“Como diputada de la Nación por la provincia de Jujuy, expreso mi más profundo rechazo a las palabras vertidas por la diputada nacional Victoria Donda, quien preside la Comisión de DDHH de la Cámara baja y expresó que ‘no va ser usada como válvula de escape en la lucha de dos bandas por el territorio jujeño’”, afirmó Gabriela Burgos, legisladora nacional por esa provincia.

El último miércoles, la diputada Donda citó a la citada comisión para tratar “la problemática de casos de violencia institucional, social, estudiantil y sindical en la provincia de Jujuy”.

“Donda, en un claro ejemplo por evadir escuchar a las víctimas de Milagro Sala y la Tupac Amaru, convocó a varios sectores sociales de la provincia, donde se sometía a las víctimas a tener que confrontar contra quienes en algún momento las violentaron, re-victimizando a estas personas que mucho ya han sufrido, motivo por el cual no asistieron”, afirmó Burgos.

“Esto se da en el marco de notas presentadas por la diputada nacional Karina Banfi, firmada por integrantes de Cambiemos el 23 de diciembre del 2016 y el 13 y 21 de junio de 2017, para que se dé audiencia exclusiva a las víctimas de Milagro Sala donde sean escuchadas y puedan expresarse libremente con el debido resguardo de sus derechos.

“Mientras presidía la Comisión de DDHH, la diputada Donda dijo que no va ser usada por la lucha de ‘dos bandos’, relegando a su suerte a las víctimas de Milagro Sala y descuidándolas totalmente”, enfatizó Burgos.

Una parte sustancial de la actividad delictiva de la agrupación liderada por Sala encuadra en la categoría de violaciones a los derechos humanos, ya que la agrupación revistió la categoría de “grupo paraestatal”, en vista del nivel de impunidad que ejercía la violencia e intimidación contra los propios integrantes de su agrupación, de otras organizaciones sociales, funcionarios públicos de todos los niveles y los ciudadanos en general.

“Esas prácticas delictivas violentas, debido a su sistematicidad e impunidad de la que gozaban, fueron ampliamente conocidas en la provincia de Jujuy, al punto de adquirir nombres propios: “paseos por el dique”, “visita al sicólogo”, “perder la casa”, etc.”, explicó Burgos.

“Me es imposible entender cómo quien dice defender los DDHH en nuestro país y que preside la Comisión respectiva, se niegue a escuchar a estas personas por diferencias políticas con Gerardo Morales”, concluyó la diputada nacional jujeña.