El Poder Ejecutivo Nacional promulgó y publicó ayer en el Boletín Oficial la ley 27.352 que presentó la diputada Gabriela Burgos, que considera como violación tanto la penetración oral forzada como la introducción de objetos por vía anal o vaginal. Se trata de una modificación del artículo 119 del Código Penal, que de ahora en más establece que “la pena será de seis (6) a quince (15) años de reclusión o prisión cuando (…) hubiere acceso carnal por vía anal, vaginal u oral o realizare otros actos análogos introduciendo objetos o partes del cuerpo por alguna de las dos primeras vías”.
 
La diputada radical de Jujuy, presidenta de la Comisión de Legislación Penal, explicó: “Es tan ultrajante y afecta en igual medida la integridad sexual de las personas un acceso carnal forzado por vía bucal que por las vías anal y vaginal”. 
 
Además, la diputada explicó que frecuentemente se ha utilizado también los llamados “empalamientos” para someter sexualmente a una persona. Por eso la nueva ley por ella presentada postula que la introducción de objetos por vía anal o vaginal también deben tener penas idénticas a la violación ya prevista en el Código Penal, porque “el daño infringido es el mismo”.