con el Fondo Monetario Internacional ya era un hecho.

“Hace minutos hablé con Cristine Lagarde, su directora, y nos confirmó que vamos a arrancar hoy mismo a trabajar en un acuerdo. Esto nos va a permitir avanzar en este plan de crecimiento y desarrollo, dándonos respaldo para enfrentar este escenario global y evitar crisis como las que hemos tenido”, dijo el Presidente, pasado el mediodía de ayer, al confirmar el “inicio de conversaciones” con el organismo internacional de crédito.

La decisión de solicitar ayuda al FMI fue tomada durante la reunión de coordinación, que Macri encabezó en la Casa Rosada, y en la que participaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña,  y los coordinadores Gustavo Lopetegui y Mario Quintana. La determinación fue sobre la base de conversaciones del Presidente, anteayer y ayer, con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y otros miembros del gabinete, como el titular de Finanzas, Luis Caputo.

“Esta política [gradualista] depende mucho del financiamiento externo. Durante los dos primeros años hemos contado con un contexto mundial muy favorable, pero eso hoy está cambiando”, explicó el Presidente, en el comienzo de un discurso que duró menos de tres minutos. “Las condiciones mundiales están cada día más complejas, y por varios factores: suben las tasas de interés, el petróleo, se han devaluado las monedas, entre otras variables que no manejamos. El problema es que somos de los países del mundo que más dependemos del financiamiento externo, producto del enorme gasto público que heredamos y que estamos ordenando”, justificó Macri, en referencia al kirchnerismo.

Desde uno de los despachos responsables de la decisión afirmaron a LA NACIÓN que, si bien “recién se está comenzando a charlar” los términos del acuerdo (Dujovne viajó anoche rumbo a Washington), la cifra solicitada “será de alrededor de US$30.000 millones”.

“Era el plan B que ya teníamos, la única forma que encontramos para financiarnos hasta el final del mandato”, reconocieron desde el Gobierno. Para Macri, la causa principal de la decisión es la “volatilidad” de los mercados por la suba de tasas en Estados Unidos. “Frente a esta nueva situación, y de manera preventiva, he decidido iniciar conversaciones con el FMI, para que nos otorgue una línea de apoyo financiero”, sostuvo el Presidente, remarcando la palabra “preventiva” y evitando cualquier comparación con anteriores negociaciones con el organismo internacional. “[Pedir el préstamo] siempre fue una posibilidad. Hoy el Presidente habló con Lagarde. De todas las herramientas que tenemos, esta es una y decidimos usarla”, afirmaron cerca de Macri. Y agregaron que “como la movida [económica] es muy fuerte en todo el mundo decidimos actuar”.

Apenas regresado de una recorrida por San Miguel junto con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, Macri se concentró en el anuncio, en el que reiteró su confianza en el modelo gradualista. “Mi convicción es que estamos recorriendo el único camino posible para salir del estancamiento buscando siempre evitar una gran crisis económica que nos haga retroceder y dañaría a todos”, afirmó Macri. “Por eso, implementamos una política económica gradualista que busca equilibrar el desastre que nos dejaron en nuestras cuentas públicas, cuidando a los sectores vulnerables y al mismo tiempo creciendo, generando así más empleo y desarrollo”, agregó. Un rato después de Macri, Dujovne habló desde el Palacio de Hacienda. Evitó dar detalles de la negociación, aunque intentó llevar confianza a los mercados y a la opinión pública. “Estamos lejísimos de tener una crisis, recurrimos a fondos extras de manera preventiva”, dijo el ministro. Tomando en cuenta las opiniones adversas que suele recoger el FMI, que prestó dinero al país antes de la crisis de 2001, Dujovne afirmó: “El FMI ha cambiado muchísimo en los últimos años, y fue fundamental en 2008 y 2009 ayudando a que los países puedan sobrellevar las crisis financieras”, dijo Dujovne.

Desde los aliados, el apoyo fue instantáneo en la CC-ARI y algo más difuso desde la UCR, pese a que los líderes de los dos partidos supieron de la medida un rato antes de que se conozca el mensaje de Macri, y no ayer cuando se reunieron en la Casa Rosada. El partido de Elisa Carrió expresó su “total alineamiento” con la decisión tomada. “La oposición irresponsable del PJ está poniendo en jaque la confianza en la Argentina. Pese a ello, los argentinos vamos a revertir esto en el corto plazo. Ir al FMI con una tasa del 4% es ahorrar la mitad de los intereses, estar cubiertos hasta 2019 e impedir el eterno golpismo de los devaluacionistas”, escribió Carrió. Desde la UCR no hubo comunicado de respaldo, aunque sí apoyo público de algunos dirigentes, como el presidente Alfredo Cornejo y el diputado José Cano. En LA NACIÓN se menciona al diputado nacional, José Cano.

LA NACIÓN / ÁMBITO FINANCIERO /

ACUERDO EN DIPUTADOS POR LA REFORMA DEL MERCADO DE CAPITALES: CLAVES DE LA LEY QUE PIDIÓ MAURICIO MACRI

En su discurso de apertura legislativa, el 1° de marzo, Mauricio Macri le reclamó al Congreso que agilice la aprobación de la ley de financiamiento productivo, el nombre que le impuso el Ejecutivo al proyecto para reformar el mercado de capitales. En los últimos días de tensiones económicas volvió a pedirle a su bloque de diputados e incluso a los opositores -lo hizo público el ministro de Finanzas, Luis Caputo, en una conferencia de prensa- que exploren las vías para poder convertirlo en ley.

El peronismo federal prometió facilitar el quórum y los votos para sancionarlo hoy, como módico gesto de aporte a la gobernabilidad, mientras avanza contra la suba en las tarifas. ¿Qué tiene la ley que le interesa tanto al Gobierno?

Fuentes oficialistas aseguran que su puesta en marcha ayudaría a la Argentina a dar una señal al frente externo de fortalecimiento de un mercado financiero poco atractivo y mucho menos desarrollado que otros países de la región. La capitalización del mercado argentino asciende al 18% del PBI, contra el 46% de Brasil y el 112% de Chile.

Cuando se promulgue la ley, entrarán en vigencia una serie de instrumentos destinados a facilitar el financiamiento de las pymes. Serán los siguientes:

# Las facturas que emitan las pymes por sus productos se aceptarán a los 15 días. Eso las transformará en un cheque que podrá ser descontado en el banco o en el mercado y, de no ser pagada, se podrá accionar contra la empresa que las recibió.

# Tendrán acceso más facil a la emisión de Obligaciones Negociables.

# Se refuerza el carácter de valor negociable del pagaré.

Otro eje de la reforma es la posibilidad de securitizar los créditos hipotecarios. Así, los bancos podrán ampliar el fondeo para esos préstamos. Las piezas que se introducen son:

# Letra hipotecaria ajustada por CER (evolución del índice inflacionario).

#Pólizas ajustada por CER. Son las que permitirán a los bancos vender parte de la cartera de hipotecarios en el mercado de capitales y así obtener fondos para seguir prestando. Al mismo tiempo, el texto apunta a desarticular reformas introducidas en el kirchnerismo: deroga la cláusula que le permite a la Comisión Nacional de Valores la intervención de una empresa. “Esa medida ahuyentó las inversiones y ahora apuntamos a cumplir estándares internacionales, eliminando las facultades discrecionales del ente regulador”, dicen en Finanzas. Con todo, el Senado devolvió el texto a Diputados ajustando la forma de elegir las autoridades de la CNV que proponía Macri.

CLARÍN /

GAS: DEMORAN LOS CAMBIOS PROMETIDOS A ALIADOS

El Gobierno llega hoy al debate en la Cámara de Diputados por los proyectos sobre tarifas de la oposición, sin haber instrumentado todavía los cambios que acordó con sus socios de Cambiemos. No hay por ahora una resolución del Enargas que instruya a las distribuidoras de gas a suspender la reducción del beneficio en la tarifa social durante mayo y junio.
Esta decisión pareció haber quedado supeditado a que las provincias aceptaran compartir con el Estado nacional el costo de la medida, pero por el momento no hubo nuevas reuniones del Consejo Federal de Energía.
Aunque tiene menos premura por una cuestión de fechas, tampoco el Enargas decidió todavía si las facturas emitidas entre el 1 de julio y el 31 de octubre, presentarán opciones a los residenciales para diferir un 25% del total a pagar para abonarlo con intereses en el período noviembre-abril. O si los usuarios deberán realizar un trámite en las oficinas comerciales para el diferimiento.
La postergación abre interrogantes. Entre otras cosas, porque la propuesta inicial de la UCR, de la que el Gobierno solo tomó una pequeña parte, era menos onerosa para el Estado que los proyectos de la oposición. Incluía prorratear el mayor consumo de los bimestres 3, 4 y 5 (de mayo a octubre), en el consumo de los bimestres 6, y 1 y 2 de 2019. Esto tenía un costo financiero que pudo haberse discutido con las empresas gasíferas, de modo que todas las partes, incluyendo a los usuarios y al Estado, se repartieran el gasto.
También el radicalismo proponía posponer el 50% de la última cuota de la revisión tarifaria integral (RTI) de transportistas y distribuidoras, pasándola para octubre del 2019, lo que no hubiera tenido costo fiscal, y hubiera significado una reducción de casi el 25% para los usuarios.
La medida solo habría requerido recalcular los programas de obras a que se comprometieron esas empresas. Por otra parte, las compañías tienen garantizados los ingresos, así que les hubieran reconocido el costo del diferimiento y trasladado en el futuro a los usuarios, si no se querían tocar las obras.
Por último, la UCR también propuso postergar las modificaciones en la tarifa social por un bimestre, pero aplicar entre julio y octubre una reducción progresiva del beneficio, inferior a la pautada por el Gobierno, acompañado de una campaña para gastar menos energía. Esto en realidad es lo que tenía más costo para el fisco porque buena parte del ahorro en subsidios de este año se debe al menor alcance de la tarifa social en metros cúbicos de gas y en kilovatios. Si bien el Gobierno ya anunció que vetará una posible ley impulsada por la oposición sobre tarifas, el debate abierto por el tema corre el riesgo de acentuarse, a medida que se reciban las boletas de los meses de mayor consumo y especialmente si empieza a bajar mucho la temperatura. Porque para el público todavía no se trata de un problema real o urgente. Con la inflación en ascenso, van a crecer las dificultades para pagar las facturas de invierno que rondarán entre $1.800 y $2.000 por mes para una familia que usa gas para cocinar, agua caliente y calefacción en forma moderada.

ÁMBITO FINANCIERO /

14 FRASES DE ELISA CARRIÓ: EL GOLPE, EL TEÑIDO Y UN ANUNCIO INESPERADO

La diputada Elisa Carrió no anduvo con vueltas a la hora de defender la decisión del gobierno de Mauricio Macri de pedirle una línea de apoyo financiero de al menos 30 millones de dólares al FMI para tratar de contener los sacudones en el mercado cambiario de los últimos días.

A continuación, las frases más picantes de la líder de la Coalición Cívica y uno de los pilares de Cambiemos, en diálogo con Todo Noticias.

“Miren si gobernara Scioli y Aníbal Fernández. Nos entregaron un país quebrado, un país saqueado. Había que decirlo con nombre y apellido, pero éste es el problema de Durán Barba. Yo con Durán Barba no tengo nada que ver.

“Acá Cambiemos tiene que salir dar las razones y explicarle a la sociedad. Y no hacerle caso al teñido. Basta de ser buenitos. Basta con los globos”.

“Para mucha gente el FMI significa ajuste. En este caso es la única solución pragmática, más barata, preventiva e institucional que nos puede llevar a la continuidad de la República, a la prosperidad futura y a la disminución de impuestos. Yo la apoyo totalmente”.

“El presidente a veces se pone muy duro, por temor a la responsabilidad”

“El ministro de Energía (Juan José Aranguren) me confirmó que no va a haber más aumentos en todo el año”.

“Tenemos que ser todos un poquito más escuchados. Me gustaría ser escuchada en el momento oportuno y no cuando es tarde, yo le avisé. Intuía lo que podía pasarle con el aumento de tarifas”.

“Esta fluctuación del dólar no debería afectar los precios. El dólar estaba muy bajo”.

“Estoy absolutamente tranquila porque estoy acostumbrada a la adversidad. Al Presidente lo vi muy bien”.

“Yo sé quiénes están atrás. Estoy haciendo inteligencia financiera sólo para saber quiénes son. Esto sale de Rosario, al menos la anterior”.

“(Ignacio) De Mendiguren le decía a (Fernando) De la Rúa: o devaluás o te volteamos. Yo lo escuché. Lo mismo con (Eduardo) Duhalde, con la devaluación asimétrica, significó la ida de Remes (Lenicov), una quita del poder adquisitivo. Hay grupos que operan, sobre todo en mercado a futuro, para liquidar ahora, por ejemplo, soja o exportar acero”.

“Esto es preventivo, en diciembre intentaron inventar un mini 2001 sin contexto y lo paramos. Esta acción preventiva por el 4 por ciento me parece maravillosa. Afuera hablan del gran temor de que vuelva el kirchnerismo, que seamos Venezuela”.

“Marcos Peña es el único que le habla al presidente y le dice cosas. La otra soy yo. El resto es más silencioso”.

“Los que queremos la República, ahora tenemos que estar alineados. Esto se lo digo a la sociedad. Estamos todos juntos, salvo alguno que otro. Hay una cohesión absoluta en el grupo de Cambiemos. Yo no voy a romper”.

“Hoy hay que defender al Presidente, me guste o no me guste algún accionar. Estamos defendiendo la República”.

CLARÍN /

DESDE EL PJ DICEN QUE PARA EL NUEVO CRÉDITO EL GOBIERNO DEBERÁ PEDIR AUTORIZACIÓN AL CONGRESO

El presidente de la comisión Bicameral de Seguimiento y Control de la Deuda Externa, el senador peronista por Formosa José Mayans, advirtió este martes que si el Gobierno va a tomar nueva deuda con el FMI necesitará primero “pedir autorización del Congreso”.

“El Poder Ejecutivo tiene que tener autorización expresa del Congreso, según establece la Constitución Nacional. Tenemos que ver los plazos, las condiciones, los montos y los intereses de la nueva toma de deuda. No quiero creer que el Presidente vaya a arrogarse la suma del poder público”, dijo a Clarín Mayans.

En la Jefatura de Gabinete rechazaron que el Poder Ejecutivo necesite el ok del Congreso bajo el argumento de que la ley de Presupuesto 2018 ya habilitaría a la toma de la nueva deuda.

Lo mismo hizo el presidente provisional del Senado, el macrista Federico Pinedo. “Para pedir una línea de crédito, que es como pedir un descubierto en un banco, no tomas deuda. Para pedir un giro en descubierto no hace falta pedir autorización”, apuntó Pinedo. Y completó: “Además no se pasa del total de deuda autorizada por el Congreso. Solo haría falta la autorización si el Gobierno se pasara del total autorizado. Acá lo que hará es esta reemplazar deuda privada por deuda del Fondo”.

Otras fuentes del PJ coincidieron con el senador por Formosa, aunque interpretan que el Gobierno va a eludir al Congreso. “Nunca vi que se haya votado un acuerdo con el FMI”, apuntó un veterano ex legislador peronista.

En el interbloque Argentina Federal revisaban en la noche de este martes la ley de Presupuesto 2018 para determinar si el nuevo endeudamiento que pretende tomar el Gobierno perforará, o no, el límite fijado en la norma sancionada el año pasado.

Consultado por Clarín, el diputado justicialista Diego Bossio se limitó a responder: “Estamos procesando la información sobre el crédito. No creemos que el camino sea endeudarse nuevamente con el FMI”.

En vez de tratar de sacar provecho de la tormenta económica bajo la que se encuentra la administración de Mauricio Macri, varios de los principales referentes de la oposición se llamaron a un muy sugestivo silencio.

Cristina Kirchner, habitualmente muy activa en las redes sociales, ayer no escribió ni un solo tuit sobre el “regreso” al FMI. Tampoco su ex ministro de Economía, Axel Kicillof, también regularmente ultra activo habitualmente en Twitter.

Cerca de Sergio Massa dijeron a Clarín que el líder del Frente Renovador no opinaría. Tampoco lo hizo Miguel Pichetto, jefe de la bancada peronista del Senado.

Uno de los que sí hablo fue Pablo Kosiner, jefe del interbloque Argentina Federal de la Cámara de Diputados. Y en su declaración dio una de las pistas de por qué la mayoría de los referentes opositores optaron por no opinar: “Antes que nada debemos ser muy cautos. Muy responsables. El ministro (Nicolás Dujovne) no ha dado mucha información respecto de lo que piensan hacer”, dijo el salteño.

Y agregó: “Lo primero que necesitamos ahora es más información. Saber cuál es el monto de la deuda que quiere tomar el Presidente con el FMI, en qué condiciones de tasas y para qué la quiere. Entonces me parece que para terminar de opinar nos falta mucha información todavía. Sí creo que estamos en una situación difícil”.

A través de un comunicado, el bloque del FpV de Diputados exigió al Gobierno que “cualquier posible acuerdo con el FMI, previo a su aprobación, sea discutido ampliamente en el Congreso de la Nación. Nada de lo que se quiera acordar con el Fondo tiene que ser realizado a espaldas del pueblo argentino”.

En otro comunicado, el equipo económico del Frente Renovador le recomendó al Gobierno “dejar la soberbia de lado y empezar a escuchar a quienes los queremos ayudar a mejorar el presente y futuro de los argentinos, en vez de buscar ayuda y consejo en el FMI, resultando esto en un nuevo endeudamiento. Entendemos que el gobierno fue irresponsable, no escucho a la gente, ni se abrió a otras propuestas”. El ex canciller Jorge Taiana también se refirió a la decisión del Gobierno: “Macri decía que Cambiemos era el futuro, lo nuevo, lo distinto y nos llevó al peor de los pasados, al pasado del ajuste y de mayor miseria”.

Uno de los pocos gobernadores en pronunciarse fue el santafesino Miguel Lifschitz. “Las palabras Fondo Monetario Internacional nos eriza la piel a más de uno”, disparó.

CLARÍN /

EL REGRESO DEL FMI HARÍA MÁS DURO EL AJUSTE, SUGIEREN LOS OPOSITORES

El anuncio del presidente Mauricio Macri sobre el inicio de conversaciones con el Fondo Monetario Internacional generó el rechazo inmediato de parte del kirchnerismo, un sector del progresismo y la izquierda, que interpretaron la noticia como la confirmación del fracaso del plan económico de Cambiemos y la antesala de un proceso de ajuste duro, sin gradualismos.

“Volvimos al FMI. Esta historia ya la conocemos: más deuda, más ajuste, más pobreza y más represión”, sostuvo el diputado kirchnerista Eduardo “Wado” de Pedro. “Otra vez un ‘blindaje’. Otra vez megaendeudamiento. Otra vez las recetas que aplicaron con la Alianza. Qué manera de hacer trizas una economía”, sentenció Alberto Fernández, jefe de Gabinete entre 2003 y 2008.

La evaluación no cambió mucho en el progresismo. “Tocamos fondo, ahora empieza el verdadero ajuste”, señaló el senador Fernando Solanas (Proyecto Sur). “El anuncio del Presidente asusta. No nos están contando todo o traicionan alevosamente la expectativa que construyeron”, agregó Margarita Stolbizer.

El diagnóstico no fue muy diferente en el trotskismo. “Se viene versión siglo XXI del blindaje. FMI financiará la fuga de capitales del círculo rojo, antes del final”, expresó Marcelo Ramal, del Partido Obrero.

El amplio abanico del peronismo “dialoguista” dedicó más tiempo a procesar la noticia y, al caer la tarde, eligió un tono menos tajante. “Son momentos para ser muy cautos, porque preocupa que, después de dos años de gestión, Macri admite que no pudo desanclar la economía del financiamiento externo”, sostuvo el diputado Pablo Kosiner, jefe del bloque Argentina Federal.

Tras reunir a sus economistas, el Frente Renovador de Sergio Massa le “recomendó” al Gobierno “abandonar la soberbia” y escuchar a la oposición. “Le proponemos un camino de crecimiento asociado a la producción, el trabajo y las pymes y no al del ajuste, la bicicleta financiera y el endeudamiento. Es falso que haya un solo camino, es falso que cualquier alternativa sea demagógica”, señalaron a través de un comunicado.

LA NACIÓN /

LA UCR Y CARRIÓ DESLIZAN CRÍTICAS TRAS LA VUELTA AL FMI: UNIDOS PERO MOLESTOS

En medio de una de las peores crisis desde que Cambiemos asumió el Gobierno, los socios de Mauricio Macri cerraron filas y respaldaron públicamente la decisión de volver al Fondo Monetario Internacional. Sin embargo, la preocupación por otras decisiones económicas comenzó a filtrarse después del anuncio en el que el Presidente reveló las gestiones para lograr un nuevo endeudamiento, de unos 30 mil millones de dólares. Los diputados radicales tuvieron anoche una reunión de catarsis, en la que hablaron del dólar y se prepararon para la derrota que la oposición les dará hoy en la sesión por el tarifazo. La líder de la Coalición Cívica, fiel a su estilo apocalíptico, igualó la defensa del Gobierno con la defensa de la República: “No se trata del presidente Mauricio Macri sino de la República. Hay que sostener”. Más tarde, sin embargo, se quejó de que la escuchan poco. “Me gustaría ser escuchada en el momento oportuno y no cuando es tarde”, dijo sobre los aumentos de tarifas.

Igual que la semana pasada, cuando el Gobierno intentó frenar la corrida cambiaria sacrificando miles de millones en reservas y subiendo las tasas de interés, tanto la UCR como la Coalición Cívica no fueron consultados. Este lunes por la tarde, tras una nueva suba del dólar, Carrió y el titular del Comité Nacional, Alfredo Cornejo, fueron convocados a la casa de gobierno para dar una señal de respaldo y unidad. Ambos encabezaron la reunión de la mesa nacional de Cambiemos y buscaron mostrar que la alianza gobernante no tiene fisuras. Pero en esa reunión no les consultaron nada del anuncio que haría Macri ayer. Consciente de eso, para evitar que se profundice el malestar en un momento tan crítico, ambos recibieron un llamado telefónico del Presidente antes de que grabara su breve mensaje televisivo.

“Uno no tiene otra opción que ser espectador. El que conduce es Macri”, se resignaba ante Página 12 un operador radical de contacto permanente con uno de los tres gobernadores que tiene su partido. Hace tiempo que en la UCR se cocinan críticas por la ausencia de un ministro que concentre las decisiones económicas, en línea con el planteo de Alfonso Prat Gay al salir del Palacio de Hacienda. Es una percepción que comparten tanto Cornejo como el jujeño Gerardo Morales y el jefe del interbloque de Cambiemos en Diputados, Mario Negri. Sin embargo, ninguno de los tres líderes que tiene el radicalismo hoy considera oportuno a salir a cuestionar al gobierno en un momento tan delicado. “Afirmamos nuestro respaldo a las decisiones de coyuntura para retomar el camino de construcción de una economía sana y sustentable”, sostuvo ayer Cornejo a través de su cuenta personal de Twitter. Casi calcado fue el discurso de Carrió, en un primer momento. Por la noche, arremetió contra su enemigo predilecto en el Gobierno, Jaime Durán Barba: “Acá Cambiemos tiene que salir dar las razones y explicarle a la sociedad. Y no hacerle caso al teñido. Basta de ser buenitos. Basta con los globos”, disparó. Como es habitual, remarcó que no va a “romper” con Cambiemos pero dejó en claro su disidencia. “Hoy hay que defender al Presidente, me guste o no me guste algún accionar”. En PÁGINA 12 se menciona al diputado nacional, Mario Negri.

PÁGINA 12 /

EL FMI DICE QUE ESTÁ LISTO PARA “TRABAJAR JUNTOS PARA FORTALECER LA ECONOMÍA”

Luego de una década de distanciamiento, y dos años de recomposición de la relación, el Fondo Monetario Internacional se declaró listo para volver a “trabajar juntos” para fortalecer la economía argentina e intentar poner fin a la corrida cambiaria que forzó al gobierno de Mauricio Macri a volver a pedirle asistencia.

“La Argentina es un valioso miembro”, dijo, en un comunicado, la directora gerente, Christine Lagarde, al confirmar el pedido de Macri. “Espero con interés continuar nuestra colaboración con la Argentina. Se han iniciado discusiones sobre cómo podemos trabajar juntos para fortalecer la economía argentina y llevaremos estas conversaciones a cabo en breve”, apuntó.

Ni la Argentina ni el Fondo Monetario son los mismos que los de fines de los 90. El país implementó un programa de ajuste “gradualista”, la economía crece y el dólar flota.

LA NACIÓN /

CLIMA DE PREOCUPACIÓN Y ESPECULACIONES POR LOS FONDOS EN LA CASA ROSADA

Tras el anuncio del regreso de la Argentina a un programa de financiamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI), el gobierno de Mauricio Macri dejó trascender que pedirá un línea de crédito del orden de los 30.000 millones de dólares al organismo internacional, a tasas mucho más bajas que las del mercado, de alrededor de 4%, aunque todavía no existen cifras oficiales hasta que se concrete el viaje a Washington del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y parte del equipo económico.

Pero pese a la tranquilidad recuperada por las primeras conversaciones con la titular del FMI, Christine Largarde, en la Casa Rosada cundieron preocupaciones por el impacto de la crisis en el crecimiento económico de 2018 y en la inflación de mayo, debido a la suba del dólar de estos días.

“Luego de la suba de tasas en los Estados Unidos, y la corrida contra el peso, va a ser un año duro para anunciar buenas noticias. Preveíamos otra cosa”, dijo a LA NACIÓN un funcionario de la Casa Rosada.

LA NACIÓN /

EL PLAN B DEL QUE NADIE QUERÍA HABLAR NI TENER QUE UTILIZAR

Era el plan B del que nadie quería hablar. La bala de plata que todo integrante del equipo económico soñaba con no tener que usar. Pero al final debieron activar el botón de pánico. En el atardecer del primer lunes negro del macrismo, el ministro de Finanzas, Luis “Toto” Caputo llevó noticias a la Casa Rosada que obligaron hacer a lo que hasta minutos antes evitaban y de lo que no habían anticipado ni siquiera a los dos dirigentes más importantes del PRO que no integran el Poder Ejecutivo nacional, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta. Se venía una ofensiva letal contra el peso y no tenían más solución a mano que recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Cuentan los que participaron de la reunión que la expresión de Macri reflejaba la magnitud de la crisis en los minutos previos al contacto con la directora gerente del FMI. El diálogo con Christine Lagarde, abierto por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, devolvió los colores a la cara del Presidente. Pudieron comprobarlo Caputo, el jefe de Gabinete, Marcos Peña,  y sus segundos Gustavo Lopetegui y Mario Quintana, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger.

Dicen que de esa conversación no sólo quedó el compromiso del FMI de asistir con financiamiento a la Argentina sino también la convicción de hay una decisión estratégica del organismo y de Estados Unidos de evitar un colapso financiero del país o un ajuste social y políticamente inaceptable. Se podrá comprobar en breve.

Según altos funcionarios del Gobierno, los mercados exigían que el déficit primario de este año fuera del 1,5% y no del 2,7%, como se había comprometido en su última concesión Dujovne, y de cero para el próximo. Con el agregado de una megadevaluación. Frente a ese escenario, recurrir al Fondo se pareció al alivio de volver a respirar después de ser arrasado por una ola gigante. Pero no había nada para festejar. Los efectos secundarios y los costos resultarían inevitables. Si lo del ajuste salvaje era un suicidio político, recurrir al Fondo no sería incruento, dada la historia todavía está viva en la memoria colectiva. Esa fue la causa por la que siempre el Gobierno evitó siquiera mencionar hasta hoy que si fallaba la apuesta única al financiamiento externo para sostener el gradualismo no había previsto ni encontrado ninguna en otra alternativa que recurrir a quien para los argentinos más se parece al mercader de Venecia. Tal vez peor resulte confirmar que este es el último paracaídas. El intento de apelar al anuncio del recorte del gasto, con un freno a la obra pública, fueron balas de fogueo en una guerra de verdad.

Consciente de la impopularidad y el carácter de último recurso de la decisión de pedir auxilio al FMI, el Gobierno buscó hacer una primera reducción de daños: ante de la emisión del mensaje de Macri hubo llamados a los gobernadores y jefes de bloque propios, a los líderes de los partidos de la coalición oficialista y a los mandatarios provinciales opositores más dialoguistas.

Anoche se evaluaban acciones de comunicación para hacerlo digerible para la sociedad. Los tres minutos grabados por Macri y la conferencia de prensa de Dujovne eran para otros destinatarios: los operadores que seguían vapuleando al peso hasta pasado el mediodía. El argumento a esgrimir es que con el FMI se logrará una fuente de financiamiento más barata para que el gradualismo sigue en pie, y que eso se evitó un ajuste sangriento. Deberán extremar la creatividad porque hay una audiencia poco receptiva. Cualquier consultor de opinión pública se lo puede confirmar. Pero tanto o más difícil será convencer de que lo ocurrido es sólo fruto de la combinación de un shock externo y de la vulnerabilidad del país por la herencia recibida. La oposición, muchos economistas y aún más formadores de opinión tienen una mirada crítica también sobre la praxis del Gobierno y lo hecho durante los últimos meses. Abundan los cuestionamientos a medidas y señales emitidas (no siempre coherentes) por los responsables de la economía y, también, de la política oficial. Algunos dirigentes importantes del oficialismo aconsejaban buscar algún acercamiento con el peronismo no kirchnerista. No parece haber plafón para eso, al menos hasta después de la sesión en Diputados donde seguramente se aprobará un proyecto opositor para morigerar el ajuste de tarifas, que será mucho más lavado que el original. Previamente, los bloques del peronismo federal y del Frente Renovador habilitarán la sanción de las leyes de Defensa de la Competencia y de creación del mercado de capitales, que promueve el oficialismo y con la que buscan dar una señal a los mercados.

Nadie tiene margen para exponerse a quedar bajo los reflectores armando bombas. Todo es demasiado frágil.

LA NACIÓN /

PREOCUPA A EMPRESAS DEBATE EN EL CONGRESO

Las cámaras empresarias que reúnen a las empresas transportistas y distribuidoras de gas y electricidad (ADEERA, ATEERA, ADIGAS más TGN y TGS), expresaron en un comunicado la preocupación “ante el debate legislativo de proyectos que pretenden retrotraer decisiones que fueron tomadas por el Poder Ejecutivo, aplicando las leyes nacionales y los marcos regulatorios”.
Afirmaron que los cuadros tarifarios que se buscan retrotraer, “fueron exhibidos en audiencias públicas y aprobados junto con el presupuesto nacional”.  Las entidades indicaron también que “algunos de los proyectos presentados conllevan cambios que podrán en peligro futuras inversiones, generarán pérdida de fuentes de trabajo y prolongarán el déficit energético que el país arrastra desde hace años”.

ÁMBITO FINANCIERO /

CAMBIEMOS, EL TEMOR Y UN “PLAN B” QUE SIEMPRE ESTUVO A LA VUELTA DE LA ESQUINA

“La chance siempre estuvo, aunque nunca se la haya planteado como el plan A”. La frase que se escuchó ayer en la Casa Rosada habla de una realidad que el Gobierno, o al menos unos cuantos funcionarios, siempre tuvieron como alternativa frente a una crisis de financiamiento.
La decisión de apelar al FMI se tomó, como corresponde a los jefes de Estado en estos casos, a solas con parte del equipo económico (a algunos funcionarios con responsabilidad los tomó por sorpresa) y solo después de eso, pero antes de hacerla pública, a los socios de Cambiemos, gobernadores y las cabezas del Congreso.
El pedido de una línea de asistencia crediticia, contingente o no, al organismo internacional que la historia argentina odia, pero que hoy ofrece la tasa más baja para endeudarse, ayer por la mañana ya no era opción sino el único camino posible. Luis Caputo había dado las señales sobre el martes complicado que se avecinaba. Ayer por la mañana, durante la reunión de coordinación del Gabinete económico, se tomó la decisión de activar el Plan B. Allí estaban Marcos Peña, los vicejefes de gabinete, Caputo, Nicolás Dujovne y Rogelio Frigerio.
Tras activar el mecanismo Dujovne llamó por teléfono a Christine Lagarde y comenzó a bordar la negociación que hoy formalmente se lanzará en Washington. No es un detalle menor ya que existen dos vías alternativas de asistencia al país y para las dos hay exigencias que aún no se sabe si el país puede cumplir.
Tras esa llamada hubo un alivio, sin alegría, de la situación en la Rosada. El teléfono con Lagarde pasó más tarde a manos de Mauricio Macri.
El primer mensaje del grupo al exterior fue de contención; el macrismo actúa en esto con una sensación de culpa, que evidencia las heridas que ha dejado en la conciencia colectiva del país la relación tormentosa con el FMI en su historia, pero también cierta preocupación por las críticas que recibirá desde la oposición.
Si el macrismo no hubiera caído en esa trampa política que agita el fantasma de una intervención del organismo en la economía local, quizás hubiera pensado en una asistencia del FMI al comienzo del Gobierno con financiamiento a tasa baja (algo así como 4%) que facilitara (con menos dolor) el gradualismo que Cambiemos quiso consagrar. No fue el camino y ahora se deberán tomar decisiones más duras. Para contrarrestar esas sensaciones se explicó en Presidencia: “Es cierto es que se construyó hace tiempo una relación con Lagarde que es una garantía adicional que se podía utilizar en un caso extremo”. Como para no aparecer sorprendidos frente a la crisis.
Tras la decisión de “ir” al Fondo, Macri debió tomar un par más. La primera fue llamar a sus socios dentro y fuera del PRO. Alfredo Cornejo, con quien hoy conversará largamente durante un vuelo a Mendoza, fue el primero. Después Elisa Carrió, quien salió a tuitear apoyo inmediatamente. La tercera decisión se había tomado minutos antes: sería Macri en persona quien anunciaría la negociación con el FMI. Lo hizo en un mensaje grabado que estaba previsto para 3 minutos. Lo liquidó en 2,40 y se fue a su despacho.

ÁMBITO FINANCIERO /

MACRI Y CORNEJO JUNTOS HOY EN MENDOZA (LEJOS DE LAS TARIFAS)

El presidente Mauricio Macri y el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, despegarán juntos hoy del debate del Congreso Nacional que impulsa la oposición por el freno al aumento de tarifas y será el mendocino quien oficie luego de anfitrión. Las escenas reales y simbólicas a veces se entremezclan, pero en esta oportunidad la secuencia será literal: el Presidente y el mandatario cuyano compartirán el mismo vuelo que aterrizará en Mendoza y dejarán lejos la discusión legislativa; se mostrarán juntos como una señal de unidad de la alianza en las tierras del propio Cornejo, uno de los socios de Cambiemos que primero disparó contra el tarifazo.
En el entorno del jefe del radicalismo evitan todo tipo de suspicacias respecto a la coincidencia. “Se viene hablando de la visita desde hace semanas”, dijeron a este medio, y agregaron que la relación entre el Presidente y el gobernador ya atravesó las turbulencias tras las críticas de Cornejo al aumento de precios de servicios públicos y a miembros del Gabinete como el ministro de Energía Juan José Aranguren. “Ya se habló y el vínculo está bien”, manifestaron, minimizando los dedos peronistas que indican que dentro de Cambiemos surgieron los primeros cuestionamientos a la suba de tarifas, antes de que el PJ recogiera el guante. Desde despachos cuyanos ven eso como una chicana. La estrategia opositora en diputados que ya estaba marcada.

ÁMBITO FINANCIERO-ÁMBITO NACIONAL / LA NACIÓN /

DUJOVNE NEGOCIA CON LAGARDE LAS CONDICIONES DEL PRÉSTAMO DEL FMI

El equipo económico arranca desde este miércoles en Washington reuniones con el staff del Fondo Monetario. La delegación está integrada por funcionarios de Hacienda. El ministro, Nicolás Dujovne, y los secretarios de Política Económica, Sebastián Galiani, y de Hacienda, Rodrigo Pena. Se unieron además el jefe de Gabinete, Ariel Sigal, y el jefe de asesores, Guido Sandleris.

“Financiamiento preventivo”, es la palabra clave. Así lo definió Sandleris antes de embarcar rumbo a Estados Unidos. “Argentina no necesita ese dinero hoy, no tenemos problemas para cumplir con los pagos”. ¿Entonces para qué se solicita? Para reducir la incertidumbre y la volatilidad sobre el peso que se depreció casi 10% en diez días, explican.

Las visitas al edificio del Fondo están pautadas, en principio, hasta este jueves. Aunque en el equipo económico no descartan volver a Washington en las próximas semanas para ultimar detalles. Los encuentros serán con Christine Lagarde, titular del organismo y su staff. Luego el documento deberá ser sujeto a aprobación del Directorio. En la Rosada descartan el apoyo de los países.

Dujovne y los funcionarios del organismo deberán precisar desde hoy cuál de los 10 tipos de asistencias que ofrece el menú del FMI, se acordará para amortiguar el impacto de la salida de dólares que azota al país.

¿Qué alternativas se barajarían? Según un informe de la consultora ACM el programa que más chance tiene la Argentina de conseguir es el ‘acuerdo Stand By Tradicional’, utilizado con más frecuencia por los países de mediano ingreso. La duración es de 12–24 meses, pero no mayor de 36 meses. El país podría obtener desembolsos por US$20.000 millones. “El directorio del FMI podría ampliar esa cifra”, contó ayer un funcionario importante de la Casa Rosada, quién agregó: “Vamos a morir con la camiseta del gradualismo”, para explicar por qué Argentina retorna al FMI. “Hay una corrida contra el peso y es más barato pedir prestado al 4% que ver el dólar y la inflación subir”.

Sobre si Argentina entablará negociaciones con otros organismos o asistencias bilaterales, en el Gobierno respondieron que “por ahora sólo se irá al Fondo Monetario”.

Los últimos stands by de Argentina y el FMI se firmaron el 24 de enero de 2003 (unos US$ 2.800 millones) y el 20 de septiembre de 2003 (cerca de US$ 11.500 millones). Antes, en 2000, se había acordado un préstamo con condicionalidades y bautizado como blindaje para defender la paridad del peso contra el dólar. Sin embargo hubo sólo dos desembolsos y cuando se cayó el tercero la convertibilidad no se sostuvo. Desde ahí la relación con el organismo quedó dañada y en 2005, Néstor Kirchner, pagó la deuda al FMI. Ya por entonces la economía argentina crecía.

“Iremos utilizando los recursos a medida que veamos como se desenvuelve la volatilidad”, dijo ayer Sandleris. En el Gobierno insistían ayer con que el país no necesita el dinero inmediatamente. Sin embargo, el año próximo Argentina enfrenta vencimientos importantes y la asistencia del organismo ayudaría a despejar la incertidumbre. Según Finanzas, la brecha a cubrir en 2019 serían “algo menos” de los US$ 26.100 millones anunciados a fin de 2018. Aunque para el mercado podrían ser más. Elypsis calcula US$ 35.000 millones. “La noticia de las negociaciones con el FMI es positiva -dice el trabajo de Elypsis-, para abordar las preocupaciones en torno al financiamiento de las elevadas necesidades financieras del programa gradualista en un marco de deterioro de las condiciones externas, menor apetito por el riesgo argentino en los mercados internacionales y un mercado en moneda local muy delgado y reciente golpeado por la devaluación de la moneda”.

CLARÍN / ÁMBITO FINANCIERO /

CGT, ENTRE LA CAUTELA AUTOIMPUESTA Y LA QUEJA POR LA VUELTA DEL FONDO

El sindicalismo tradicional mantenía ayer una cautela forzosa ante el anuncio del Gobierno de retomar el endeudamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI). La CGT evitó pronunciarse de forma institucional y la mayoría de los dirigentes con peso propio en la organización hizo silencio con el alegado propósito de azuzar la crisis de la administración de Mauricio Macri y, menos, quedar asociados a una supuesta voluntad destituyente. Apenas Hugo Moyano aseguró que el acuerdo con el organismo implica “la entrega total del país” pero focalizó sus críticas en las tarifas de servicios públicos.
La falta de un pronunciamiento de la CGT estuvo en línea con la resolución del jueves pasado de no brindar una conferencia de prensa al término de su reunión de Consejo Directivo y sólo difundir un comunicado con cuestionamientos hacia la política económica y con la puesta a disposición de la central para participar en protestas puntuales de sindicatos ante el tarifazo. En el grueso de la dirigencia caló hondo el mote de golpistas que la persigue desde la cadena de paros contra Raúl Alfonsín en los 80 y las imputaciones por la caída del Gobierno de Fernando de la Rúa.
La historia contemporánea dividió a la central sindical, como en muchos otros temas, entre quienes plantearon objeciones a la implementación de políticas dictaminadas por el FMI con actitud negociadora, como los “gordos” de los grandes gremios de servicios y los “independientes” de constante diálogo institucional, y quienes se opusieron de manera frontal como Moyano y las distintas encarnaciones de la CTA, así como las organizaciones sociales.
Aunque en ambas veredas coinciden en señalar que no es momento de sumar nafta al fuego con declaraciones altisonantes, ayer esa distinción entre sectores volvió a cobrar vigencia. En reserva, los dirigentes más dialoguistas reconocieron que cualquier nuevo acercamiento del Gobierno al FMI representará un retroceso, tarde o temprano, para los trabajadores. El actual directorio del organismo multilateral de crédito sostiene su receta de exigencias de baja del gasto público, aplicación de flexibilización laboral y reducción de las jubilaciones.
En esos espacios, sin embargo, advierten que la prioridad siempre será la preservación de las normas vigentes de derecho colectivo, como las de negociación por rama de actividad o el imperio del monopolio de representación de un sindicato, así como el sostén financiero de las obras sociales sindicales. Los cambios propuestos por el Ejecutivo en sus proyectos de ley de reforma laboral, admiten en reserva, afectan aspectos puntuales del derecho individual como en el caso de las indemnizaciones por despido- pero están lejos de representar una amenaza para los ejes de su poder.  Moyano ayer se diferenció de esa posición, aunque con mesura, si se tiene en cuenta su historial de declaraciones. Aseguró que el nuevo acercamiento con el Fondo será “la entrega total del país” y agregó: “era lo previsible, pero nunca pensé que se iba a hacer de la forma en que se hizo”. A continuación se enfocó, en una conferencia de prensa que ofreció en el club Independiente, que preside, en la protesta contra el tarifazo que hoy será motivo de una movilización frente al Congreso.  El camionero se plegó a la advertencia que hizo el triunviro de CGT Carlos Acuña en una entrevista con este diario de impulsar un paro nacional en caso de producirse un veto presidencial al proyecto de freno al ajuste tarifario que espera aprobar la oposición. Pero incluso en ese escenario de conflictividad planteó un matiz: “hay que ver si lo acepta la gente”. Para sostener esa posición Moyano encabezará hoy una marcha multisectorial que terminará en el Congreso a las 18 junto a las dos CTA, la Corriente Federal, sectores del peronismo bonaerense y organizaciones sociales.

ÁMBITO FINANCIERO /

EL 75% ANTICIPABA RECHAZO AL ACUERDO POR “INADECUADO”

Una encuesta revela que el anuncio del Presidente tiene mala imagen. Por otro lado, la gente cree necesario unificar el Ministerio de Economía.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) tiene mala prensa debido a una gran serie de desaciertos a lo largo de su historia más reciente. Pero como dicen en general los economistas, la actual composición del staff no es la misma que hace 20 años, cuando la receta exclusiva era el ajuste fiscal. Aún así el público argentino de eso no está ni enterado. Una encuesta realizada por la consultora D’Alessio Irol, junto con el analista Sergio Berenztein durante el pasado fin de semana, reveló que para el 75% de los consultados es “inadecuada” la idea de recurrir al organismo multilateral de crédito. A pesar de que la directora general, Christine Lagarde, hizo profesión de fe pública en el gradualismo, la gente no está convencida de ello. El 58% de los votantes de Cambiemos resiste la idea mientras que lo mismo ocurre para el 92% de los que lo hicieron por el Frente para la Victoria (FpV) en el balotaje. Tan solo el 2% de los 1.077 encuestados por vía telefónica a nivel nacional, dijeron que ir al FMI es “adecuado” y 18% supone algo “adecuado pero resistido”. De cada 100 votantes de Cambiemos apenas 4 dijeron que le parece bien recurrir al organismo, y ninguno en el caso del votante kirchnerista.
La encuesta también revela que se terminó definitivamente la paciencia del público con Mauricio Macri. Cuando se le consultó al público de quién es la responsabilidad de la situación económica actual, el 50% dijo que es del Gobierno actual, 11% que es compartida por igual, y tan solo 39% responsabiliza a Cristina Fernández.

ÁMBITO FINANCIERO /

MOYANO DENUNCIÓ IRREGULARIDADES EN LAS CAUSAS EN SU CONTRA

Hugo Moyano presentó ayer en la Justicia una denuncia por tráfico de influencias y peculado en una suerte de contraataque ante las causas judiciales que se amontonan en su contra. Considera que “hay un plan sistemático” en su contra.

El ex jefe de la CGT y líder del sindicato de los camioneros denunció irregularidades en los diferentes procesos judiciales. Por ejemplo, precisó vínculos entre la defensa del barrabrava Pablo “Bebote” Álvarez y miembros del Ministerio de Seguridad, y cuestionó que la investigación por presunto lavado de dinero en su rol como presidente del club Independiente se desarrolle en una fiscalía de Lomas de Zamora y no en Avellaneda, el distrito donde está la institución.

También calificó de “inverosímil” la denuncia que hizo en su contra Ennio Vitorini, secretario de gobierno de de Vicente López, cuyo intendente es Jorge Macri.

A través del abogado Daniel Llermanos, Moyano se defendió con una denuncia que tiene 25 páginas. El caso fue sorteado y recayó en el juzgado de Ariel Lijo y en la fiscalía de Ramiro González.

“Hay fuertes sospechas de que diversos funcionarios del Gobierno han tenido reuniones con algunos magistrados y fiscales” con el objeto de impulsar investigaciones contra Moyano, señaló Llermanos.

LA NACIÓN /

UCR PORTEÑA LANZA FUEGOS DE ARTIFICIO CONTRA EL PRO

Los radicales porteños que ya tienen en sus filas al afiliado Martín Lousteau, dan pistas de alejarse más de la posibilidad de integrar Cambiemos en el distrito que gobierna Horacio Rodríguez Larreta. En una reunión con los representantes partidarios de cada una de las quince comunas porteña, junto con las autoridades de la UCR Capital, los aliados del ex ministro ensayaron un pacto opositor con duras críticas al jefe de Gobierno. Además, festejaron el pase al bloque de comuneros radicales de Silvia Ugalde, quien hasta el lunes era representante del PRO en la Junta de la Comuna 10, integrada por los barrios de Floresta, Monte Castro, Vélez Sársfield, Versalles, Villa Luro y Villa Real.
Los comuneros se reunieron con el presidente de la UCR porteña, Guillermo de Maya “para avanzar en un plan de acción conjunto que permita enfrentar las medidas que viene llevando adelante el ejecutivo de la Ciudad”. Entre otros temas, repasaron “el tarifazo que golpea a todos los porteños y la indiferencia de Larreta, más preocupado por recaudar y llevar adelante acciones de marketing que por la economía de los vecinos”. Apuntaron además concesiones vencidas de grúas tercerizadas, descontrol en la auditoría de los costos de la obra pública, estado de abandono de los comedores escolares y viandas en mal estado, mientras que remarcaron el programa “BA ELIGE”, al que calificaron de “oscuro” y “escudado en una supuesta votación del vecino que “pone en manos de unos pocos las decisiones sobre las necesidades de los barrios”.
De paso, también reclamaron por la reglamentación de la ley de las comunas.
El acuerdo incluyó que se realizarán encuentros periódicos “para controlar el avance de cada una de las políticas públicas en cada una de las 15 comunas. Porque la gestión de una ciudad como Buenos Aires no puede reducirse a tomar café con los vecinos o hacer reuniones de consorcio por Facebooklive, mientras el principal hospital oncológico opera con tecnología abandonada por el mundo entero en la década del 50”.
En la Ciudad de Buenos Aires no existe Cambiemos como agrupación por la ausencia del radicalismo, que aún apuesta a una candidatura de Lousteau a la jefatura de Gobierno, mientras el bloque Suma+ que se referencia con el economista se mantiene como opositor en la Legislatura porteña. Inclusive, el jueves pasado, rechazó la aprobación de la ley que permitirá la incineración de la basura que generan los porteños. La bancada es conducida por María Inés Gorbea y la integran además Juan Nosiglia, Marcelo Gouman, Leandro Halperín, y María Patricia Vischi.

ÁMBITO FINANCIERO /

INICIA CAPÍTULO “PRIVADOS” EN EL ESCÁNDALO ODEBRECHT

El juez federal Sebastián Casanello inauguró el “capítulo privados” del escándalo local por los sobornos de Odebrecht y dispuso casi una veintena de procesamientos a ex funcionarios, pero también a empresarios argentinos por el direccionamiento de una licitación de AySA para la construcción de dos plantas potabilizadoras, que quedaron en manos del gigante brasileño y sus socios criollos. Dispuso embargos por $700 millones y disparó el llamado a indagatoria (ahora sí acusados por haber pagado y recibido coimas) a ex integrantes del Ministerio de Planificación como Julio De Vido y a jugadores de peso en el rubro de la construcción como Aldo Benito Roggio y Tito Biagini (ex presidente de José Cartellone e Hijos SA). El magistrado renovó además el intento de la Justicia argentina para que Marcelo Odebrecht sea indagado en el marco de las investigaciones abiertas en nuestro país, objetivo que continúa siendo un obstáculo porque se lo considera ya juzgado por haber accedido a un acuerdo de delación.
Casanello estiró la definición de la causa a su cargo, luego de haber cumplido un cronograma de indagatorias durante la última mitad de 2017. Pero dio por probadas irregularidades en la licitación de las obras de la Planta Potabilizadora de Paraná de las Palmas y de Berazategui por haber constituido una maniobra que defraudó al Estado. A los ex directivos de AySA, como Carlos Ben y Raúl Biancuzzo (ambos con investigaciones abiertas también sobre su patrimonio) los apuntó como autores de la estafa y a los empresarios, como “partícipes necesarios”, por el delito de administración fraudulenta. Por el lado de AySA, también incluyó como responsables a Carlos María Donnoli (ex director de Planificación), Antonio Caucion (ex director de Obras) y Carlos Di Somma (ex gerente de Licitaciones y Contratos de la Dirección de Obra) en la nómina de 19 procesados. No avanzó (todavía) sobre los dos ex funcionarios de Planificación que habían sido indagados y que estaban bajo la órbita del detenido José López, a quien sí anunció una futura indagatoria también en esta causa.

ÁMBITO FINANCIERO / LA NACIÓN / PÁGINA 12 /

TRAGEDIA DE ONCE: CASACIÓN BAJÓ PENAS A TODOS MENOS A JAIME (SEGUIRÁN LIBRES)

La Cámara Federal de Casación Penal demoró dos años en expedirse sobre las penas dictadas a los condenados por la Tragedia de Once. En un voluminoso fallo firmado por Eduardo Riggi, Juan Carlos Gemignani y Carlos Mahiques se ratificaron las condenas, aunque en la mayor parte de los casos se aliviaron los montos de las penas. Inversamente, el máximo tribunal penal cargó gran parte de las responsabilidades en el exsecretario de Transporte Ricardo Jaime, ya eyectado del cargo al momento del hecho, pero responsabilizado por su rol en el deterioro y faltas de control sobre el concesionario TBA, lo que en algún momento podía derivar en una tragedia como la ocurrida con el tren Chapa 16. Preso ya, Jaime vio aumentada su condena de 5 a 7 años, unificada con otra condena en un total de 8 años de cárcel. La Sala III, por mayoría, confirmó la condena al empresario Sergio Claudio Cirigliano de TBA, aunque le bajó la pena de 9 años que se le había impuesto a 7 años de prisión. Lo mismo ocurrió con Juan Pablo Schiavi, sucesor de Jaime y funcionario el 22 de febrero de 2012, que de 8 años se redujo a 5 años y 6 meses de prisión. También se confirmó la condena al motorman Marcos Córdoba a 3 años y 3 meses de prisión por el delito de estrago culposo (se la redujeron 3 meses). Su responsabilidad en el choque quedó clara para Casación. Salvo su caso, se ratificaron las condenas por doble delito: “administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública; estrago culposo agravado por haber causado la muerte de cincuenta y dos (52) personas y lesiones en setecientas ochenta y nueve (789) personas”. A su vez, confirmaron la absolución de Mario Cirigliano. A pesar de que Casación ratificó las condenas, en tribunales explicaron que más allá de haberse expedido, no se ordenaron detenciones para cumplir las condenas, ya que aún falta que las defensas planteen recursos extraordinarios ante la Corte. Apenas sean rechazados por el máximo Tribunal, podrán ser detenidos para comenzar a cumplir la pena.

ÁMBITO FINANCIERO / PÁGINA 12 /

ECONOMÍA

DÓLAR SUBIÓ A $22,94, PESE AL RETORNO DEL FMI Y LA VENTA DE FUTUROS

El regreso de la Argentina al Fondo Monetario Internacional (FMI) y la intervención del Banco Central en el mercado de futuros determinó ayer la suerte del mercado cambiario: tras una disparada inicial donde tocó un nuevo máximo intradiario de $23,66, el dólar recortó y terminó con un avance de 61 centavos (2,7%) a $22,94.
Fue en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambio (MULC), donde la divisa avanzó 44 centavos a $22,40, en una jornada con alta volatilidad y fluctuación donde la moneda avanzó y retrocedió de la mano del anuncio del Gobierno sobre la solicitud de un préstamo al FMI y de las intervenciones del Banco Central en el mercado de futuros.
Hasta media mañana, la tensión y la solidez de la demanda impulsaron subas fuertes del tipo de cambio que superó cómodamente la barrera de los $23 hasta tocar máximos en los $23,15, un nuevo hito histórico desde la salida de la convertibilidad. La oferta de dólares y el desarme de posiciones dominaron el desarrollo de la sesión generando una abrupta caída de la cotización que tocó mínimos en los $22,25 en los momentos de mayor presión vendedora, cuando se esperaba el anuncio presidencial.
Luego, una nueva ola compradora desatada en el último tramo en un mercado descontento por la falta de detalles sobre el acuerdo con el organismo multilateral durante la conferencia de prensa del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne (ver pág. 3), volvió a impulsar subas que otra vez llevaron al dólar a los $23. La posterior aparición del Central con ventas en los mercados de futuros corrigió esa suba y acomodaron los precios en el nivel de cierre. En este contexto, el volumen operado en el Siopel avanzó un 23% u$s707 millones.
Desde PR Corredores de Cambio, indicaron que “la volatilidad y la fuerte fluctuación del tipo de cambio caracterizaron una jornada en la que por primera vez en mucho tiempo la autoridad monetaria utilizó el recurso de intervenir en los mercados de futuros para aplacar la cotización del dólar en el segmento de contado”.
“Los movimientos del dólar en los mercados internacionales (el índice dólar aumentaba sus ganancias y subía un 0,4% a 93,129) y factores de inestabilidad locales volvieron a generar un escenario de nerviosismo en la plaza doméstica obligando a las autoridades a efectuar anuncios y a utilizar mecanismos de intervención semidirecta en el mercado cambiario para acotar la suba”, agregaron.
En el mercado de dinero entre bancos el “call money” operó al alza a un promedio del 38%. Las tasas de Lebac en el segmento secundario se operaban a 8 días al 41%, la de 44 días al 42% y la de 134 días al 40%. En el Rofex, donde se negociaron u$s 834 millones, más del 60 % se operó en mayo a $22,94 con una tasa de 38,3%. El más largo fue julio, que cerró a $24,21, al 35,11%. De mayo a julio, concentraron el 95% del volumen. Los plazos subieron un promedio de 50 centavos, acompañando el alza del spot de 44 centavos, luego de las intervenciones del BCRA en el MAE, lo que dio mayor calma al mercado.

En la plaza paralela, el dólar “blue” avanzó 50 centavos a $23, y el “contado con liqui”, en tanto, trepó 40 centavos a $22,38. Por último, las reservas del Banco Central disminuyeron otros u$s395 millones hasta los u$s55.198 millones, producto de la compensación cuatrimestral de Aladi por u$s93 millones.

ÁMBITO FINANCIERO / 

RIESGO PAÍS SE ELEVÓ 3,82%; CUPÓN CON PÉRDIDAS HASTA 14%

El riesgo país se disparó 18 unidades (+3,82%) a 489 puntos básicos. Esto implica un mayor costo para poder acceder al financiamiento internacional. La suba responde a factores internacionales, como el alza de la tasa de los bonos del Tesoro de EE.UU. a 10 años, que ayer cerró a 2,98%, pero también a diversos factores locales, como la discusión sobre las tarifas.
En este marco, los bonos en dólares anotaron fuertes avances, ante la suba de del tipo de cambio. Las alzas más importantes fueron registradas por el DICY (+3,9%), el DICA y el bono centenario (avanzaron 1,4%). Pero lo más destacado pasó por los cupones PBI, que registraron pérdidas de hasta un 14,43%, como fue el caso del título en pesos, ante las preocupaciones la expansión de la economía.

ÁMBITO FINANCIERO /

EN EL EXTRANJERO DAN SU APOYO A LA ARGENTINA EN SU RETORNO AL FMI

El Gobierno mantuvo este martes diversos tipos de contacto en el exterior. Por una parte intentó explicar las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional y el crítico escenario, y por el otro intentó gestionar algunos apoyos.

El primero que recibió fue del subsecretario del Tesoro de EEUU, David Malpass, quien expresó que estaban viendo una crisis de países emergentes en la Argentina. Dijo que su país “apoya las reformas de Macri”.

El otro gobierno que salió en público y fuertemente fue el de su amigo Mariano Rajoy. Este mostró “todo su respaldo y solidaridad” al presidente argentino, Mauricio Macri, en el inicio de sus negociaciones con el FMI. Según Europapress, a través de una misiva que recibió la embajada argentina en Madrid, el Ejecutivo de Rajoy expresó su apoyo para que las discusiones de Argentina con el FMI “lleguen a buen puerto”, así como las acciones emprendidas “para fortalecer la credibilidad de la economía argentina en los mercados financieros internacionales”. Sabe este diario que la cancillería se comunicó con Gobiernos aliados que apoyan el rumbo económico. Con el correr de las horas podrían verse nuevas expresiones desde el exterior.

CLARÍN /

PARA WALL STREET Y WASHINGTON, MACRI JUGÓ SU ÚLTIMA CARTA

El regreso de la Argentina al FMI fue recibido en Washington y en Wall Street con cierta sorpresa, interrogantes (uno clave: cuánto dinero se obtendrá), respaldo al Gobierno y a la decisión y una advertencia: Mauricio Macri jugó “su última carta”.

“Si esto no le sale bien, ya no tiene plan B para ir por la reelección”, lanzó un directivo de un fondo de inversión, quien avaló la movida para revertir el azote del mercado, que quizá no alcance del todo: “Te falta que pare la fortaleza del dólar. Sin esa ancla de afuera, es muy difícil”. Otro manager dijo que recurrir al Fondo era “la parte necesaria” para completar la ofensiva para recuperar terreno perdido y tratar de ponerse “delante de la crisis”. Lamentó el timing: “Ir a pedir una línea contingente no es malo. La tienen muchos países. Lo malo fue no haberlo tenido antes como un plan de contingencia”, indicó.

En Washington, en el Departamento de Estado, el anuncio de Macri convirtió a la Argentina en protagonista excluyente de la conferencia anual del Consejo de las Américas por motivos olvidados en el pasado. En uno de los paneles, Shawn Donnan, editor del Financial Times -que llevó a su tapa el regreso de la Argentina al Fondo-, le preguntó a David Malplass, del Departamento del Tesoro, si veía el inicio de una crisis en las economías emergentes. Malplass dijo que no, reiteró el respaldo a las reformas de Macri y apuntó, respecto de la negociación con el FMI: “Vamos a mirar esas discusiones de cerca”. Otro de los funcionarios presentes en ese panel fue Marcello Estevão, secretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Finanzas de Brasil. Al finalizar, dijo a LA NACIÓN que Brasil estaba “muy bien preparado” para capear estos cimbronazos y minimizó el vendaval que se vivía en la Argentina.

LA NACIÓN /

MARTÍN REDRADO: “NO CREO EN UN NUEVO FONDO MONETARIO”

Martín Redrado criticó duramente la decisión del Gobierno de recurrir al Fondo Monetario Internacional. “Sin dudas, es una decisión equivocada, era realmente innecesario”, sostuvo el ex director del Banco Central sobre la negociación abierta por un crédito de US$ 30 mil millones. Y tomó distancia de la posición de Nicolás Dujovne: “No creo en un nuevo Fondo Monetario”.

“Sí, es cierto que las tasas son más bajas, porque no es un organismo comercial. Pero no creo en un nuevo FMI. Si vemos los programas en África subsahariana, no ha cambiado mucho. Ningún país quiere tener hoy un pacto con el Fondo”, subrayó el ex funcionario nacional en el programa “Palabra de Leuco”.

Entonces, ventiló algunos datos sobre la relación entre esa entidad y la Argentina: “Por la información que manejo, ya hace dos semanas los técnico del Fondo cuestionaron los números fiscales de Argentina. Pusieron en duda que el año que viene se puedan cumplir las metas de del déficit fiscal”.

“Hasta ahora no vimos ningún programa apoyado por el Fondo Monetario que no sea de ajuste”, agregó Redrado.

Así, se diferenció del Ministro de Hacienda, que había asegurado que “estamos hablando de un Fondo Monetario muy distinto al que conocimos hace varios años”. Al ser consultado sobre su opinión acerca del retorno al FMI, dejó en claro su desacuerdo. “Es una decisión equivocada. Es como quemar la última carta cuando en realidad no había ningún vencimiento perentorio, ningún problema de pagos. Usted va al fondo cuando nadie le presta y cuando tiene que hacer un pago de aquí a fines de mayo, y eso no ha ocurrido”.

¿Cuáles fueron los motivos de esta nueva determinación de Mauricio Macri? Para Redrado, el equipo económico no vio venir las condiciones adversas en el mercado internacional. “Por lo que uno ve, toda la política económica estaba preparada para cuando todo iba bien, cuando había ingreso de capitales y las tasas de interés en el mundo estaban tranquilas. No se hizo la política anticíclica: guardar en época de vacas gordas para usar en tiempos de vacas flacas”.

A pesar de sus cuestionamientos, enfatizó que existen grandes diferencias con la situación que antecedió a la gran crisis de inicios del siglo XXI. “No me hablen de 2001, no hay corralito. El nivel de endeudamiento es la tercera parte de lo que la Argentina tenía en esa época. En segundo lugar, el sistema tiene unas espaldas, un nivel de liquidez, que sobre cumple los estándares internacionales. Y además, los precios de las materias primas son el triple de lo que eran en 2001″, apuntó el economista.

CLARÍN /

ECONOMISTAS APOYARON EL REGRESO DE ARGENTINA AL FMI

EDUARDO L. FRACCHIA
“La relación con el FMI lleva más de 60 años y, en general, no hemos cumplido los compromisos asumidos en las cartas de intención. La idea de recurrir al Fondo parece razonable dado que las condiciones de financiamiento son mejores que las condiciones del mercado. Esto es un tema muy sensible a partir de la minicorrida de la última semana relacionada, en parte, con nuestra alta posición de endeudamiento en un contexto de suba de tasas americanas”.
EZEQUIEL ZAMBAGLIONE
“Tras el recorte de la meta fiscal hasta el 2,7% para 2018 las necesidades de financiación restantes para este año rondarán los USD5bn. La línea sería suficiente para cubrir el programa gradualista del presidente Macri, ya que los objetivos fiscales son 2.1% (USD13bn) para 2019 y 1.2% (USD7.5bn) para 2020. La refinanciación de la deuda provendría del sector privado”.
GUILERMO NIELSEN
“Bien el anuncio del Presidente de iniciar una negociación. Pero es un proceso, Lagarde no decide. Es un proceso de negociación primero con el staff, y cuando hay preacuerdo Lagarde lo eleva al Directorio para su aprobación (o no)”.
MIGUEL KIGUEL
“Siempre supimos que el talón de Aquiles del gradualismo era la dependencia del financiamiento externo. Ante un frenazo de ese fondeo la pregunta era cuál iba a ser el plan B. Brusco ajuste fiscal o el FMI. Ahora sabemos la respuesta. La línea de crédito del FMI es la opción menos costosa para el crecimiento de la Argentina. Va a ayudar a bajar el riesgo-país, permitir acceso al crédito para las PPP”.
JOSÉ LUIS ESPERT
“No es cierto, como dicen Macri y Dujovne, que la crisis que nos lleva al FMI tiene causas externas. Todo es por el fracaso del Gobierno en atacar nuestros desequilibrios fiscales y monetarios. Necesitan consensos para el ajuste que se viene. Para eso tienen que dejar de mentir. Cansan”.
FEDERICO FURIASE
“Bajo esquema de Línea de Precaución y Liquidez del FMI, en función de la cuota que tiene Argentina en el FMI, el monto del crédito puede llegar hasta u$s22.700 millones para el período de 1/2 años (500% de la cuota). Con línea preventiva del Fondo no queda otra que afianzar el esfuerzo fiscal y sobre todo NO comprometer la autonomía del BCRA para bajar la inflación”.
CARLOS RODRÍGUEZ
“Llamar por teléfono en medio de una corrida no es una negociación, es pedir socorro. Veamos cómo sigue. Si el FMI es tan bueno ¿por qué no lo llamaron en diciembre de 2015 culpando a la herencia en vez de 30 meses después para tapar sus errores?. Igual, más vale tarde que nunca. Creo que es un bluff”.

ÁMBITO FINANCIERO /

DUDAS DESDE LA UIA

Empresarios marcaron su respaldo al anunció del retorno al FMI, aunque con matices. Por caso, la Unión Industrial Argentina (UIA) emitió un enigmático comunicado en el cual ni si quiera menciona el tema.
La Junta Directiva de la UIA habló de “tensiones financieras coyunturales que tuvieron lugar durante los últimos días” y se limitó a decir que tanto el Banco Central, como los ministerios de Hacienda y de Finanzas “cuentan con los instrumentos y los activos necesarios para brindar previsibilidad cambiaria y financiera de largo plazo” . Por su lado, la Cámara de Comercio expresó su “apoyo” a las medidas, al considerar que están “destinadas a fortalecer las finanzas de la economía a fin de darle mayor certidumbre y estabilidad al país en un contexto externo más adverso y volátil”.
La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) sostuvo que “las PyMES ven con expectativa que estos recursos puedan generar alivio en el financiamiento interno y descomprimir las tasas locales”.

ÁMBITO FINANCIERO /

LAS PETROLERAS ACORDARON CON EL GOBIERNO CONGELAR EL PRECIO DE LOS COMBUSTIBLES

Las petroleras llegaron a un acuerdo con el ministerio de Energía para congelar el precio de los combustibles por dos meses. La propuesta del ministro de Energía, Juan José Aranguren, fue hablada con los máximos directivos de las petroleras en tres reuniones que tuvieron lugar entre el lunes y el martes. Las compañías pidieron al Gobierno una garantía para acceder al congelamiento de sus importes. Las petroleras obtuvieron luz verde del Poder Ejecutivo para poder aplicar incrementos durante el segundo semestre. Los ejecutivos le plantearon al ministro que planean recomponer entre julio y diciembre lo que no podrán hacer ahora.

Las petroleras suponen que deben incrementar sus precios en un 12% para reflejar la depreciación del tipo de cambio y la suba del crudo internacional. Sin embargo, ese porcentaje puede cambiar hacia fines de junio. Lo que le plantearon al Gobierno es que les permitan aumentar lo acumulado en este bimestre (mayo-junio) pero durante el segundo semestre, a través de seis cuotas, una por mes.

​El acuerdo llega como una reacción “frente a los aumentos del precio internacional del petróleo crudo y las variaciones en el valor del dólar estadounidense, y con el fin de amortiguar los efectos de dichos aumentos en el precio local de los combustibles y contribuir a la estabilización el corto plazo de los precios de la economía”, según comunicó el ministerio de Energía.

“El Poder Ejecutivo Nacional, a través del ministerio de Energía y Minería, suscribió un acuerdo de estabilidad de precios con las empresas YPF, Pan American Energy y Shell Argentina, y ha invitado a adherir a las restantes empresas refinadoras y comercializadoras que actúan en el país, por el que las citadas empresas aceptan mantener los precios actualmente vigentes de los combustibles, antes de impuestos, durante los meses de mayo y junio de 2018, y compensar las diferencias resultantes de las variaciones de costos acumuladas en dicho período durante un periodo a partir del 1 de julio de 2018”, comunicó la cartera.

Miguel Angel Gutiérrez, presidente YPF, Teófilo Lacroze, de Shell, y Marcos Bulgheroni, director ejecutivo de Pan American Energy (PAE) se fotografiaron ayer con el ministro Aranguren, como una forma de aval de la medida, a que llaman “de excepción”. “Permitirá mitigar el efecto de las variaciones de costos mencionadas (petróleo crudo y depreciación del peso), propiciar una adecuación más paulatina de los precios locales de los combustibles y atenuar la incidencia de tales variaciones en los precios de la economía, en favor del interés económico general”, marcó Energía. Si las petroleras no pudieran recomponer en el segundo semestre en un monto similar al que dejarán de facturar entre mayo y junio, el Gobierno nacional les pagará un “diferencial”.

CLARÍN / ÁMBITO FINANCIERO / LA NACIÓN / PÁGINA 12 /

PROVINCIAS FREEZAN COLOCACIONES DE DEUDA POR LA CRISIS FINANCIERA

En medio de otra jornada caliente que abrió las puertas al FMI, el ministro de Hacienda de Chaco, Cristian Ocampo, confirmó ayer que el Gobierno del justicialista Domingo Peppo pondrá por ahora un freno a una colocación de $ 4.200 millones en el plano local, a la espera de que amaine la volatilidad en los mercados.
‘Seguiremos con los trámites de rigor, pero esperaremos; sabemos que la actual no será la tasa de equilibrio, sino que se ubicará en torno al 27,25%, como estaba hace dos semanas, antes de la corrida cambiaria hacia el dólar’, dijo.
Ocampo hizo referencia así a la decisión del viernes del Banco Central de elevar a 40% anual la tasa de política monetaria para -argumentó la entidad- “estabilizar el mercado” ante “la dinámica adquirida por el mercado cambiario, en la que el peso se depreció respecto del resto de las monedas de países emergentes”. “Fue una medida de shock para evitar el movimiento del dólar”, dijo Ocampo, en declaraciones a Radio Universidad. En rigor, la máxima cautela en materia de colocaciones excede las fronteras chaqueñas y se contagió a otros distritos que también tienen emisiones en la gatera.  “Es imposible convalidar tasas por encima del 33%: están por encima de los topes de Finanzas”, enfatizó un ministro de Economía provincial a este diario. Por caso, en las últimas horas el Ejecutivo del peronista entrerriano Gustavo Bordet freezó la colocación de Títulos de la Deuda Pública ER 2018 en el mercado local por hasta $3.500 millones, a la espera de que se aplaquen los cimbronazos cambiarios.
Por su parte, desde despachos del Gobierno del peronista cordobés Juan Schiareti aseguraron ayer a Ámbito Financiero que “se está monitoreando para detectar el momento oportuno” para colocar un bono local, con el objetivo de mantener el plan de obras. Unión por Córdoba oficializó a principios de abril su pretensión de emitir deuda en el mercado local y/o internacional por hasta u$s500 millones, a 10 años, para financiar infraestructura. “Esperaremos un mejor momento”, coincidieron desde la gestión del mendocino radical Alfredo Cornejo, que a mediados de abril planeaba una colocación de entre $1.000 millones y $4 mil millones.
“Cuando salimos al mercado lo hacemos para financiar obras y, al no tener urgencias financieras, podemos elegir el momento y las condiciones”, dijeron, asimismo, desde filas del socialista santafesino Miguel Lifschitz a este diario, respecto del impulso de un endeudamiento por u$s500 millones para infraestructura.
“El mes pasado se colocó la mitad de lo que se precisaba para todo el año y no hay apuro”, afirmaron, en tanto, desde despachos de María Eugenia Vidal.
Con ese telón de fondo, el chaqueño Ocampo -también presidente de la Comisión Federal de Impuestos- enfatizó que, “bajo estas circunstancias, es imperioso analizar a diario la evolución de las variables macro”. Por de pronto, y en paralelo, las provincias que tienen parte de su deuda en dólares ya se topan con el desafío de enfrentar vencimientos más pesados por la escalada de la moneda estadounidense.

ÁMBITO FINANCIERO-ÁMBITO NACIONAL /

RECORTE EN OBRAS COMPLICA PLAN ELECTORAL EN PROVINCIAS

Los efectos de la estampida financiera de las últimas horas y el golpe de timón obligado que dio el Gobierno en relación con el ajuste en el gasto público siguieron generando ayer diversas reacciones en las provincias.
La primera en querer cuantificar el daño que le provocaría al plan de infraestructura en su distrito la poda de $30 mil millones fue María Eugenia Vidal. La bonaerense, con el convencimiento casi obsesivo de centrar el eje del último tramo de su gestión en las obras públicas, recaló el lunes en Olivos junto con Horacio Rodríguez Larreta para escuchar de boca del propio Mauricio Macri el porcentaje de la merma que registrará Buenos Aires en los proyectos pensados para el futuro próximo. El Presidente le transmitió a la gobernadora que ese distrito perderá fondos por unos $7.500 millones, equivalentes al 25% de los $30 mil millones que anunció el ministro Nicolás Dujovne. Los números le helaron la sangre a más de un operador de la política bonaerense preocupado en el diseño de la reelección de la mandataria. Un esquema donde la obra pública aparece como el factor determinante para garantizar, en mayor o menor medida, la continuidad de Vidal en 2019.
El recalculo obligó a los colaboradores de la gobernadora a rediseñar también la ingeniería financiera de los próximos meses, justo cuando las cuentas de la provincia parecían comenzar a oxigenarse a partir de los fondos extra por la eliminación del Fondo del Conurbano, que se traducen en unos $65 mil millones adicionales.
El efecto inoportuno del recorte le subió el tono también a la pelea intramuros que mantienen en Santa Fe los principales dirigentes de Cambiemos con el gobernante Frente Progresista por el plan de reforma constitucional que encara Miguel Lifschitz con ansias de lograr, además, una luz verde para su reelección, una instancia que hoy le está vedada.

ÁMBITO FINANCIERO-ÁMBITO NACIONAL /

NOTAS DE OPINIÓN

NAUFRAGA EL “PLAN PERDURAR” DEL GOBIERNO

Por Eduardo Van del Kooy

CLARÍN/

https://www.clarin.com/politica/naufraga-plan-perdurar-gobierno_0_SkRjFTy0M.html

LA HORA DE LOS GOBERNADORES Y EL OCASO DE LOS TECNÓCRATAS

Por Fernando González

CLARÍN /

https://www.clarin.com/politica/hora-gobernadores-ocaso-tecnocratas_0_SJtrPAJAf.html

DEL EFECTO SUSTO AL ALQUILER DE CONFIANZA

Por Néstor Scibona

LA NACIÓN /

https://www.lanacion.com.ar/2132838-del-efecto-susto-al-alquiler-de-confianza

ERA EL FONDO O UNA CRISIS MAYOR

Por Joaquín Morales Solá

LA NACIÓN /

https://www.lanacion.com.ar/2132826-era-el-fondo-o-una-crisis-mayor

MAURICIO MACRI Y LA VUELTA AL FMI: NADA SERÁ GRATUITO

Por Alcadio Oña

CLARÍN /

https://www.clarin.com/opinion/dolar-tasas-novela-banco-central_0_BJ8qvqJCz.html

DÓLAR: UN PROBLEMA “DE FONDO” Y PRIMERA PRIORIDAD PARA EL GOBIERNO

Por Daniel Fernández Canedo

CLARÍN /

https://www.clarin.com/opinion/dolar-problema-fondo-primera-prioridad-gobierno_0_rJ3zJskRG.html

POR QUÉ MACRI VA AL FONDO

Por Ricardo Roa

https://www.clarin.com/opinion/macri-va-fondo_0_ByY92TyCf.html

CLARÍN /

LA ARGENTINA NO SE CURÓ: EL FONDO SÓLO LE PEDIRÁ LO QUE DEBÍA HACER SU CLASE POLÍTICA

Por Hernán De Goñi

EL CRONISTA /

https://www.cronista.com/columnistas/La-Argentina-no-se-curo-el-Fondo-solo-le-pedira-lo-que-debia-hacer-su-clase-politica-20180509-0070.html

LA TURBULENCIA FINANCIERA, UN TROPEZÓN QUE NO ES CAÍDA

Por Juan J. Llach

LA NACIÓN /

https://www.lanacion.com.ar/2132741-la-turbulencia-financiera-un-tropezon-que-no-es-caida