Luego de las imágenes de una niña bebiendo agua de un charco en una plazoleta de la ciudad de Posadas, la situación y política pública provincial hacia la comunidad Mbya Guaraní entro en el ojo de la discusión. En declaraciones efectuadas a medios de prensa, el diputado nacional Luis Pastori (UCR – Misiones) dijo que “…es lamentable que después de 14 años de gobierno de la Renovación en Misiones, no hayan podido encauzar la situación que afecta a miles de guaraníes de la etnia Mbya, especialmente de niños y mujeres que habitan en las calles y espacios públicos de Posadas, sin que se note acción alguna de la Dirección de Asuntos Guaraníes ni del Ministerio de Derechos Humanos de la Provincia”

Pastori agregó: “La imagen que recorrió el mundo de la niña bebiendo agua de un charco nos avergüenza a todos, y no podemos esquivar responsabilidades echándole la culpa solamente al cacique que juega en el casino, o a los padres que no les ponen calzados a sus hijos para que aumente la lástima de la población”. Por ello finalizó diciendo “urge que el Gobernador efectúe los cambios necesarios en la Dirección de Asuntos Guaraníes, que mejoren las condiciones de vida de la comunidad Mbya Guaraní en todo el territorio de la Provincia, y aparte a su responsable Arnulfo Verón, quien no ha demostrado en los largos años que lleva en el organismo, poseer la idoneidad necesaria para desarrollar una política integral con una población cuyas carencias no pueden esconderse con el simple expediente de llevarlos en forma compulsiva a sus aldeas”.