Gustavo Valdés en un punto se aleja de la mesura elegida por Cambiemos y ya se muestra como el próximo gobernador de Corrientes. Ex ministro provincial, actual diputado y miembro del Consejo de la Magistratura, el radical que buscará suceder a Ricardo Colombi con el apoyo de Mauricio Macri apela a la estrategia de nacionalizar la elección y señalar a su rival Carlos Espínola como el candidato de la ex presidenta. “Prácticamente quiere ser de Cambiemos, pero es Cristina Fernández de Kirchner”, dice a Clarín en el bar de un hotel céntrico, sobre la costanera.

─¿Con qué expectativa llega a la elección?

─Vamos a ganar en primera vuelta. Por el armado de la estructura a nivel provincia y municipios vamos tener un buen triunfo el domingo, que va a servir para consolidar la alianza de Cambiemos no sólo en Corrientes sino también a nivel nacional. Va a servir para el gran triunfo que tenemos que tener el 22 de octubre.

─El oficialismo buscó nacionalizar esta elección. ¿Qué representa el apoyo del Gobierno?

─Mucho. Fuimos la provincia más castigada por el kirchnerismo. La ex presidenta en ocho años le dedicó a Corrientes apenas cuatro horas, el presidente ya ha venido siete veces y los ministros vienen permanentemente. Hoy somos iguales al resto de las provincias y eso nos permite un desarrollo a mayor velocidad.

─¿En qué se nota ese cambio concretamente en estos casi dos años?

─Puedo destacar obras fundamentales, como el avance en las rutas, planes de vivienda, ahora conseguimos una planta de tratamiento de líquidos cloacales que vale 1.200 millones de pesos, la autovía para ingresar a Corrientes. Nos habían mentido con eso, con el segundo puente a Resistencia, con el gas natural, y ahora vemos que se está realizando.

Según el último dato del INDEC, aumentaron la pobreza (40%) y la indigencia (9,3%).

─Es un problema a superar. Reconocemos que tenemos problemas estructurales y que estamos pagando las consecuencias de tantos años de castigo. Por eso cuando caminamos los barrios pobres de la capital y del interior con los ministros, cuando el Presidente viene a promover el turismo lo que tratamos es combatir la pobreza y ese es el desafío que tenemos. Ahora, cuando asumió Ricardo debíamos casi cinco presupuestos, era una provincia inviable. Hoy en relación no se debe nada.

─La oposición cuestiona la falta de transparencia. ¿Tiene medidas previstas en ese sentido?

─Necesitamos modernizar el Estado. A nosotros nos discriminaron hasta en la fibra óptica. Si podemos tener calidad de comunicación y mejorar la conectividad para tener mecanismos más transparentes, es el desafío que tenemos. ¿Pero quiénes son los que reclaman transparencia? ¿Los que apoyaban a De Vido, a José López, a Cristina Fernández? Es como el chancho predicando higiene.

-Colombi fue radical K.

─Ricardo gobernó dos años con Eduardo Duhalde y luego fueron años muy difíciles, en los que no se podía pagar los sueldos. Yo no formaba parte del gobierno en ese momento pero él creyó en la transversalidad, hasta que se dio cuenta que era una trampa. Luego comenzó la pelea y fue uno de los más opositores al kirchnerismo en los últimos tiempos.

─Si es electo, ¿cómo va a ser su relación con Colombi? ¿Se viene una disputa por el poder real o será un delegado como dice la oposición?

─Al principio decían que el oficialismo no tenía candidato, después que iba a explotar el espacio y ahora que no voy a poder gobernar. El gobernador voy a ser yo. Cuando uno es electo es que le asigna la responsabilidad es el pueblo y yo voy a gobernar la provincia de Corrientes. Y voy a tener muy buena relación con Colombi y con cada uno de los partidos que componen nuestro espacio y con el gobierno nacional.

Lee la entrevista completa