POLÍTICA

MACRI CERRÓ FILAS CON SUS ALIADOS: RATIFICAN EL RUMBO EN MEDIO DE LAS TENSIONES ECONÓMICAS 
La cúpula de Cambiemos se reunió con el Presidente en Casa Rosada. Luego emitió un documento titulado “Por el camino correcto”. La UCR pidió que sus economistas sean consultados.
En una jornada intensa, repartidos en dos salones, al caer la tarde se acumularon más de 20 funcionarios en el primer piso de la Casa Rosada. En un momento Mauricio Macri pasó de la reunión con los integrantes del equipo económico a la cumbre de la mesa nacional de Cambiemos y buscó darle una impronta optimista al encuentro con referentes de los tres partidos dispuesto para mostrar unidad.
“Estemos tranquilos, con esperanza en la respuesta de los argentinos”, dijo el Presidente en el Salón Eva Perón, en el inicio de otra semana con tensión por el dólar y la discusión por el ajuste de tarifas, que tendrá un nuevo capítulo con la sesión de mañana en Diputados.
“Trazó un panorama económico esperanzador, de tranquilidad y convicción.
Consciente de los esfuerzos pero confiado en la comprensión de la sociedad”, contaron a Clarín varios asistentes sobre las palabras de Macri durante la hora que permaneció en la reunión. El Presidente insistió con la necesidad de librar “la batalla cultural” para reunir el apoyo suficiente para sostener las medidas y presentó números “alentadores” de la reacción de los mercados a las medidas anunciadas el viernes -el sobrecumplimiento de la meta de reducción del déficit fiscal y la tasa de interés en 40%- y de la economía para argumentar su confianza en el rumbo de la administración..
“Por el camino correcto”, fue el título del comunicado difundido anoche por los referentes de Cambiemos, luego de la revisión de los principales funcionarios del Gobierno. “No vinimos a buscar soluciones fáciles, sino a hacer frente con esfuerzo y trabajo a la crisis que nos dejó el populismo, para volver a poner a la Argentina de pie”, quedó reflejado en un párrafo parte de lo que había dicho Macri un rato antes. “Convencidos del camino que ha tomado la Argentina bajo el liderazgo de nuestro Presidente, estamos haciendo lo que hay que hacer”, cerraron filas en el texto.
La reunión estaba programada en Río Ceballos y el Presidente decidió pasarla a la Casa Rosada, para dar una señal de fortaleza política ante el sacudón de la corrida cambiaria y la discusión por las tarifas. De ese modo convocó a 18 dirigentes, de los más importantes de Cambiemos, entre ellos los gobernadores María Eugenia Vidal, Alfredo Cornejo y Gerardo Morales, y el jefe porteño, Horacio Rodríguez Larreta.
También estuvieron la vicepresidenta, Gabriela Michetti: Marcos Peña -jefe de Gabinete-; Rogelio Frigerio -ministro del Interior-; Fernando De Andreis –secretario general de la Presidencia-; las autoridades parlamentarias Emilio Monzó -titular de Diputados-; Mario Negri -interbloque Cambiemos-; Nicolás Massot -PRO-; Juan López -Coalición Cívica-; Luis Naidenoff -interbloque Senado-, y partidarias: Humberto Schiavone y Francisco Quintana -PRO-, José Cano -UCR- y Maricel Etchecoin y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica).
La cumbre había arrancado en el despacho de Peña, mientras el jefe de Estado encabezaba una reunión de “monitoreo” -así la definieron en la Casa Rosada- con Nicolás Dujovne – Hacienda-, Luis Caputo -Finanzas-, Juan José Aranguren -Energía-, Francisco Cabrera -Producción- y Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central. De una sala a la otra, Macri llevó su “satisfacción” por la reacción del mercado luego de los sobresaltos de la semana pasada.
La primera parte de la reunión había girado sobre cuestiones “operativas”: encuentros regionales para fin de mes, el próximo timbreo del 19 de mayo y la fusión de las fundaciones de los tres partidos. Por el contexto delicado, se preocuparon por aclarar que la estrategia electoral no formó parte de las conversaciones y “mucho menos las candidaturas”. Ya en el Salón Eva Perón, principalmente Monzó y otros legisladores presentaron el escenario para la sesión del miércoles en Diputados, lo que dio paso al análisis de la estrategia ante la perspectiva favorable a la oposición en cuanto a los votos: el oficialismo dará quórum, buscará tratar primero otros proyectos -las leyes de mercado de capitales y defensa de la competencia- y al final tarifas, e intentará dar el debate con el foco “en el país que recibimos y el que queremos construir”. Con ese objetivo elegirá “pocos y buenos” oradores, entre ocho y diez.
“Ratificamos el rumbo político, económico y social. Sin dejar de admitir dificultades, sólo con este camino podemos lograr una senda de crecimiento. Hay que hacer un esfuerzo para ir a una economía más sana, reducir el déficit, conscientes de que es un esfuerzo que hace la mayoría de los argentinos”, aseguró a la prensa Cornejo. En la reunión, el jefe radical propuso constituir un ámbito de economistas de la UCR y otras fuerzas del espacio para analizar el impacto de las medidas. Peña respondió que será evaluado por el Gobierno. “El Presidente está muy conforme con la reacción a las medidas que se tomaron y muy firme para seguir este rumbo que ha elegido la Argentina”, agregó Schiavoni, a tono con la intención de transmitir un panorama optimista en el marco de la muestra de unidad. En CLARÍN se menciona a los diputados nacionales, Mario Negri y José Cano.

CLARÍN /

EL GOBIERNO EXHIBE UNIDAD Y DICE QUE NO DARÁ MARCHA ATRÁS CON LAS TARIFAS

Tras atravesar la “tormenta” económica y con el presidente Mauricio Macri en el centro de la escena, Cambiemos cerró filas y unificó el discurso frente a lo que podría transformarse en un nuevo golpe: la aprobación en Diputados del proyecto de ley que limita los aumentos de las tarifas de servicios públicos que impulsa la oposición.

El Gobierno logró el respaldo absoluto de sus socios, el radicalismo y la Coalición Cívica, ante lo que se presenta como una derrota legislativa casi segura. Pese a esto, Cambiemos dará quórum mañana en la Cámara de Diputados y debatirá la iniciativa que busca retrotraer las facturas de gas, luz y agua a noviembre de 2017. A cambio, tiene el compromiso del “peronismo racional” de aprobar tres iniciativas, entre las que se destaca la de mercado de capitales. El oficialismo acordó con la oposición un escenario de no agresión, en el que cada uno pueda alzar los brazos con una victoria. Y el compromiso es evitar “el show” y las circunstancias dramáticas.

Será un debate a “reglamento”, donde Cambiemos presentará, como máximo, 10 voceros para defender la posición del Gobierno. El objetivo de ayer fue anticiparse y buscó hacer un control de potenciales daños; el veto presidencial está confirmado.

Por eso, durante la hora que duró la reunión de la Mesa Nacional de Cambiemos se repasaron los principales argumentos que utilizarán para enfrentar los embates de la oposición. Por ejemplo, que el Congreso ya fijó el marco con la aprobación del presupuesto y que la política tarifaria es potestad del Poder Ejecutivo. También harán un repaso detallado sobre el costo fiscal que tendría la aplicación del proyecto de la oposición.

Una palabra que se escuchará mucho en boca de los legisladores oficialistas mañana es que el peronismo hace “demagogia”. La decisión, que tomó la mesa chica del macrismo, fue respaldada por sus socios. Ayer, el encargado de explicar la estrategia y exponer el cuadro de situación en el Salón Eva Perón fue el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. Después fue el turno del Presidente, que llegó unos minutos más tarde porque estuvo reunido con su equipo económico, que componen los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda), Luis Caputo (Finanzas), Francisco Cabrera (Producción), Juan José Aranguren (Energía), y los vicejefes de Gabinete, Mariano Quintana y Gustavo Lopetegui,  con quienes “monitoreó” el comportamiento de los mercados tras el cambio de la meta del déficit fiscal y la decisión del Banco Central de elevar las tasas de interés la el último viernes.

El jefe del Estado hizo un repaso de la situación económica y ratificó el rumbo. “Vamos por el camino correcto”, les dijo Macri, que hoy volverá al conurbano bonaerense. Lo escuchaban atentamente la vicepresidenta Gabriela Michetti; los gobernadores María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Gerardo Morales (Jujuy) y Alfredo Cornejo (Mendoza), y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

“Los tres partidos vamos a rechazar el proyecto, que tiene un costo fiscal para la argentina de más de 200.000 millones. Estamos haciendo un esfuerzo para ir hacia una economía más sana. Ratificamos el rumbo económico y social”, dijo Cornejo al término del encuentro.

Según detalló el presidente de la UCR, Macri “dio un análisis alentador” y aseguró que se debe “seguir en la misma dirección”. Y agregó: “Las medidas están dando resultados, pero hay que seguir adelante en la reducción del déficit fiscal”.

El tercer orador de la tarde fue el jefe de Gabinete, Marcos Peña, que les propuso a los representantes de la UCR y la CC “generar un espacio para que participen los economistas” de los partidos. Entre los presentes estuvieron el titular de Pro, Humberto Schiavoni; los diputados Nicolás Massot y José Cano; el vicepresidente de la Legislatura porteña, Francisco Quintana, y Maricel Etchecoin, Maximiliano Ferraro y Juan Manuel López, por la CC.

También participaron Rogelio Frigerio (Interior), Fernando de Andreis (secretario general de la Presidencia), y los titulares de los interbloques de Diputados, Mario Negri, y del Senado, Luis Naidenoff.

Si bien cerca de Macri reconocieron que el panorama se presenta adverso, la esperanza está puesta en lo que pueda suceder en el Senados. Por las dudas, ya comenzaron el trabajo de convencimiento. “Confiamos en la racionalidad de los legisladores que acompañan a los gobernadores”, los endulzó Schiavoni. En LA NACIÓN se menciona a los diputados nacionales, Mario Negri y José Cano.

LA NACIÓN /

MACRI, AL RESCATE DE CAMBIEMOS: “TOCAMOS FONDO; AHORA, A SALIR”

Mauricio Macri enfrenta la tormenta política perfecta: crisis económica y ausencia de Cristina de Kirchner. El Presidente juntó ayer a la mesa nacional de Cambiemos para ratificar el rumbo y emitir una señal de unidad con la UCR y la Coalición Cívica (CC). En el plenario de la coalición oficialista no estuvo Elisa Carrió, quien de acuerdo con sus voceros, nunca estuvo incluida en la lista de invitados. Por el radicalismo fueron los gobernadores Alfredo Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Mario Negri (jefe del interbloque de Diputados). La CC envió a Maricel Etchecoin y Maximiliano Ferraro. Al jefe de Estado lo escoltó la guardia imperial del PRO: Marcos Peña, Fernando De Andreis, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal.
Macri tuvo que salir a cauterizar la interna de Cambiemos en persona. ¿Quién cuida entonces al Presidente? El malestar oficial con Cornejo es mudo, pero retumba fuera de los micrófonos en los pasillos de la Casa Rosada. El jefe del Comité Nacional de la UCR, en tándem con Carrió, abrió la herida interna con cuestionamientos públicos a la política de tarifas. A esa crisis se subió el panperonismo de Sergio Massa, el peronismo federal y el kirchnerismo. En el medio, la corrida cambiaria terminó de configurar el conflicto político en crisis económica.
Antes del plenario de Cambiemos, Macri estuvo reunido con Germán Garavano. Un sector del Poder Ejecutivo comenzó a analizar alternativas para evitar que el Presidente se exponga a un veto de la ley para frenar el aumento de tarifas. La salida, endeble y aún en estudio, sería judicializar esa ley en el fuero contencioso administrativo. Pero más allá del respaldo político de gobernadores peronistas como Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta) o Gustavo Bordet (Entre Ríos), quienes aseguraron que el Congreso no tiene potestad para legislar en materia tarifaria, que sería competencia exclusiva del Ejecutivo, no existen otros argumentos jurídicos -o jurisprudenciales- para depender del fallo de un juez. La señal de autoridad que ya bendijo Marcos Peña es el veto presidencial.
Emilio Monzó es un cabo suelto para cerrar el frente interno de Cambiemos. “Emilio ya entendió que se tiene que ir cuanto antes. No podemos seguir hasta diciembre de 2019 con un presidente de la Cámara de Diputados que se quiere ir”, fue la definición de un funcionario con acceso al despacho presidencial. Entregarle esa silla a la UCR sería una salida para descomprimir la crisis interna. Pero el antecedente de Cornejo desafiando la política económica del Presidente aleja a los radicales de esa silla. Puntualmente a Mario Negri. Existen otras opciones: Carmen Polledo, de línea directa con Macri, y Álvaro González.
La invisibilidad de Cristina de Kirchner termina de complicar el escenario. La ex presidente hizo un movimiento táctico que complica la dinámica del oficialismo. Su ausencia del escenario político, incluida la crisis de las tarifas, impide que el macrismo polarice con su rival de siempre. El peronismo federal, de los gobernadores y Massa, es un adversario difuso. Una cabeza de Medusa donde los mandatarios provinciales no logran controlar a sus legisladores.
La crisis no sólo complica la relación con el peronismo. En Casa Rosada no saben cómo cambiar la agenda. La coyuntura empuja a María Eugenia Vidal más cerca de integrar una fórmula presidencial con Macri aunque el Gobierno confía en revertir el escenario. Las expectativas están puestas en el Senado. Y en las ausencias que podría haber mañana en Diputados. Pero no hay estrategia definida para frenar la ley.
A los gobernadores del peronismo ya no se les puede pedir más. Pusieron el cuerpo por la reforma previsional en diciembre del año pasado en medio de una batalla campal afuera del Congreso. El Ejecutivo no tuvo o no quiso tener los reflejos políticos de convocar al bloque del peronismo federal para escuchar propuestas alternativas. Son esos diputados y senadores quienes deberían votar, a criterio de la Casa Rosada, el ajuste tarifario que impulsa Cambiemos ya que los votos oficialistas no alcanzan. “El problema de tarifas y la crisis que atraviesa el Gobierno la provocaron sus socios radicales. No nos pidan a nosotros que solucionemos un frente de tormenta que abrió la UCR de Alfredo Cornejo y la Coalición Cívica”, fue la definición de Miguel Pichetto la semana pasada ante Rogelio Frigerio.
Con el plenario de ayer de Cambiemos, Macri apunta a solucionar el componente político de la corrida cambiaria que azotó a la economía la semana pasada. Casi en términos marxistas, ahora busca catalizar la crisis y tocar fondo con el ajuste de tarifas para apostar a un despegue de la gestión luego del Mundial de Fútbol. “Ya tocamos fondo, ahora hay que salir para arriba”, es la máxima presidencial.
El componente político de la crisis tiene a Cornejo y a la UCR como principal fusible deteriorado. “Cornejo jugó mal. El Presidente les había pedido a los gobernadores que bajen los impuestos provinciales y Alfredo salió a desafiarlo en medio de la crisis. Para hacer carrera en Cambiemos hay que ser dócil, no desafiar a Mauricio”, explican en Casa Rosada. En ÁMBITO FINANCIERO se menciona al diputado nacional, Mario Negri

ÁMBITO FINANCIERO /

EL GOBIERNO SE RESIGNA Y LA OPOSICIÓN SE ASEGURA LOS VOTOS PARA LIMITAR LAS TARIFAS
“Ya no hay nada que hacer”, admiten en el oficialismo. Los opositores dicen tener garantizado el quórum.
Acosado por la crisis en los mercados y los efectos de la devaluación, el Gobierno espera más malas noticias mañana, si como todo indica la oposición logra reunir mayoría para darle media sanción en Diputados al proyecto que pone límites a los aumentos de tarifas. En la Casa Rosada, y también en el Congreso, el oficialismo se mostraba resignado al avance del proyecto opositor, pergeñado por el peronismo federal y el massismo y que contará con el apoyo del Frente para la Victoria y otras bancadas más chicas.
“Acá ya no hay nada que hacer”, admitió un referente parlamentario de Cambiemos. Ya la semana pasada el presidente de la Cámara, el macrista Emilio Monzó, y el titular del interbloque, el radical Mario Negri, avisaron en la reunión de Gabinete al Presidente de que no podrían frenarlo.
Esto, porque en la Rosada se ilusionaban con declaraciones de gobernadores peronistas -en especial el cordobés Juan Schiaretti- de que el Congreso no debía legislar sobre tarifas.
Pero hay una lógica distinta en el Parlamento y un dato fue la “libertad de acción” que pidieron los diputados cordobeses que integran Argentina Federal (el peronismo no K).
Con aval del gobernador aprovecharon para mostrar su enojo por una demanda de intendentes de Cambiemos que reclaman 405 millones de pesos a la provincia por coparticipación: “Esto nos obliga a analizar la nueva situación frente a la sesión por tarifas”, dijeron sin ingenuidad.
En Cambiemos hubo cuestionamientos al supuesto “doble juego” de los gobernadores peronistas que dicen una cosa, y sus legisladores que votan otra.
En AF decían ayer tener garantizado el quórum. El “poroteo” les daba 136 diputados sentados en sus bancas y, se supone, prestos a levantar la mano para aprobar la iniciativa que retrotrae tarifas al 1 de noviembre de 2017 y las actualiza según los índices de variación salarial (para hogares) y de precios mayoristas (para pequeñas y medianas empresas).
Hay dos sesiones “especiales” para mañana: a las 10.30 la de Cambiemos, para sancionar las leyes de mercado de capitales y de Defensa de la Competencia. Y a las 12 está la sesión pedida por la oposición, por tarifas y que incluye Financiamiento Productivo en segundo orden, un gesto para mostrar “responsabilidad” hacia la gobernabilidad, frente a las críticas oficialistas de que quieren “dinamitar” el país con su proyecto sobre tarifas.
Financiamiento Productivo es pedida hace rato por Mauricio Macri, además de contar con apoyo opositor, y ya van tres semanas que se posterga su tratamiento a causa de la batalla por las tarifas en el recinto.
Había negociaciones subterráneas entre el peronismo federal y Cambiemos para “ordenar” lo que pasará el miércoles, admitieron fuentes de ambos bandos. Cambiemos exigía sancionar primero su proyecto y se comprometía a dar después el debate sobre tarifas. En la oposición hablaban de dar quórum sólo a la sesión del mediodía, para hacer el camino inverso. Como sea, la crisis del dólar y la devaluación llevaría a recalcular el discurso del oficialismo. Ahora con la proyección de mayor inflación y un crítico traslado a precios la oposición sumará argumentos de lo “impagable” de las tarifas en los términos que pide el Gobierno.
La Casa Rosada, pese al escenario desfavorable sigue buscando minar los apoyos al proyecto antitarifas, que despejó dudas por la decisión de quitarle el articulado relacionado con rebajas del IVA, impuesto coparticipable y que afectaba finanzas de las provincias.
“Hay fuerte presión sobre (el sanjuanino Sergio) Uñac. Pero AF va a dar quórum y creemos que el proyecto sale”, dijeron fuentes del peronismo federal. El Gobierno espera tener más chances de torcer las cosas en el Senado, para no tener que llegar al ya anunciado veto presidencial.
En el Gobierno dijeron ayer que la Oficina de Presupuesto del Congreso había concluido su informe sobre el costo fiscal de la rebaja a las tarifas que impulsa la oposición. Pero en sectores opositores dijeron desconocer que esté terminado.
Hay negociaciones entre oficialistas y opositores para tratar de “ordenar” la sesión de mañana. En CLARÍN se menciona al diputado nacional, Mario Negri.

CLARÍN /

UN HERVIDERO DE REUNIONES EN GOBIERNO

Mostrar unidad en el oficialismo en un momento difícil. Ese fue el objetivo que tuvieron los distintos encuentros del presidente Mauricio Macri de ayer. Primero, recibió en la Quinta de Olivos al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal en la habitual reunión de mesa chica. El mandatario les prometió que no se verán afectadas las obras en sus distritos con el ajuste anunciado el viernes pasado. A la tarde, se sacó la foto con los gobernadores radicales y demás aliados (excepto Elisa Carrió). Fue en un encuentro de la mesa nacional de Cambiemos, que iba a ser en Córdoba, pero se trasladó para no contrariar al mandatario Juan Schiaretti. “Ratificamos el rumbo económico”, remarcó el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, en una breve conferencia de prensa, en la que indicó que Macri es optimista con la economía

Si bien en Casa Rosada intentaron mostrar normalidad, lo cierto es que nuevamente Balcarce 50 fue un hervidero de reuniones.  En simultáneo, el Presidente se encontró con su gabinete económico (Nicolás Dujovne, de Hacienda; Luis Caputo, de Finanzas; y Juan José Aranguren, de Energía, además del presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger) mientras el jefe de Gabinete, Marcos Peña, encabezaba la reunión de la Mesa Nacional de Cambiemos, a la que luego se sumó Macri. Según trascendió, el Presidente evalúa hacer su primera cadena nacional. Sería después de la sesión del Congreso del miércoles, hablaría de la actitud de la oposición y haría un balance de sus 30 meses de gestión.

Como informó este diario, ese encuentro se trasladó de Córdoba a la Rosada con dos objetivos: no contrariar a Schiaretti en una semana en la que el oficialismo sigue necesitando su apoyo en la disputa por las tarifas en el Congreso. Y, por otro, para poder mostrar una foto del apoyo de todos los sectores del oficialismo al Presidente en un momento complejo del Gobierno, donde la imagen del mandatario viene cayendo.

En su breve paso por la reunión, según relataron testigos a este diario, Macri analizó lo ocurrido con el dólar y con las tarifas. No hubo autocrítica: el mandatario sostuvo que “las medidas que estamos tomando son las correctas. Y sabemos del esfuerzo que está haciendo la sociedad”. Lo escuchaban Larreta, Vidal, Cornejo, y los gobernadores de Jujuy, Gerardo Morales, y de Corrientes, Gustavo Valdés. En el encuentro también estuvieron el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; el jefe del bloque PRO en Diputados, Nicolás Massot; el del interbloque en el Senado, Luis Naidenoff. Por la Coalición Cívica, estaban los lilitos Maximiliano Ferraro y Maricel Etchecoin Moro. Esta última debió salir a la conferencia de prensa junto con Cornejo y el senador Humberto Schiavoni, que es el presidente del PRO. Uno por cada fuerza política de la alianza.

Allí Cornejo aseguró, sin muchas vueltas: “Ratificamos el rumbo económico. Entendemos que la situación ha sido solucionada, aunque hay que seguir trabajando”. “El Presidente dio un análisis alentador de que fue buena la jornada, que las medidas dieron resultado, pero que hay que seguir adelante con la reducción de déficit”, relató el titular de la UCR, quien no obstante sostuvo que ese ajuste no tocará la obra pública actual: “El Gobierno tiene un programa de obras y ratifica todas las que están en marcha”. Schiavoni, por su parte, sostuvo que el alza del dólar “tiene que ver con lo que ocurrió con las tasas internacionales. Hay tranquilidad y se ratifica el rumbo en materia económica y la consolidación del espacio político”.

Sobre las tarifas, Cornejo volvió a la carga contra el proyecto que la oposición se dispone a votar este miércoles en una sesión especial en Diputados. “El Congreso no tiene por qué tratar tarifas. Estamos muy unidos para rechazar ese proyecto, que consideramos demagógico”, aseguró. Cuando le preguntaron si el presidente la vetará, fue menos enfático que Peña hace unos días: “No está resuelto qué se va a hacer, si se va a vetar o no”. También aseguró que “no hubo un solo comentario de ningún tema electoral”, algo extraño tratándose de un encuentro de la Mesa Nacional de Cambiemos citado originalmente para tratar cuestiones electorales.

Más temprano, a las 9, en la Quinta de Olivos, Macri encabezó la típica reunión de la mesa chica, en la que estuvieron Larreta, Vidal y Peña y a la que se sumaron los dos coordinadores del Gabinete, Gustavo Lopetegui y Mario Quintana.  Uno de los temas del encuentro, según dejaron trascender, es cómo se recortarán las obras públicas en base al incremento del ajuste que anunció Dujovne en la conferencia del viernes. Macri les aseguró que el recorte no será en las obras de la Ciudad ni de la provincia de Buenos Aires. Advirtió que se completarán las obras actuales y las nuevas deberán financiarse con el sistema de obra público-privada. Macri también habló con Vidal y Larreta sobre el trabajo conjunto en seguridad de Nación, provincia y ciudad. También analizaron la caída en la imagen presidencial que, por primera vez, está también alcanzando a la gobernadora.

PÁGINA 12 /

EL PERONISMO RATIFICÓ SU INTENCIÓN DE VOTAR MAÑANA EL PROYECTO DE TARIFAS

Acción y reacción. A la decisión del oficialismo de cerrar filas en defensa del Gobierno, el peronismo le responderá con la ratificación de su ofensiva contra el aumento de tarifas mañana en la Cámara de Diputados, cuando los diferentes sectores en que se divide el PJ se unirán detrás de un mismo proyecto.

Con opiniones que fueron desde la ironía hasta el elogio por la actitud del oficialismo de defender al Poder Ejecutivo, lo cierto es que el gesto de los partidos que integran la coalición de gobierno no modificará en un ápice la decisión del PJ de avanzar con su ofensiva legislativa.

“Me parece un gesto positivo que el oficialismo defienda a su gobierno”, afirmó ayer el jefe del bloque de senadores justicialistas, Miguel Pichetto (Río Negro), quien ratificó que el PJ seguirá con su política de ponerle límites a los aumentos de los servicios públicos dispuestos por la Casa Rosada.

En la misma línea se manifestaron voceros del salteño Pablo Kosiner, presidente del Bloque Justicialista de la Cámara de Diputados. “Es lógico que el oficialismo salga a defender al Gobierno, pero nuestra estrategia va a seguir siendo la misma”, explicaron.

Desde el kirchnerismo, en tanto, interpretaron las reuniones sostenidas durante la jornada de ayer en la Casa Rosada como una muestra más de la debilidad que vive el Gobierno de Mauricio Macri y que quedaron de manifiesto con la corrida cambiaria de la semana pasada.

Para evitar que su comentario fuera leído como una ironía, Pichetto aseveró que su elogio a la conducta del oficialismo va en línea con su reclamo a Cambiemos de que tenía que hacerse cargo de las decisiones tomadas por su gobierno. Ese respaldo se tradujo ayer en un breve comunicado de Cambiemos que vio la luz por la noche, y que insistió en señalar al “populismo” por los problemas económicos, en alusión al gobierno de Cristina Kirchner.

Sin embargo, Pichetto ratificó la decisión de avanzar con el proyecto que limitará el aumento de tarifas: “Va a ser una norma de contenido razonable, dejando de lado (la disminución de) el IVA y planteando un ajuste por inflación”, puntualizó.

El texto que impulsa el PJ, y que se trataría mañana en sesión especial en la Cámara de Diputados, establece limitar el aumento de tarifas al crecimiento salarial.

“Si el Gobierno dice que los salarios no pueden aumentar más que un 15%, no puede después aumentar las tarifas en un 40%, porque si a eso se le suman otros aumentos, como las prepagas y las cuotas del colegio, tenemos un combo explosivo”, afirmó anoche Pichetto.

Si se toma en cuenta las declaraciones del senador rionegrino y las señales enviadas por los diferentes sectores del PJ de la Cámara baja, todo indica que el oficialismo se encamina a enfrentar mañana una derrota política legislativa importante.

Por lo pronto, ayer el gobernador de Mendoza y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, que oficio de vocero de la reunión de la cúpula política de Cambiemos con Mauricio Macri, no hizo más que ratificar la postura oficialista al calificar de “demagógico” el proyecto que impulsa la oposición peronista.

Usó casi las misma palabras con las que el jefe de la bancada de Cambiemos en Diputados, Mario Negri (UCR-Córdoba), viene eligiendo para rechazar la ofensiva opositora contras las tarifas.

El diputado cordobés aseguró que lo único que podría detener la ofensiva del PJ sería un acuerdo político que, por lo visto hasta ayer, parece difícil que pueda concretarse antes de la sesión prevista para mañana. En LA NACIÓN se menciona al diputado nacional, Mario Negri.

LA NACIÓN / PÁGINA 12 / CRÓNICA / POPULAR /

SIN OPOSICIÓN DE LOS GOBERNADORES, DIPUTADOS APROBARÁ FRENO A LAS TARIFAS 
En un clima de alta tensión política, la oposición en la Cámara de Diputados se prepara para propinarle un duro golpe a la alianza Cambiemos en la sesión especial contra el cuadro tarifario de los servicios públicos dispuesto por el Gobierno nacional.
Hasta ayer, en el arco opositor estaban convencidos de que no tendrían mayores dificultades para alcanzar el número necesario para avanzar con el proyecto diseñado por el bloque Justicialista y el Frente Renovador, que sumará el apoyo del Frente para la Victoria y la Izquierda.
En medio de la turbulencia financiera y a pesar de las presiones a los gobernadores del PJ, fuentes parlamentarias del espacio que comanda en la Cámara baja el salteño Pablo Kosiner aseguraron que, de no mediar sorpresas en las próximas horas, mañana estarán en condiciones de alzarse con un triunfo parlamentario, en un tema que resulta incómodo para el Poder Ejecutivo.
En el espacio opositor, que hasta ayer habían acordado eliminar del texto la rebaja del IVA de las facturas de los servicios, dieron marcha atrás con ese punto. “El 21 por ciento que se cobra de IVA podría mantenerse solo para usuarios residenciales, pero la reducción del impuesto para las empresas es un tema que está en estudio”, comentaron algunos asesores del PJ que siguen las negociaciones de cerca.
En medio de las negociaciones internas para llegar bien parados a la sesión, en la que la oposición ya no está obligada a reunir una mayoría calificada para aprobar el proyecto, los diputados cordobeses, cercanos al gobernador Juan Schiaretti, confirmaron su presencia en el recinto por orden del mandatario peronista que reaccionó ofuscado tras una jugada en su contra encabezada por el intendente de la capital cordobesa, Ramón Mestre y el PRO local.
El viernes pasado, el presidente del Foro de Intendentes del PRO, Oscar Tamis, junto al intendente radical presentaron una demanda contra el gobierno provincial por 405 millones de pesos de coparticipación que -a su entender debieron ser distribuidos con los municipios en el primer trimestre de este año. En el reclamo judicial, Cambiemos pide “la inconstitucionalidad del Consenso Fiscal celebrado por el presidente Mauricio Macri y los gobiernos provinciales”, el año pasado.
“Quieren descalabrar las cuentas de la provincia, es una forma de presionar al gobernador para que nos ausentemos en la sesión”, manifestó un diputado cordobés que detalló: “El Pacto Fiscal incluyó el apoyo de los peronistas a la Reforma Previsional y pagamos un alto costo político por eso”.
Ayer, el gobernador de Chaco, Domingo Peppo, se sumó a la línea discursiva que vienen sosteniendo algunos peronistas, al criticar la posibilidad de que desde el Congreso nacional se fijen pautas sobre las tarifas de servicios públicos. Sin embargo, sus diputados, confirmaron su presencia en el debate.
“La idea de que es el Ejecutivo quien debe regular las tarifas de los servicios y no el Congreso, es solo una estrategia discursiva que viene repitiendo los gobernadores para cargar las culpas sobre las Casa Rosada. Los funcionarios de Cambiemos no se cansan de apuntar contra nosotros, pero esta es una crisis que crearon y que deben resolver ellos, no pueden siempre pretender que el costo político antes medidas impopulares que ellos toman, la paguemos nosotros”, manifestó una calificada fuente del PJ.
“Es obvio que es el Ejecutivo quien debe establecer las pautas tarifarias, pero es el Congreso quien debe establecer los criterios generales”, agregaron desde el peronismo en donde planifican agregar un ítem en el que queden a resguardo los gobernadores.
“Las tarifas las impone el Ejecutivo, pero eso será sin perjuicio de las potestades jurisdiccionales”, explicaron algunos peronistas que podría ser un agregado al texto.

BAE / EL CRONISTA /

EL DELICADO EJERCICIO DE DISIMULAR LAS DISIDENCIAS

Esta semana, el llamado “círculo rojo” asistirá a una exhibición ostentosa de fraternidad y concordia entre los socios de la alianza oficialista Cambiemos. El primer acto tuvo como escenario la Casa Rosada: allí se vio a la dirigencia de primera línea de Pro, la UCR y de la Coalición Cívica hermanada en un mensaje de unidad y de ratificación del rumbo económico. Una postal con la que se pretendió dar por superada la incomodidad que suscitaron en el Gobierno los planteos de Elisa Carrió y Alfredo Cornejo sobre la política tarifaria del ministro Aranguren.

El segundo acto tendrá lugar mañana, en la Cámara de Diputados: las milicias radicales, macristas y de la Coalición Cívica bajarán en tropel al recinto para resistir lo que consideran la avanzada populista opositora para retrotraer el valor de las tarifas de los servicios públicos. Denunciarán con voz altisonante, la herencia kirchnerista en materia energética y, con el índice en alto, acusarán de demagogos a los artífices del proyecto opositor. Eso sí, con cierto pudor, callarán cuando la oposición les enrostre facturas con aumentos exorbitantes o cuando les reproche las ganancias millonarias que embolsaron las empresas concesionarias de servicios públicos en los últimos dos años.

Será un espectáculo con todos los condimentos. Carrió alzará la voz para denunciar maniobras desestabilizadoras por parte de la oposición. Del otro lado, el kirchnerista Agustín Rossi hincará el cuchillo con los bienes que la mitad del gabinete macrista posee en el exterior. Se cruzarán argumentos y críticas, reproches y denuncias, pero la obra tendrá un final cantado: ante un eventual triunfo opositor, sobrevendrá el veto presidencial. Se cierra el telón y la dirigencia de Cambiemos, otra vez unida, aplaudirá la medida.

LA NACIÓN /

SCHIARETTI DIO UN GIRO Y PIDIÓ ELIMINAR EL IVA DEL GAS

En un contexto de enfrentamiento con Cambiemos a nivel local -derivado de la demanda contra la provincia por fondos de coparticipación de intendentes de la alianza-, el gobernador Juan Schiaretti pidió que la Nación baje el IVA al consumo domiciliario de gas “por lo menos hasta fin de año”.

Volvió sobre el tema después de dar libertad de votación a sus legisladores en la sesión de mañana cuando se trate el proyecto de tarifas en el Congreso; entre las propuestas se incluye precisamente la rebaja del IVA.

Schiaretti -quien hace semanas elige grabar videos en vez de hablar con los periodistas- ratificó que la “potestad de fijar” las tarifas es del Ejecutivo nacional y enfatizó que el tema está “en un laberinto”.

“Hay que tomar medidas que permitan aliviar el bolsillo y el impacto del aumento del gas a las familias -afirmó-. La medida adecuada es rebajar el IVA al consumo domiciliario, por lo menos hasta fin de año. Esto no va a afectar la recaudación y estaremos aliviando el bolsillo de la gente”.

Como el IVA se coparticipa, Schiaretti adelantó que “no va a bajar la recaudación porque el gas aumentó para los domicilios el 92% y nadie previó tanto”. Y repitió que la provincia ya eliminó Ingresos Brutos a los beneficiarios de la tarifa social.

El cordobés, un aliado del presidente Mauricio Macri,  jugó un rol clave para la firma del pacto fiscal. El acuerdo -considerado “un hito” por funcionarios de Hacienda- es calificado de “inconstitucional” en la demanda presentada por Ramón Mestre (UCR) y Oscar Tamis (Pro) en reclamo de $405 millones de coparticipación no distribuidos en el primer trimestre. El pacto establece que la compensación que reciben las provincias por la eliminación del Fondo del Conurbano y el fin del reparto del impuesto al cheque no será repartida con los municipios, como ocurría antes. Están en juego unos $2300 millones este año. Frente a la denuncia, los diputados nacionales del bloque Córdoba Federal pidieron “libertad de acción” para votar mañana sobre tarifas y acusaron al ministro Rogelio Frigerio de estar “detrás de la demanda”. En la cartera de Interior tomaron distancia: dijeron que era una decisión de Cambiemos Córdoba.

LA NACIÓN /

EL GOBIERNO EXTIENDE EL “OPERATIVO CONTENCIÓN” DE SU TROPA POLÍTICA

El “operativo contención” de la tropa propia comenzó ayer y continuará hoy en la Casa Rosada. Invitados por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, los integrantes de la mesa ampliada del macrismo se reunirán hoy para discutir la marcha del Gobierno y también para delinear el futuro del principal partido de la coalición Cambiemos.

Además de Peña, estarán en la reunión María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Fernando de Andreis, Diego Santilli y Federico Salvai, integrantes del grupo que coordinó la campaña electoral de 2017 en todo el país, una campaña en la que Peña y Rogelio Frigerio tuvieron roles protagónicos. Las autoridades partidarias (el presidente de Pro, Humberto Schiavoni, el secretario Francisco Quintana) también fueron invitados, además de las autoridades del Senado (Federico Pinedo, Gabriela Michetti) y la titular de la Fundación Pensar, Carmen Polledo.

“Va a ser una reunión de contención”, definió a LA NACIÓN uno de los dirigentes que estarán presentes en el almuerzo. Otro dirigente afirmó que además de la coyuntura, donde se descuenta que habrá apoyo irrestricto al Gobierno, se hablará del armado en las distintas provincias.

La presencia de Polledo en la reunión dio lugar a algunas especulaciones: es que su nombre circuló un año atrás como eventual reemplazo de Emilio Monzó en la presidencia de la Cámara de Diputados, un cargo que en teoría el bonaerense ocupará hasta fines de 2019. “Estamos trabajando en el armado de la marca Cambiemos, sus equipos y su estrategia en cinco provincias (Chubut, Río Negro, La Pampa, La Rioja y Tierra del Fuego). La Cámara de Diputados está lejos de ser un tema nuestro”, afirmaron desde la Fundación Pensar y cerca de Polledo, que también es diputada nacional y tiene buena sintonía con el Presidente.

El jefe de Gabinete y la cúpula partidaria discutirán además la actualidad del vínculo con el radicalismo, tensado por la competencia por las candidaturas a gobernador e intendente en muchos distritos, además de la incierta situación en la ciudad de Buenos Aires, donde no existe Cambiemos. Allí, y con el guiño de la Casa Rosada, Rodríguez Larreta impulsa un proyecto para unificar los comicios locales con los nacionales. Con la CC-ARI de Elisa Carrió, en cambio, “no hay discusión”, aseguró otro miembro de la conducción.

En su última reunión, Cambiemos acordó el envío de una delegación a China que partirá el 14 de julio y se reunirá con autoridades del gobernante Partido Comunista.

LA NACIÓN /

MACRI PROMETIÓ A SUS ALIADOS QUE LAS OBRAS PÚBLICAS EN MARCHA NO SE VAN A INTERRUMPIR

Ajustar el discurso, cerrar filas, despejar incógnitas. El presidente Mauricio Macri y su mesa chica, a la que convoca para las decisiones importantes, se reunieron ayer por la mañana por espacio de más de dos horas en la quinta presidencial de Olivos, con el fresco recuerdo de la semana pasada, cuando estampida del dólar y la discusión parlamentaria por el esquema tarifario provocaron tensiones y preocupación en el oficialismo. Fue la primera de una jornada cargada de reuniones internas que tuvo como meta alinear a la tropa de cara a los desafíos económicos y políticos que se vienen.

En la reunión, de la que además de Macri participaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y los coordinadores del gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, se habló de “gestión”, aunque también se siguió con atención la apertura de la cotización del dólar -a la baja-, que trajo tranquilidad en ese y los demás despachos oficiales.

“No creemos que aumente mucho esta semana, va a depender del contexto internacional”, afirmaron a LA NACIÓN en un despacho de Balcarce 50, mientras Macri y su mesa chica todavía estaban reunidos. Más allá del dólar, la intención del Gobierno fue tranquilizar a Rodríguez Larreta y sobre todo a Vidal, que en los días previos dejaron trascender su preocupación por el eventual recorte de $30.000 millones en los fondos destinados a la obra pública, esbozados por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en sus últimas apariciones públicas.

El Gobierno aseguró que “ninguna obra en marcha estará alcanzada por el recorte”, y esa decisión se aplicará a todo el país. El dirigente radical y titular del Plan Belgrano, Carlos Vignolo, también recibió esas mismas garantías en las últimas horas de parte de la Casa Rosada.

Las obras que no están en marcha estarán incluidas en el plan de financiamiento PPP (Participación Público Privada), intentando que en el futuro los aportes privados superen a los estatales.

“Hay un volumen de obras en ejecución tan grande que no se va a notar”, afirmaron desde el gobierno porteño, donde aún creen que esa decisión de recortar tendrá su impacto, pero lo sitúan en un eventual segundo período de gestión de Rodríguez Larreta.

“Los $30.000 millones estaban en el presupuesto, pero no tenían ninguna asignación específica. Se decidió no utilizarlos”, acotaron desde un despacho oficial. Otro de los acuerdos alcanzados tuvo que ver con ahondar el “trabajo conjunto” entre ciudad y provincia en materia de seguridad, que comenzó con el denominado “anillo digital” de monitoreo en los principales accesos a la ciudad de Buenos Aires.

¿No se habló de política? “Macri les pidió a María Eugenia y Horacio que lo ayuden a contener a los gobernadores radicales”, afirmó una fuente con conocimiento de lo conversado. Horas después, Macri se reunía con los cinco mandatarios de Cambiemos, entre ellos los tres radicales, igualmente preocupados por los eventuales recortes y los aumentos de tarifas.

En lo que hace a esa discusión por las tarifas, en el Gobierno dan por descontado que el proyecto opositor para retrotraer tarifas será aprobado mañana por la Cámara baja, y que el Presidente lo vetará si también supera el filtro del Senado. “Todos están cómodos con eso”, afirmaron desde el Gobierno. Macri y su mesa chica creen que “el Congreso va por un lado y la gente, por el otro. Las boletas de servicios ya llegaron y no pasó nada”, sentencian.

De la quinta de Olivos, Macri llegó al mediodía y de buen humor a la Casa Rosada. Luego de sacarse selfies en la planta baja con chicos de escuelas que recorrían la casa, encabezó una reunión sobre la reforma al Código Penal, junto al ministro de Justicia, Germán Garavano. A las 18, luego de la reunión de la Mesa Nacional de Cambiemos que se hizo a metros de su despacho, el Presidente recibió él mismo a la cúpula de la coalición oficialista y los cinco gobernadores de Cambiemos. Alinear el discurso y evaluar futuros planes de acción también formaron parte de esas reuniones. En EL CRONISTA se menciona al diputado nacional, Mario Negri.

LA NACIÓN / EL CRONISTA/ PÁGINA 12 /

MARTÍN LOUSTEAU: “NO ES GRATUITO TENER EL EQUIPO ECONÓMICO PARTIDO CUANDO LA SITUACIÓN DE BASE ES TAN DIFÍCIL”

Martín Lousteau aseguró que el gobierno de Mauricio Macri heredó “el triángulo de las Bermudas de la economía” y remarcó que, ante esa situación, “no es gratuito tener el equipo económico partido”.

“Estoy preocupado porque Argentina repite problemas de hace mucho, diagnosticamos mal las causas de los problemas de hoy. Esto que pasa era previsible”, arrancó el diputado nacional por Evolución Radical.

“Tenemos los mismos problemas de siempre, los diagnosticamos mal. La población olfatea las crisis, porque ya las vivió. De los últimos 27 años, 10 fueron en crisis”, agregó el ex embajador en los Estados Unidos durante la primera parte de la actual administración nacional.

Entonces, Alejandro Fantino le preguntó sobre las diferencias dentro del Gabinete.

—¿Se puede manejar la economía de un país de a cuatro? —lo interrogó el conductor de “Animales Sueltos”.

—Depende —le respondió Lousteau.

—No, no vale esa respuesta…

—En una economía normal, en la que no hay que corregir cosas graves, no hay problema. Pero acá el Gobierno heredó el “triángulo de las Bermudas de la economía”. En el vértice superior, el cepo del dólar, que estaba pisado, y las tarifas atrasadas. Y agregale un proceso inflacionario en curso. En otro vértice, tenés déficit fiscal. Y el otro es la falta de crecimiento, no se creció nada en la segunda parte del período de Cristina y no se crearon puestos de trabajo.

Luego, explicó cuál es el grado de dificultad del problema: “Empezás por arreglar el déficit fiscal. Subís las tarifas y bajás los subsidios. Pero se va a costos y sube la inflación. A la población le queda menos plata, consume menos, entonces la economía crece menos”. Y concluyó: “No importa por qué vértice empezás, el resto de los vértices se ve afectado y la forma del triángulo muta”.

Ante ese panorama, el ex Ministro de Economía (ejerció el cargo entre diciembre de 2007 y abril de 2008) entregó una definición de la presente administración: “Ahí la coordinación es muy importante: si uno toca tarifas, afecta a la inflación; si otro toca subsidios, afecta al crecimiento; si toca las tasas de interés, afecta el tipo de cambio. Entonces, no es gratuito tener el equipo económico partido con esta situación de base”.

En el cierre de la entrevista, debió decantarse por otras dos opciones: “Gradualismo o shock es sanata. Porque lo que Argentina necesita es ser capaz de que la clase política ordene nuestro futuro. Y la discusión política está cada vez peor”.

“No solo se necesita coordinación dentro del gabinete sino también con otras fuerzas que estuvieron dispuestas a ayudar en otras oportunidades. Un gobierno que se cierra o una oposición que aprovecha los errores del gobierno para tirar piedras no ayudan a resolver el problema”, finalizó su intervención Lousteau.

CLARÍN /

ACUÑA: “SI HAY VETO A LA LEY POR TARIFAS HABRÁ PARO DE LA CGT”

Si Mauricio Macri veta una eventual ley sancionada para mitigar el tarifazo “la CGT debe llamar a un paro nacional”, aseguró el sindicalista Carlos Acuña, miembro del triunvirato de conducción de la central. El gremialista instó al Gobierno a “convocar a todos los sectores a un diálogo para implementar cambios” a su criterio necesarios para atravesar la crisis económica. En una entrevista con este diario Acuña dijo, además, que apoyará un proceso de recambio de autoridades en la principal organización gremial sólo “si es para defender a los trabajadores” en referencia al enfrentamiento que su sector interno tiene con los “gordos” y los “independientes” de los gremios mayoritarios.

“Propuse abiertamente un paro nacional. Creo que si no tenemos respuestas a nuestros reclamos y si el Gobierno ignora una ley del Congreso tenemos que ir directamente a un paro”, sostuvo Acuña sobre su intervención el jueves pasado en la reunión del Consejo Directivo de la CGT. En esa ocasión el planteo de avanzar hacia una huelga nacional contó con la adhesión de los dirigentes alineados con Hugo Moyano, además de sus propios aliados que responden a Luis Barrionuevo.

Acuña forma parte del trío de líderes de central obrera en representación del sector que lidera Barrionuevo. Aunque todavía se repone de una reciente operación cardíaca y es el miembro con perfil más bajo de los tres, sus escasas actividades en las últimas semanas alcanzaron para desatar tempestades en el sindicalismo y la política.

En la CGT dio la primera señal de confrontación con los “gordos” de los grandes gremios de servicios y los “independientes” cercanos al Ejecutivo al afirmar, hace un mes, que no estaba dispuesto a renunciar a su cargo para facilitar un recambio a favor de los sectores mayoritarios. Esa postura, pergeñada por Barrionuevo, terminó por encastrar con la estrategia que adoptó días después Moyano al dar marcha atrás con la salida de Camioneros del Consejo Directivo de la central y comunicar que disputaría el control en un eventual congreso de renovación de autoridades.

Casi en simultáneo con ese proceso Acuña puso su firma en la demanda judicial que terminó con la intervención del Partido Justicialista ordenada por la jueza federal competencia electoral María Servini. Otra vez, la autoría ideológica a cargo de quien fue nombrado por la jueza como interventor, el gastronómico Barrionuevo. Su espacio, antes referenciado en la denominada “CGT Azul y Blanca” pasó así de un lugar marginal en la interna gremial y casi inexistente en la del PJ a tener un rol preponderante en ambas.

Acuña, líder del gremio de empleados de estaciones de servicio, ratificó en diálogo con este diario el tono hostil hacia la administración de Mauricio Macri que utilizó el jueves en el Consejo Directivo: “hay una mayoría que quiere salir a confrontar. Si el Gobierno rechaza una ley sobre tarifas estará desconociendo un poder del Estado. Si hay veto tendrá que haber un paro. Hubo compañeros que propusieron mantener la prudencia para que los funcionarios hagan lo que tengan que hacer y si no, nosotros sabremos cómo actuar”, amplió.

“El Gobierno debe llamarnos a una mesa de diálogo y buscar soluciones a los problemas. Mientras intenten hacerlo nosotros vamos a colaborar pero tiene que haber respuestas tanto en el tema de las tarifas como en la reforma laboral, que nosotros rechazamos” sostuvo el dirigente, quien indicó que en caso de no dar fruto la gestión “habrá que llamar a un Comité Central Confederal para convocar a un paro”.

Acuña también brindó definiciones sobre el proceso de recambio iniciado en la CGT que, según la planificación, debería culminar en un Congreso de elección de nuevas autoridades por ahora planteado para el 22 de agosto. Aunque el mes pasado encabezó la maniobra que frenó al menos momentáneamente la avanzada de los “gordos” y los “independientes” aclaró que su posición todavía es “de apoyo a la unidad”. Pero puso condiciones: “tenemos que preguntarnos para qué normalizar la CGT. Si es para defender a los trabajadores, confrontando con las políticas que quiere implementar el Gobierno, o para acompañar esas políticas”.

Entre tanto, el triunviro confirmó que la central “va a acompañar todas las protestas” planteadas por sindicatos o sectores internos contra el tarifazo, la reforma laboral o políticas consideradas lesivas para los derechos de los trabajadores. Esa fue la resolución de la reunión de la semana pasada de la cúpula directiva de la CGT, que a través de un documento consideró que la política económica del Ejecutivo tendía a convertirse en “inviable” por los ajustes sobre vastos sectores de la población así como la aplicación de los aumentos tarifarios y el intento por realizar modificaciones sobre la legislación laboral.

ÁMBITO FINANCIERO /

MOYANO Y GREMIOS OPOSITORES VAN AL CONGRESO A SUBIR EL CLIMA DE LA PROTESTA

Hugo Moyano llamó para mañana a un nuevo acto en contra del Gobierno para protestar por el ajuste en las tarifas de servicios públicos y posicionarse al frente de sectores del PJ bonaerense y de la CGT, incluso el de Luis Barrionuevo. El acto se hará a las 18 frente al Congreso nacional para apoyar el proyecto de ley de la oposición para poner freno al tarifazo y atar la evolución de esos valores al salario promedio. El camionero estará acompañado por las dos versiones de la CTA, la Corriente Federal y organizaciones sociales, los mismos espacios que participaron el 21 de febrero pasado de una convocatoria multitudinaria sobre la avenida 9 de Julio.

La denominada “Multisectorial 21-F” apunta a consolidar un bloque gremial, político y social enfrentado a la administración de Mauricio Macri y que tiene como máximos referentes al líder camionero y a su hijo mayor y lugarteniente en el sindicato, Pablo Moyano. Los organizadores informaron que el acto incluirá presencias de militancia del PJ de la provincia así como de las regionales La Matanza, Zona Norte, Avellaneda, Zárate-Campana, Pilar y La Plata de la CGT, y gremios como Ceramistas, Udocba (docentes bonaerenses), Custodios, Trabajadores de Peajes, SOMU (marítimos) y Bioquímicos, entre otros.

También estarán la CTA de los Trabajadores, de Hugo Yasky, y la Autónoma, que conduce Pablo Micheli, así como la Multisectorial Contra el Tarifazo, organizaciones de pequeñas y medianas empresas y movimientos sociales. Como novedad también habrá sindicatos que responden a Barrionuevo, confirmó anoche Carlos Acuña, triunviro de la CGT por ese sector.

El acto del 21-F significó, de hecho, un quiebre en la relación entre Moyano y el gastronómico, quien luego de haber impulsado la protesta en un encuentro en Mar del Plata durante el verano se bajó a último momento. En esa línea la convocatoria de mañana podrá convertirse en la reconciliación pública de ambos dirigentes, que en los hechos están aliados en la interna de la CGT contra los “gordos” de los grandes gremios de servicios y los “independientes” de buen vínculo con el Ejecutivo.

Un comunicado que distribuyó el equipo de Moyano señala que ayer “se reunió el PJ de la provincia de Buenos Aires con las regionales y miembros del Consejo Directivo de la CGT” para resolver en conjunto una marcha “en rechazo a los fuertes tarifazos que viene llevando adelante el Gobierno nacional”. La convocatoria de la Multisectorial 21-F llamó a “apoyar nuevamente la ley que intenta retrotraer las tarifas de luz, gas y agua a los valores de noviembre del año pasado”.

En medio de la organización de la protesta crecía la expectativa por la conferencia de prensa que brindará hoy a las 13 Hugo Moyano en instalaciones del club Independiente, que preside, en donde prevé referirse a cuestiones ligadas a la institución pero también a otras “que hacen a la realidad nacional y a cuestiones personales”, informaron anoche sus allegados. Entre las versiones que circularon una daba a entender que el camionero analizaba dar un paso al costado en la jefatura del club aunque anoche esa posibilidad estaba virtualmente descartada. En cambio se daba por hecho que habría anuncios sobre una cancelación de deuda de la institución con el Banco Provincia y fuertes cuestionamientos contra el Gobierno por las causas judiciales que lo tienen como protagonista.

ÁMBITO FINANCIERO /

ACONSEJAN QUE LA CORTE NO INTERVENGA EN UNA PUJA POR LAS TARIFAS

La Procuración General de la Nación dictaminó que debe ser la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal -y no la Corte Suprema- la que determine si un juzgado de ese fuero o el federal de Junín (provincia de Buenos Aires) debe llevar adelante una causa colectiva contra la suba del gas del año 2017. Ahora solo resta el fallo de la Corte Suprema.

“Opino que la causa debe ser remitida a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal para resolver el conflicto positivo de competencia”, concluyó la procuradora fiscal ante la Corte Suprema, Laura Monti, en el dictamen que llevó su firma.

La causa fue sorteada originalmente para la Justicia Federal de Junín, pero el Estado, al contestar la demanda, alegó que la causa debía tramitarse ante la Justicia en lo Contencioso Administrativo Federal y no en provincia, ya que se  impugnan resoluciones del Ministerio de Energía y Minería, cuyo domicilio está en la ciudad. Ese pedido fue aceptado por un juzgado en lo Contencioso Administrativo. No obstante, el magistrado de Junín desestimó ese planteo y elevó el expediente a la Cámara Federal de La Plata. Pero ese tribunal, a su vez, elevó la causa a la Corte para que defina quién es competente. Con el dictamen de la Procuración, solo resta escuchar la opinión de los supremos.

LA NACIÓN / PÁGINA 12 /

FISCAL MOLDES: “ECHEGARAY ESTÁ EN LISTA DE ESPERA, TARDE O TEMPRANO LO VAN A DETENER”

“Lo que no pasó, va a pasar, porque las pruebas son abrumadoras” Germán Moldes, fiscal general ante la Cámara Federal, no tiene dudas sobre la participación del ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray en la causa de Oil Combustibles, la empresa a la que se le reclama una deuda millonaria con el organismo fiscal por evadir el pago del impuesto al combustible.

“Esta causa es un desprendimiento de algo mucho más grande que comenzó con la denuncia de Elisa Carrió por asociación ilícita en 2008. Durante siete años fue pelear a brazo partido para conseguir que te conteste un oficio una dependencia pública, que la AFIP diera un informe de algún contribuyente o que la IGJ abriera los estatutos de una sociedad. Pero en el 2016 llegó un tsunami de evidencia tan grande que era imposible manejarla, procesarla o clasificarla. Entonces ahí se decidió dividir la investigación en varios legajos”, contó Moldes en el programa de televisión Desde el Llano.

El escándalo de la petrolera es, según Moldes, solo un episodio de la causa que tiene “más procesados en la Justicia Federal” y que no es conveniente llevar a un mega juicio oral y público. “Se van a utilizar miles de recursos para demorarlo”, vaticinó.

“Al momento en que un usuario abona el combustible que carga en una estación de servicio, hay un porcentaje de ese pago que ya le corresponde al Estado. Sin embargo, en vez de depositar ese dinero en la AFIP, Oil lo retenía para comprar más empresas, para ampliar su poder y su espectro empresario. Echegaray (titular de la AFIP del organismo en aquel momento) les concedió prórrogas especiales y planes de beneficio que no les correspondían y que están reservados para casos excepcionales de necesidad que el grupo empresario claramente no estaba atravesando”, explicó el magistrado.

Sorprendido por la decisión de la Sala 1 de la Cámara Federal que dejó en libertad a Cristóbal López y a Fabián De Sousa, Moldes decidió intervenir pidiendo nuevamente la detención de ambos, sumando en el pedido al propio Echegaray. “Casación entendió que me excedí en el marco del recurso al pedir su captura. Pero lo que hay que pensar es que está en lista de espera, lo que no pasó, va a pasar porque las pruebas son abrumadoras”, afirmó.

La resolución firmada por los camaristas porteños Eduardo Farah y Jorge Ballesteros, que habían dejado en libertad a López y De Sousa, continúa bajo la lupa. “El primero que tuvo que desactivar esa pelota fui yo, porque me enteré por el diario al día siguiente. La resolución tenía tres puntas diferentes, entre ellas el cambio de calificación, que pasaba de ser un caso de administración fraudulenta agravada por ser en perjuicio del estado a una violación de carácter menor donde entran otras vías de solución mediante pagos, moratorias y otros elementos que permiten eludir la responsabilidad penal, algo absolutamente intragable”, definió Moldes.

Actualmente, el Consejo de la Magistratura está interviniendo para determinar si hubo o no hubo responsabilidad por parte de Farah y Ballesteros en relación a su desempeño funcional. Esta intervención, además de una denuncia que derivó en una causa federal en el juzgado del doctor Rodríguez, son para Moldes signos favorables. “Me parece que el gran estrépito que esto causó ha tenido un costado positivo, hemos visto una reacción en la Justicia, insuficiente, pero en el terreno del poder judicial algo se está moviendo”.

CLARÍN /

CAMBIEMOS OBJETA REELECCIÓN Y SUEÑA CON TRIUNFO EN SANTA FE 
Las voz cantante de Cambiemos la llevó José Corral, el intendente radical de la capital santafesina y ex aliado de Lifschitz. Hoy es principal opositor al gobernador desde que en la previa de la última legislativa saltó del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS) a la alianza macrista junto a otros radicales. “La reforma busca la reelección del gobernador Lifschitz, comprendo que él tenga ganas, pero hay que respetar las instituciones y cumplir con la ley”, dijo Corral quien suma como uno de los anotados para suceder al socialista.
Tras el encuentro en Rosario los referentes provinciales del espacio político nacional emitieron un comunicado en el que expresaron su rechazo a la reforma constitucional tal como está planteada.
En ese marco, el intendente de Santa Fe y ex titular del radicalismo nacional, señaló que la reforma “debe discutirse con tiempo y una amplia participación de la ciudadanía” mientras “el socialismo pide que salga en 40 días”, en referencia al partido que representa Lifschitz y que se jugará en 2019 sus chances de seguir en el poder. Si el actual gobernador puede repetir candidatura, las chances del FPCyS serán mejores.
Corral también explicó que Cambiemos está dispuesto a discutir en 2019 la reforma de la constitución “haciendo hincapié en la participación de la ciudadanía”.
Sobre el tema, Lifschitz había dicho al inaugurar la asamblea legislativa que estaba dispuesto a renunciar a la reelección, si eso permitía que se tratara la reforma. “En lo personal mi problema no es la reelección, sino lograr una reforma que nos permita decir que nosotros lo hicimos. Somos capaces de soñar la Santa Fe del siglo XXI y plasmarlo en una Constitución”, sostuvo allí el mandatario.
Por su parte, el diputado provincial del PRO, Federico Angelini, destacó ayer que si bien “es necesario actualizar” la Constitución provincial, se debe hacer “en los tiempos que corresponden”. En ese sentido, Angelini detalló que en caso de discutir una reforma, Cambiemos tendría como eje “un nuevo Consejo de la Magistratura; la incorporación de derechos y cuestiones ambientales, como la energía renovable”. Para avanzar, ahora Lifschitz dependerá de la reacción del PJ al proyecto, aunque algunos de sus dirigentes más representativos ya se expresaron en contra de incluir la reelección desde 2019.

ÁMBITO FINANCIERO-ÁMBITO NACIONAL /

PRESENTARÁN EN JUNIO EL ANTEPROYECTO DE CÓDIGO PENAL

Tras una reunión  con el presidente Mauricio Macri; el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, la Comisión de Reforma del Código Penal anunció que el mes próximo se presentará oficialmente el anteproyecto de redacción del nuevo compendio de artículos y normas relativas a la definición de delitos y sus respectivos castigos.

El juez de la Cámara Federal de Casación Mariano Borinsky, que preside la comisión de expertos que estuvo abocada al análisis de la normativa vigente para la confección de un nuevo código que, al tiempo de actualizar las tipificaciones vigentes, contenga respuestas a las infracciones más novedosas, al uso ilegal o doloso de las nuevas tecnologías y a la complejidad de las organizaciones criminales internacionales, y aumente el peso de la participación de las víctimas en la persecución y la sanción penal.

Entre los puntos salientes, el anteproyecto agrega 15 nuevos títulos al libro segundo del actual Código, que incluye delitos referidos al terrorismo y su financiamiento; de narcotráfico y estupefacientes (dejan de formar parte de una ley especial, como la actual 23.737); delitos fiscales, aduaneros, cambiarios y militares; de tráfico y permanencia de migrantes; contra la libertad y la dignidad del trabajo; de tráfico de sangre, órganos y delitos genéticos; contra el ambiente; contra el patrimonio arqueológico y paleontológico; del deporte; informáticos; contra la propiedad, y electorales.

En cuanto a las drogas, en general se aumentan las escalas penales, se incorpora la referencia específica a una pena más gravosa para el caso del paco o “cualquier sustancia de desecho o residual que se genere en el proceso de producción”.

Y como aspecto saliente, toma nota del fallo “Arriola” de la Corte, que despenalizó la tenencia de drogas para consumo personal, pero solo será no punible cuando la tenencia no trascienda del ámbito privado: se prevén penas de un mes a dos años por la tenencia de escasa cantidad de estupefacientes para uso propio.

Se vedará el acceso a la libertad condicional a reincidentes y a condenados por delitos violentos que hayan producido resultados de muerte o de graves daños físicos o mentales a las víctimas, como homicidio, abuso sexual y secuestro extorsivo agravado, trata de personas, tortura, desaparición forzada y delitos de lesa humanidad, genocidio, delitos de guerra y terrorismo hasta que se hayan cumplido 35 años de prisión o 40, en caso de múltiple reincidencia. Lo mismo para los delitos de corrupción de menores, explotación de la prostitución, contrabando agravado, financiamiento del terrorismo y tráfico de estupefacientes.

También se incorpora el “seguimiento sociojudicial” de los condenados tras la aplicación de las penas.

LA NACIÓN / EL CRONISTA /

SE DESPEJA HORIZONTE JUDICIAL DEL GOBIERNO POR LA SUBA DEL GAS

Movimientos subterráneos en causas conectadas a las demandas contra el tarifazo renuevan las esperanzas del Gobierno de poder desactivar un eventual fallo adverso. La Procuración General a cargo interinamente de Eduardo Casal dictaminó a favor del fuero en lo Contencioso Administrativo Federal para que sea quien absorba la segunda demanda iniciada por el Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la Solidaridad (Cepis), basado en la ausencia de razonabilidad de los aumentos tarifarios dispuestos por el Gobierno, luego de tener que cumplir con la instancia de audiencias públicas. Ese criterio lo había fijado la Corte en la sentencia por la que frenó las subas en 2016 para usuarios residenciales, también impulsado por Cepis. Ese expediente colectivo tramitado por los juzgados federales de Junín quedó trabado en un conflicto de competencia con la Justicia porteña, y salió del radar. Pero la pelea es clave porque puede condicionar la más reciente presentación que fue inscripta en el registro de procesos colectivos de la Corte por la Justicia federal de La Plata. El Ministerio de Energía y el Enargas cumplieron con el informe de rigor solicitado por el juez Adolfo Ziulu, como adelantó Ámbito Financiero. Pero nuevamente, el fuero Contencioso Administrativo Federal salió a reclamar ese expediente basado en que los organismos demandados tienen asiento en la Capital Federal (no en La Plata) y que lo que se discuten son resoluciones administrativas que deben ser atenidas por ese fuero, mucho más amigable para la administración de Mauricio Macri que los tribunales federales de La Plata, donde se gestó el fallo que fulminó el primer esquema de aumentos intentado por el Gobierno.
La oficina de Casal debía dar su opinión a la Corte para resolver el conflicto de competencia previo, algo que puede derivar en que se fortalezcan los tribunales de La Plata o que todas las actuaciones se muden a Capital Federal, en dominios del Contencioso. La procuradora ante la Corte, Laura Monti, encargada del dictamen, se inclinó por esta última opción, el escenario que mejores perspectivas arroja para el Gobierno, que temía que se replicara una posible sentencia adversa como hace casi dos años.
Como argumento jurídico central, desde la Procuración aseguraron que cuando se trata de medidas cautelares contra el Estado, debe ser el fuero Contencioso Administrativo Federal quien se encargue de resolverlas. Lo fija el artículo 20 de la Ley N° 26.854, paradójicamente, sancionada a instancia de Cristina de Kirchner que buscaba limitar el uso de cautelares contra el Estado y las confinaba a los tribunales porteños, pese a la avalancha de cuestionamientos por restringir su tramitación en otros fueros.
“Todo conflicto de competencia planteado entre un juez del fuero contencioso administrativo y un juez de otro fuero será resuelto por la Cámara Contencioso Administrativo Federal”, afirma la redacción de la ley que buscaba evitar fallos adversos contra el kirchnerismo de jueces que admitían amparos en otros juzgados.
El juez federal de Junín, Héctor Plou, anotó la demanda colectiva el 30 de agosto del año pasado. Pero el Juzgado Nacional Contencioso Administrativo Federal N° 8, a cargo de Cecilia Gilardi Madariaga de Negre, saliera a disputárselo. Algo similar ocurrió en el amparo inscripto por Ziulu hace pocas semanas. También el Contencioso salió al rescate de ese expediente, reclamándolo para sí. Si la Corte, por mayoría, establece cuál es el fuero que corresponde, el tercer juicio colectivo definirá también su destino, de forma inexorable.
La Corte está nuevamente llamada para resolver una cuestión intermedia referida al tarifazo y probablemente se incline por validar la mudanza de los expedientes.

ÁMBITO FINANCIERO / EL CRONISTA /

INTERVENCIÓN A PJ: DEMORA APELACIÓN POR TECNICISMOS

La intervención del PJ dispuesta por la jueza federal con competencia electoral María Servini con el nombramiento del dirigente gastronómico Luis Barrionuevo incluido, cumple un mes sin que se haya elevado aún la apelación a la Cámara Nacional Electoral (CNE), interpuesta por las desplazadas autoridades. Como adelantó Ámbito Financiero, ese tribunal de contralor partidario debe convalidar o no la cuestionada resolución, en un trámite que se preveía trabajoso. Distintos planteos, la necesidad de que se fundamenten dentro de los plazos procesales y las notificaciones a las contrapartes para que puedan refutarlos, demoran la elevación del expediente a la CNE.

En este sentido, fuentes judiciales precisaron que, “ahora, está corriendo el plazo (de cinco días) para que la parte demandante”, el sindicalista Carlos Acuña, “fundamente su apelación” a la decisión de Servini de convalidar, en el marco del expediente, la legitimidad de los abogados de la desplazada conducción del partido para objetar la intervención.

Por estas y otras cuestiones procesales, a poco de cumplirse un mes de la intervención del partido a nivel nacional -dictada el 10 de abril pasado y apelada al día siguiente por la desplazada conducción partidaria- el expediente que derivó en la intervención del PJ aún no arribó a la CNE.

Una de las demoras, según explicaron, es el cuestionamiento por parte del sindicalista Carlos Acuña de la “legitimación” de los abogados Eduardo López Wesselhoefft y Patricia García Blanco para actuar como representantes de la ex conducción del PJ encabezada por José Luis Gioja.

En este sentido, los abogados de Acuña plantearon que López Wesselhoefft y García Blanco carecen de “personería” (la posibilidad de actuar en Tribunales) porque no fueron designados por el Consejo del PJ, como indica la Carta Orgánica, sino por el Congreso del partido. Sin embargo, la jueza Servini consideró que los letrados se encuentran legitimados para actuar como representantes, porque “el Consejo nunca se reunió para ratificar las designaciones” y “los letrados venían actuando como apoderados desde hacía mucho tiempo”, explicaron las fuentes.

Acuña, titular del Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio, y uno de los triunviros de la CGT, discrepó con esa decisión, “la apeló” y “está corriendo el plazo para que fundamente el recurso”. En este sentido, detallaron también que, una vez que presente esos fundamentos, a ese escrito “se le dará traslado” a la desplazada conducción del PJ para que responda.

Como al definir la intervención Servini había rechazado un planteo de los abogados del PJ para que la medida quedara en suspenso hasta que se resolviese la apelación, la intervención sigue vigente hasta tanto se expida la CNE. En tanto, cuando el expediente llegue al tribunal, ese tribunal de alzada deberá correrle vista al fiscal, en este caso el federal Jorge Di Lello para que se pronuncie. El proceso no tiene tiempos procesales una vez que arriba a la CNE, sin presión de cronograma electoral.

ÁMBITO FINANCIERO /

SCIOLI INTENTA EVITAR QUE LE EMBARGUEN LOS BIENES

El abogado del ex gobernador bonaerense Daniel Scioli presentó ayer un escrito en el que manifiesta a la jueza de garantías Marcela Garmendia su oposición al pedido del fiscal Álvaro Garganta, que el viernes último había solicitado la inhibición de los bienes del ex mandatario bonaerense por un valor de 180 millones de pesos y la prohibición de salir del país.

La jueza deberá decidir si concede el pedido de la fiscalía o lo rechaza. La medida tomó por sorpresa a Scioli que el jueves pasado se presentó en los tribunales de esta ciudad para realizar su primera declaración indagatoria. En esa oportunidad, el ex gobernador presentó un escrito y optó por no responder a las preguntas de la Justicia.

El abogado del ex gobernador, Alfredo Gascón, dijo a LA NACIÓN que si la jueza hace lugar al pedido de la fiscalía, lo apelarán de inmediato. “Acabo de salir del juzgado y me dijeron que está a despacho”, contó ayer el letrado.

Scioli está siendo investigado en distintas causas abiertas a partir de una megadenuncia formulada por la diputada nacional Elisa Carrió. En este caso en particular, el ex mandatario está imputado por violación de los deberes de funcionario público, negociaciones incompatibles con esa función y tráfico de influencias. Y el fiscal Garganta solicitaría la elevación a juicio oral a finales de este mes, según adelantó a LA NACIÓN una alta fuente del Ministerio Público con acceso al expediente.

Además del ex gobernador, la Justicia tiene en la mira al empresario Ricardo Estanislao Miller, dueño de la firma Building Internacional SA, investigado por supuestas maniobras ilegales con el erario público y de operaciones inmobiliarias ilegales vinculadas al ex gobernador. Según la denuncia, la empresa de Miller le pagaba a Scioli alquileres millonarios por la locación de un inmueble en Villa La Ñata, el lugar de descanso del ex mandatario.

“Scioli mantenía una relación personal y comercial con Ricardo Miller antes, durante y aun después de que el empresario fue beneficiado irregularmente con el otorgamiento de obras públicas para la construcción de centros sanitarios de Unidades de Pronta Atención (UPA)”, explicó el fiscal.

LA NACIÓN /

UN EX JEFE DE ODEBRECHT CONFESÓ COIMAS DE US$2,9 MILLONES POR EL SARMIENTO

“Yo autoricé retornos identificados hasta el momento por el valor de 2,9 millones de dólares”. Así, en primera persona, mirando a los ojos a los fiscales brasileños, el ex vicepresidente para América Latina de Odebrecht Luiz Antonio Mameri admitió el pago de sobornos a funcionarios argentinos en el proyecto para soterrar el tren Sarmiento.

Ocurrió un martes 13, en San Pablo, cuando Mameri se sentó frente a un micrófono en una sala sin luz natural y con un ventilador de pie ubicado a sus espaldas, según quedó asentado en el video de su confesión, cuya copia obtuvo LA NACIÓN como parte de la red que lidera el portal peruano IDL Reporteros. Porque Mameri acordó, a cambio de una reducción de su condena, confesar lo que vivió y le constaba de las coimas que él autorizó y que otros ejecutivos de Odebrecht ejecutaron a rajatabla.

La premisa, según Mameri, fue por demás sencilla. Si querían operar en la Argentina, les comunicaron en Buenos Aires, debían acatar las reglas locales. Y esas reglas incluían cartelizarse y pagar coimas. “En el caso de que la empresa no aceptase esas condiciones, quedaría fuera del proceso licitatorio”.

De traje oscuro y sin corbata, Mameri identificó a dos argentinos como supuestos protagonistas del negociado: un ejecutivo de la constructora Iecsa, por entonces de Ángelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri, y el lobbista Jorge “Corcho” Rodríguez, roles que ambos negaron ante la consulta de LA NACIÓN. Mameri, que está dispuesto a declarar ante la Justicia argentina, expuso nombres, fechas y cifras, con la ayuda de documentos de la empresa que entregó al Ministerio Público brasileño el 1º de diciembre de 2016, es decir, 12 días antes de sentarse frente a ese micrófono.

Según Mameri, el mensaje que recibieron de los argentinos fue que “no bien el consorcio [ganador del proyecto para soterrar el Sarmiento] empezase a recibir pagos por los servicios prestados, el consorcio debía realizar esos retornos”, en una dinámica de ida y vuelta entre los cobros de los certificados de avances de la obra y los pagos de las coimas.

Mameri identificó a un alto ejecutivo de Iecsa, Javier Sánchez Caballero, como el encargado de comunicarle las condiciones imperantes en la Argentina al entonces número uno de Odebrecht en el país, Rodney Rodrigues, quien a su vez le consultó si las aceptaban. Lejos de esquivar culpas, Mameri confesó que él autorizó los retornos, sobre los que buscó documentación interna y encontró evidencias por US$2,9 millones, que entregó a los investigadores brasileños y verificó con su subalterno en Buenos Aires. Tras la muerte de Néstor Kirchner, en octubre de 2010, sin embargo, y al igual que pasó con las coimas del proyecto para extender las redes troncales de gasoductos, Odebrecht informó a la Justicia brasileña que detuvo los retornos hasta verificar qué ocurriría con el gobierno de Cristina Kirchner.

Fue entonces, según Mameri, que irrumpió el Corcho Rodríguez. Se presentó, dijo el brasileño, como “interlocutor” del Ministerio de Planificación, para retomar el ida y vuelta entre certificados y retornos.

La confesión de Mameri se suma así a la que ayer reveló LA NACIÓN de otro ex ejecutivo de Odebrecht devenido “delator premiado”, Marcio Faria, quien también expuso, en primera persona y se asentó en video, cómo coimearon en el proyecto para extender las redes de gasoductos en la Argentina. Según él, con el entonces presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner, y el Corcho Rodríguez como interlocutores.

“-¿Usted sabe de cuánto fue el pago a Wagner y Rodríguez? -le preguntó el fiscal a Faria.

“-Sí, exactamente -respondió el delator, mientras con su mano derecha daba un gesto asertivo-. En el período 2007-2014 pagamos 25 millones de dólares”.

LA NACIÓN /  

TERREMOTO POLÍTICO EN LA DAIA: DEBATEN SI PIDEN LA RENUNCIA DE TODA LA CÚPULA

Cuando se aprieta un globo de un lado se hincha del otro, y cuando no, explota. Esconder la basura bajo la alfombra por mucho tiempo genera un efecto similar ante los excesos. Lo ocurrido con el ex presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Ariel Cohen Sabban, puso a la dirigencia judía ante un terremoto político. Ahora, supo Clarín, las bases del brazo político que representa a las instituciones judías de todo el país debaten pedirle o no la renuncia a toda la conducción política de la DAIA que sucedió a Cohen Sabban tras su renuncia.

La situación salió a la luz tras la denuncia de Esmeralda Mitre: lo acusó de haberla acosado sexualmente y de extorsionarla económicamente. Pero el enojo actual con toda la DAIA que responde a Cohen Sabban no es sólo por la denuncia de Mitre, sino por el manejo del caso, “por la demora en reaccionar y la sospecha de cierta actitud de encubrimiento”.

Tras la renuncia de Cohen Sabban lo sucedió su vice, Alberto Indij, quien como toda la dirigencia de DAIA conoce los hechos hace más de una semana. Según pudo saber este diario, las instituciones quieren pedir la renuncia de todos los vicepresidentes -son varios-, secretario y tesorero. Además las instituciones judías del interior pedirían adelantar las elecciones presidenciales de la DAIA, en 30 días, lo que debería ocurrir por calendario en noviembre.

Hoy, el único que estaría en condiciones de asumir la conducción de la DAIA de manera estable sería su ex secretario general, Jorge Knoblovits. Abogado, Knoblovits tiene apoyo de ex presidentes comunitarios y de parte de la comunidad judía del interior. Su actuación en la DAIA coincidió con la vicepresidencia del hoy diputado Waldo Wolff. En diálogo con Clarín fue Wolff el primero que ayer pidió la renuncia de toda la cúpula de DAIA, por “desvirtuar su misión”. 

No se descarta que a nivel interno se pida además “una revisión de cuentas de esta gestión” que comenzó en 2016, cuando este empresario textilero asumió la presidencia de una dirigencia integrada por judíos ortodoxos.

Hubo un hecho que quedó sin investigar y motivó las renuncias de Santiago Kaplun, ex secretario general de la entidad, y de Daniel Belinky, ex protesorero. El caso, según pudo averiguar Clarín, está vinculado a unos containers de mercadería en la Aduana decomisados por el actual Gobierno, cuyo destino por orden del Ejecutivo fue el Ministerio de Desarrollo Social. Según las fuentes consultadas, “Cohen Sabban habría logrado -tras una larga insistencia- que le dieran parte de esa mercadería de los containers con fines sociales -explicaron-. Sin embargo, el destino final habría sido la venta”. El ahora ex presidente nunca aclaró esta situación y tanto Kaplun como Belinky renunciaron a disgusto.

Clarín ha conversado en las últimas horas con ex y actuales dirigentes comunitarios de todas partes. Personas que cuentan sobre estos manejos. Muchos ministros de Gabinete y empresarios -varios de la colectividad judía- trataban de esquivar “los comportamientos de Cohen Sabban y sus pedidos recurrentes de dinero bajo argumentos que -aseguran- banalizaban el Holocausto”.

Un dato llamativo es que el presidente de la AMIA, Agustín Zbar, decidió llamarse a silencio y nunca quiso vincularse con Cohen Sabban. Zbar es también un dirigente ortodoxo pero nunca estuvo de acuerdo con la forma de gobernar de esta DAIA.

Otro aspecto dudoso, afirman desde la comunidad, es el de los cursos en provincias e intendencias sobre antisemitismo y antidiscriminación, “a los que se comprometieron por pedido de Cohen Sabban intendentes y gobernadores”.

Cohen Sabban fue tesorero del ex presidente de la DAIA, Aldo Donzis, y fue desplazado en 2010. Nunca nadie aclaró si esos cursos para esta suerte de ‘certificado’ libre de discriminación fueron dados en su totalidad. También hay dudas sobre cómo el dinero a cambio de esa prestación ingresó a la DAIA.

CLARÍN / ÁMBITO FINANCIERO / LA NACIÓN / PÁGINA 12 /

ECONOMÍA

AVAL POLÍTICO OFICIAL A LA”CORREA CORTA” DEL BCRA CON TASAS Y DÓLAR

El Banco Central tiene hoy libertad casi total para manejar la política de tasas con “correa corta”, y enterrar definitivamente el 28-D. A cambio, la entidad le prometió al Ejecutivo que se evaluará rápidamente la posibilidad de bajar los intereses en el menor tiempo posible. Y que si los datos de la inflación de mayo no se disparan (las primeras referencias que llegaron al Central hablan de sostener el IPC este mes por debajo del 2%), en junio podría volverse a cierta normalidad. La entidad confía en que el “círculo rojo” entienda y asuma el mensaje de estos tiempos: la prioridad es la estabilidad y controlar la volatilidad.
El plan estratégico que el BCRA tiene sobre la mesa, ya con aval del ala política oficial para llevarlo adelante, es el siguiente. El BCRA confía en que el actual nivel de tasas de interés, tanto de referencia como Lebac, sea transitorio, y que las acciones coordinadas con el Ejecutivo logren estabilizar la política cambiaria de coyuntura. Hay convencimiento de que lo peor ya pasó y que sólo resta analizar cuánto falta de tenedores de Lebac no residentes para salir.
El propio Mauricio Macri avaló la política de “correa corta” de las tasas de interés, como instrumento fundamental y clave para estabilizar los precios de coyuntura. Es un mensaje al “círculo rojo” sobre la prioridad de acabar con la volatilidad de las últimas semanas y de la necesidad de apoyar las duras decisiones actuales para que se entienda que hay que aclarar el panorama de corto plazo, volver a la estabilidad y credibilidad financiera y monetaria, para luego comenzar a trabajar en la reducción de las tasas en el menor tiempo posible.
El esquema sería similar al que se aplicó a mediados de 2017, cuando la tasa a 38% hizo caer la inflación, controlar al dólar y volver a la estabilidad cambiaria y monetaria y, luego, vencer en las elecciones legislativas de octubre.
¿Hasta cuándo seguirán entonces los actuales intereses? Hasta que seriamente haya una disminución concreta de los índices inflacionarios. En este sentido, el BCRA es optimista. Se cree al analizar los primeros (y muy preliminares) datos sobre la evolución de los precios, que la variable se ubica en 2%, y que podría sostenerse en ese nivel. Incluso, con mucho optimismo, se habla de un nivel aún levemente inferior a ese 2% para mayo. Si esto se observara, en la última semana de mayo o la primera de junio se podría volver a analizar una rebaja en los intereses, aunque sea simbólica. Y siempre hablando del corto plazo.
El dato clave que seguirá de cerca el BCRA sobre la evolución de la inflación de mayo será el “pass through” del dólar a precios. Según la interpretación teórica, si el valor de la moneda se mantiene en la cotización de ayer (cierre a $22,33), no debería haber un traslado importante que complique el alza de mayo. Se asegura que con una devaluación controlada en ese nivel, el traspaso no debería complicar la meta de 2% para este mes. El problema que ven desde la entidad para poder lograr este nivel es que se autorice y aplique un aumento en las naftas. Esto complicaría la meta y aceleraría la tendencia. La fórmula que siempre tiene en mente el BCRA es que por cada 5 puntos porcentuales de aumento de naftas hay un punto porcentual inflacionario trasladado a los precios.

ÁMBITO FINANCIERO /

SE DEMORA ACUERDO ENTRE GOBIERNO Y PETROLERAS POR AUMENTO EN NAFTAS

Tras una nueva suba en el precio del petróleo y con indicios de que el tipo de cambio todavía no logra estabilizarse, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, convocó ayer a las principales petroleras en busca de un acuerdo para que se atenúe el traslado a los combustibles, pero por el momento no hubo resultados.

Durante el día circularon numerosas versiones: la primera es que los precios al público subirían esta misma semana entre un 6% y un 8%, la segunda que el Gobierno busca un desdoblamiento en dos o tres meses del aumento que correspondería aplicar ahora por el valor del crudo y del dólar, hasta la posibilidad de un diferimiento de impuestos para frenar la suba y por último, que se aplicaría un congelamiento por 60 días.

En principio, en las petroleras desestimaron que el Gobierno vaya a aplicar un congelamiento a siete meses de haber puesto en vigencia la liberación del mercado de los combustibles, y opinaron que una eventual marcha atrás tendría peores consecuencias desde el punto de vista de los mercados y de las calificaciones de la situación argentina. No obstante, el Gobierno está pidiendo un gesto de buena voluntad, sin medida oficial, para que no produzcan subas por 60 días. Esto no podría compensarse por la vía de los impuestos a los combustibles, considerando el malestar político que generó en gobernadores e intendentes el anuncio de que se recortará obras públicas por $30.000 millones.

Las refinadoras, en tanto, podrían aceptar algún desdoblamiento de la suba para atenuar el impacto sobre los índices de mayo y sobre los demás precios de la economía.

La discusión sería sobre cómo se repartiría la suba, sobre todo considerando que las perspectivas sobre la cotización internacional del crudo por ahora son desalentadoras, y porque tampoco hay certeza todavía sobre el nivel en qué quedará el tipo de cambio.

ÁMBITO FINANCIERO / CLARÍN / EL CRONISTA / LA NACIÓN /

BANCOS EXTRANJEROS SON OPTIMISTAS CON ARGENTINA, PESE A TURBULENCIAS ACTUALES

Los bancos de inversión extranjeros siguen comprando la historia argentina, pese a los disturbios de las últimas semanas en el mercado local, generado, entre otras cuestiones, por el debate de tarifas en el Congreso, por la suba de las tasas de interés globales y por el fuerte avance del dólar en las últimas dos semanas (ayer cerró a $22,33). Pese a la turbulencia que se está vislumbrando en la plaza local, el Bank of America Merrill Lynch y el Morgan Stanley salieron a defender a la política que está implementando el gobierno de Mauricio Macri, al sostener que “está comprometido con una estabilización macroeconómica”.

El gobierno se vio obligado a anunciar el viernes una serie de medidas, como la reducción de la meta del déficit primario del 3,2% al 2,7% del PBI este año, para aumentar la confianza luego de las sucesivas caídas del Merval y de la disparada del tipo de cambio. Además, el Banco Central aumentó la tasa de política monetaria al 40%, resultando en un alza de casi 1.300 puntos básicos en la semana. En lo que va del año, la renta variable argentina ha registrado un flojo desempeño, llevando al panel líder de acciones a perder un 8,3%, principalmente desde que el BCRA flexibilizó la política monetaria en enero.

El Merrill Lynch señaló que “con los movimientos recientes, creemos que la corrida de la moneda parece estar contenida por ahora. Aunque siguen existiendo riesgos claros a corto plazo, sobre todo, relacionados con factores globales, seguimos siendo constructivos con las acciones argentinas”. Además, indicó que su “escenario base refleja cierta desaceleración de la inflación y un modesto crecimiento económico en el segundo semestre, que podría brindarle un mayor apoyo político al programa económico”. “Si los esfuerzos para pasar la ley del mercado de capitales y reprimir los esfuerzos de la oposición para retraer los precios de tarifas son exitosos, habrá un resultado favorable para la sensibilidad del mercado”, agregó.

A su vez, el Morgan Stanley había señalado antes que para la renta fija se espera una mayor prima de riesgo entre los activos locales, ya que el BCRA mantiene su compromiso con la estabilidad cambiaria. “La alta dependencia de los flujos de cartera para financiar la ampliación del mercado local, los bajos ratios de suficiencia de reserva y un esfuerzo para reconstruir la credibilidad de la autoridad monetaria se traducirán en tasas nominales y reales altas para mantener el tipo de cambio real, una condición necesaria para anclar las expectativas de inflación”, explicó.

Por otra parte, la agencia de bolsa local Bull Market Brokers señaló ayer que ya están dadas las condiciones para que se confirme el ingreso de Argentina en el MSCI como economía emergente en junio debido a que cumplió con la mayoría de las condiciones necesarias para que se lleve a cabo la medida. Sostuvo que el país ha logrado la apertura a los inversores en el exterior, desarrolló facilidades en los flujos de capital, generó una mayor eficiencia operacional para la entrada, la organización y el desarrollo de la infraestructura en el mercado. “Sería un error para MSCI no reclasificar a la Argentina a Emergente. Perdería rigurosidad sus condiciones para definir cuando un país es emergente o no. Los reguladores locales han cumplido con todas las condiciones técnicas, incluso pese a no tener la ley de mercados votada en su etapa final, la CNV ha jugado un papel clave para que los ítems más negativos de los requerimientos se hayan superado”, remarcó.

ÁMBITO FINANCIERO /

LOS ECONOMISTAS ADVIERTEN QUE LA MAYOR FRAGILIDAD DEL PAÍS PROVIENE DE LOS DÉFICITS FISCAL Y EXTERNO

Los déficits gemelos -fiscal y de cuenta corriente- son la gran causa del cimbronazo que sufrió la Argentina la semana pasada, advierten los economistas. Si bien el aumento de la tasa de interés en Estados Unidos afectó las monedas de todos los países emergentes, el país fue el que más sufrió el encarecimiento del crédito, y eso se debe a la dependencia del financiamiento externo.

“El problema estructural de la Argentina es el déficit fiscal y, sobre todo, el alto gasto público, que requiere una presión impositiva alta, que a su vez gravita en los costos de las empresas y las hace menos competitivas. Eso complica las exportaciones y termina afectando el déficit de cuenta corriente”, explica Camilo Tiscornia, director de C&T Asesores Económicos.

El círculo vicioso también se genera con la entrada de dólares para financiar la brecha entre gastos e ingresos. Esos dólares financieros que llegan al país aprecian la moneda -lo que se llama un tipo de cambio atrasado o poco competitivo-, lo que a su vez alienta las importaciones (porque son más baratas) y desincentiva las exportaciones, que son las que generan la entrada de divisas genuinas.

“El país tiene un déficit fiscal alto y necesita endeudarse. Eso implica que cualquier estornudo afuera genere una tormenta en la Argentina. No bien cambiaron las condiciones crediticias -con la suba de la tasa de la Reserva Federal-, la reacción normal de otros países fue devaluar la moneda, entre un 5 y un 10%. En la Argentina, el shock negativo es aun peor porque, debido al elevado déficit fiscal, somos más frágiles a los cambios internacionales”, indica Ariel Coremberg, director del Centro de Estudios de la Productividad de la UBA y coordinador de Arklems. El economista advierte además que con el elevado índice de inflación la devaluación del peso se traslada automáticamente a los precios.

Ramiro Castiñeira, director de Econométrica, señala que “el problema mayor es que el Estado tiene un gasto público alto y una presión tributaria muy elevada. El Estado está asfixiando al sector privado”.

Con esta mirada coincidió Gustavo Reyes, economista jefe del Ieral, de la Fundación Mediterránea, que apuntó que la administración de Cambiemos debe recortar el gasto público “puro” y no recostarse solo sobre la reducción de los subsidios a las tarifas de servicios y el recálculo de las jubilaciones, que tienen un impacto directo sobre el sector privado. “La Argentina necesita mucha inversión y un ajuste gradual de las cuentas públicas”, señaló ayer, en el almuerzo mensual de la entidad.

Ante la consulta de empresarios sobre si el ajuste tarifario podría haber sido “más gradual”, el economista indicó: “A la Argentina no le alcanza la plata, y en ese sentido los subsidios a las tarifas tienen un rol importante. En 2017 todo el recorte pasó por ahí y este año será eso y un aumento menor de las jubilaciones; se podría haber ido algo más pausado, pero avanzando en bajar otros gastos y no que todo el ajuste sea de los privados”.

Asimismo, enfatizó que para una solución estructural del déficit de la cuenta corriente hay que encarar el problema de fondo, que es el exceso de gasto: tanto el sector privado como el público ahorran poco, enfatizó. “Los privados, entonces, para invertir deben financiarse afuera, y eso explica el 20% del rojo; el Estado se lleva el restante 80%”.

¿Por dónde cortar?, preguntó LA NACIÓN. Reyes planteó, por ejemplo, que en materia de obra pública habría que seguir un esquema que aplican varios países, como Chile, que consiste en hacer una evaluación del impacto social y económico de cada obra antes de resolver su puesta en marcha. También sugirió revisar “en detalle” la estructura del Estado. “Se hace muy poco en solucionar el exceso de trámites que involucran a mucho personal y que no aportan nada a la economía”.

LA NACIÓN /

NOTAS DE OPINIÓN

EL AJUSTE FISCAL, UN TEMOR QUE TOCA A GOBERNADORES Y MINISTROS

Por Alcadio Oña

CLARÍN /

https://www.clarin.com/opinion/ajuste-fiscal-temor-toca-gobernadores-ministros_0_SyJu0URaf.html

DEFENDER INFLACIÓN, TARIFAS Y DÓLAR, UN TRIPLE-PLAY CASI IMPOSIBLE DE LOGRAR

Por Hernán Goñi

EL CRONISTA /

https://www.cronista.com/columnistas/Defender-inflacion-tarifas-y-dolar-un-triple-play-casi-imposible-de-lograr-20180508-0061.html

JUBILACIONES: ¿EL HUEVO O LA GALLINA?

Por Daniel Muchnik

https://www.clarin.com/opinion/jubilaciones-huevo-gallina_0_By4PF4RpM.html

CLARÍN /

MILITARES ¿COMBATIENTES DEL CRIMEN?

Juan Gabriel Tokatlian

https://www.clarin.com/opinion/militares-combatientes-crimen_0_SkhzU40pG.html

CLARÍN /

EL TRÁNSITO HACIA UNA DEMOCRACIA MODERNA

Por Julio Montero –  Doctor en Filosofía y Teoría Política. Premio Konex a las Humanidades 2017

LA NACIÓN /

https://www.lanacion.com.ar/2132437-el-transito-hacia-una-democracia-moderna