La diputada nacional Karina Banfi (UCR-Cambiemos) presente a lo largo de la totalidad del ciclo de Audiencias Públicas, también asistió a la última ronda de exposiciones en torno al debate sobre aborto. El ciclo contó con la participación de destacados expositores, que expresaron su punto de vista, tanto a favor como en contra del Proyecto Interrupción Legal del Embarazo. Por el podio pasaron profesionales de la salud, abogados, artistas, estudiantes, miembros de movimientos sociales, representantes del círculo eclesiástico y toda persona identificada con la cuestión.

“Hay que celebrar la apertura del debate que, más allá de las posiciones fijadas, nos brindó una gran oportunidad de obtener información certera que nutra el debate contemporáneo”, manifestó Banfi.

Luego de dos meses desde el inicio del plenario, la diputada reiteró su diagnóstico inicial: “En este debate todos estamos a favor de la vida, de la reducción de los abortos y de una mejor salud reproductiva. Vamos a trabajar para conseguir un dictamen favorable para que se termine con la criminalización de la mujer, se logre la despenalización del aborto y se generen todas las políticas públicas necesarias que consignen con el derecho a la integridad física y el derecho a decidir que tenemos todas las mujeres”.

“Los países que tienen el aborto irrestricto de forma segura, prácticamente no tienen muertes por aborto”, expresó el jueves el Ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein. Continuó afirmando que cada año se producen entre 44.000 y 53.000 egresos de hospitalizaciones del sector público por la práctica de aborto clandestino, que son un claro indicador de severidad, de morbilidad y de daño. Rubinstein en su presentación, además hizo hincapié sobre el subregistro del aborto como causa de muerte en las estadísticas argentinas. Banfi coincide con el Ministro y su alegato presentado en el último día de exposiciones sobre aborto. De esta forma, la Diputada remarcó que es importante continuar con políticas de prevención, de educación y de anticoncepción, pero también observando los datos internacionales, destaca que “el aborto legal y seguro reduce notablemente la mortalidad materna”.