El presidente del interbloque de Cambiemos, Mario Negri, en rueda de prensa al concluir la sesión destacó: “Se veía una violencia desproporcionada. Se puede estar de acuerdo o no con la ley. También la CGT, los muchachos van al revés. Van un paro al mediodía sabiendo que a las 14 le van a impedir funcionar al Congreso. Hay 80 policías lastimados. Del FpV trataban de decirnos que eran todos abuelos, pero había alguien con un mortero. Creo que cuando pasen los días, el gobierno tendrá que explicarle a los argentinos que nuestro sistema previsional está en terapia intensiva“.

La fuente de financiamiento de sistema de previsión que era el impuesto a las ganancias en parte, ahora se lo saca de ahí, se distribuye entre todas las provincias , como era la ley de coparticipación antes y se ponen otros ingresos en esos sistemas. Entonces las formulas deben cambiar necesariamente.
Los K había usado una fórmula que era, recaudación más salario. Porque no ponía inflación? Que es lo que hay que tener siempre presente porque le da más estabilidad al poco salario que tienen los jubilados y porque ellos habían matado al INDEC. No tenían ningún índice confiable, ahora en todo el mundo se mide por inflación una parte del salario.
Hay 13 cajas de las provincias que son deficitarias y el gobierno pone plata. Y hay un bono de 80.000 millones de pesos y el déficit de la argentina es muy alto.

“La votación fue ajustada. Hubo 10 votos de diferencia. Esto fue un acuerdo fiscal con los gobernadores. El kirhcnerismo usó una fórmula que era recaudación más salario. Por qué no ponía inflación que es lo que hay que tener siempre presente porque le da más estabilidad al poco salario que tienen los jubilados? No usaba inflación porque ellos habían matado el INDEC, no tenían ningún índice confiable. En todo el mundo se mide con inflación. A lo mejor el gobierno debía haber explicado más. Hay algunos gobernadores que son bastante pícaros. Cuando uno firma un a cuerdo tiene que honrarlo. El gobierno confía en que el año que viene el salario de los jubilados le va a ganar a la inflación. Recuerden el Fondo de Sustentabilidad que teníamos, 45 mil millones de dólares. Estaba en Fútbol para Todos, se regalaban computadoras. Se vetó el 82% móvil. Cristina Kirchner habló en cadena nacional y dijo que eran unos caranchos que no decían de donde se iba a sacar la plata“, explicó el diputado  Negri.

Nadie puede creer que lo que quiere el gobierno es dañar a un jubilado. Es una locura“, remarcó Negri. Agregó: “Está calculado que el sistema previsional se va a llevar más del 70% de los recursos de todo el país. Y aclaró: “La mirada sesgada es fundamentalmente de quienes han sido gobierno, todavía esperamos que expliquen algunas cosas, a nosotros y a la justicia“.

Señaló: “El gobierno ha trabajado en un fórmula que se aplica en muchos países. En 2014 y 2015 perdieron los jubilados y después ganaron. Esto asegura que nunca estará debajo de la inflación. La política no puede estar a los gritos, peleándose o aplaudiendo la violencia. Los jubilados sufren en su casa. No he visto a los jubilados fabricando gomeras“.

Sobre si este acuerdo político le permite aprobar la reforma tributaria y el presupuesto 2018, Negri afirmó: “La reforma tributaria está trabajada con sectores opositores. Se tocan muchos intereses, incluso economías regionales. Se tiene un déficit muy alto, no se puede vivir con endeudamiento, se necesita crecimiento e inversión. La reforma tributaria va a ser un paso significativo. El tema es muy sensible y el Frente para la Victoria le sumó un poco de nafta“.

Acerca del clima destituyente que se vivió, Negri dijo que “la semana pasada cuando los gobernadores no honraron el acuerdo que firmaron, el Frente para la Victoria entró en tropel y lograron parar una sesión. También la CGT al anunciar un paro que comenzaría a las 12, exactamente dos horas antes de que empezara la sesión. Si tiene cuatro patas y relincha, no es cerdo, se llama caballo“.

Sobre qué análisis hace del cacerolazo, Negri remarcó: Debe haber gente que realmente lo ha hecho porque lo siente. Cuando el kirchnerismo sufrió el cacerolazo en todo el país, dijeron que eran los oligarcas que tenían plata. Hoy dijeron que eran sectores progresistas. La política después se queja porque no le creen. Tienen imaginación para inventar cualquier disparate“.