El empresario Lázaro Báez cosechó tambien en la provincia de Formosa millonarios negocios. Como sucedió en otras provincias argentinas y parece una constante de la era K, cobró casi la totalidad del dinero presupuestado por obras que nunca concluyó. Asi lo denunció el diputado nacional Martín Hernández (UCR – Formosa), y se refleja en una nota publicada en el diario Clarín.

En Formosa, Báez ganó la licitición de una obra sobre la Ruta 86. Lo hizo con la firma Sucesión Biancalani, la misma que usó en Chaco. Los trabajos en la provincia gobernada desde hace 21 años por Gildo Insfrán tenían un costo de 500 millones de pesos. No realizó ni la mitad. Y se fue una vez que el empresario K quedó detenido.

Ver la nota completa

En otra nota publicada en el mismo matutino se refleja la pobreza que sufre esa provincia. Formosa perdió lugar como productor de algodón y bananas, y la gente depende del Estado. “Eramos una provincia más productiva, algodón, frutas, en una zona tropical, ganadería, pero Insfrán volcó todo más al empleo público”, señaló Martín Hernández.

Ver la nota completa