El diputado nacional Francisco Torroba (UCR Cambiemos La Pampa) “Por lluvias excepcionales propias de los ciclos húmedos y por ingresos de aguas provenientes de otras provincias, Córdoba y Buenos Aires, nuestra provincia tiene más de un millón doscientas mil de hectáreas afectadas por el agua de los 8 departamentos más productivos de nuestra provincia, con el correspondiente impacto socio-económico en más de 25 localidades”.

“Fenómenos de esta magnitud son posibles de mitigar, siempre que exista una decisión política que desarrolle en forma anticipada políticas apropiadas”.

“Sin embargo, desde hace 13 años la provincia de La Pampa abandonó la obra de los Daneses. La ausencia de reclamos de la provincia  a la nación durante las presidencias de Néstor Kirchner y Cristina Fernández para llevar adelante las obras y la inacción de nuestra provincia respecto de la expropiación de reservorios son la muestra de ese abandono”.

“La ausencia de reclamos durante 13 años de la provincia de La Pamoa hacia el gobierno nacional respecto de la segunda y tercera etapa de la obra de los Daneses  manifiesta no solo el desinterés y abandono por ella, sino también un alto grado de improvisación estatal“.

“No solo está en crisis el modelo productivo provincial, sino el modelo de estado concebido durante más de 30 años”.

La crisis en el sistema de Salud, educación, seguridad; y la falta planificación estratégica acompañan la decadencia pampeana.

– No se hizo un adecuado mantenimiento a la primera etapa de la obra de los Daneses.

-No se estableció una batería de estaciones meteorológicas y puntos de registros pisométricos (registro de la dinámica del agua subterránea) y de registro freáticos (para determinar nivel de las aguas subterráneas) centralizando toda la información en un estudio y monitoreo continuo.

-No se actualizó el trabajo realizado por el Instituto Hidráulico danés con tecnología actual, lo que hubiera permitido procesar imágenes satelitales de mayor resolución ante posibles cambios del paisaje.

-No se creó una Unidad de Manejo que centralizara la información y planificación conspirando contra esto el desmantelamiento de organismos técnicos nacionales (Agua y Energía de la Nación y Vialidad Nacional en la década del 90) y posteriormente el ajuste realizado en organismos como Administración Provincial del Agua y Vialidad Provincial, actores determinantes en este tipo de contingencias.

-No hubo trabajo interdisciplinario entre instituciones públicas y privadas asociadas para el entrecruzamiento de información en el manejo del agua.

-No hubo y no hay un plan provincial de contigencia ni mitigación de las inundaciones en la provincia.

“Toda la inacción del gobierno provincial que pretende ser disimulada responsabilizando al gobierno nacional pasado y presente afecta a muchos pueblos del interior donde muchas familias hoy ven disminuida su calidad de vida. La improvisación  agudizó la crisis de nuestra provincia”, concluyó Torroba.