Los diputados del bloque Cambiemos que integran la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva firmaron en disidencia parcial el proyecto de ley presentado por el bloque del Frente para la Victoria que propone incrementar la inversión gradualmente en el sector hasta llegar al 1,5% del PBI en 2030.

La principal diferencia de los diputados oficialistas radica en que el proyecto original plantea que esa inversión tenga origen netamente público, cuando lo que apunta el gobierno de Cambiemos es que esa inversión sea público-privada.

En este sentido, el diputado nacional Alejandro Echegaray, vicepresidente de la comisión, sostuvo que “existe la necesidad de ahondar la discusión en algunos aspectos. Durante el gobierno anterior se presentó el Plan Estratégico Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Bicentenario, que proponía entre otros objetivos un aumento sustantivo de la inversión que no tenía un carácter netamente público, sino un porcentaje considerable de inversión del sector privado”, y agregó: “Ese objetivo no se cumplió en el plazo planteado por el entonces gobierno de Cristina Fernández de Kirchner”.

“El proyecto del diputado De Pedro propone llegar al 1,5 por ciento de inversión sólo con financiamiento público. Nosotros nos proponemos discutir ese punto: que la inversión sea mixta, es decir, público-privada”, agregó el legislador radical.

Asimismo, y ante las críticas de un sector de la comunidad científica, Echegaray destacó: “Un tema para discutir a futuro es si entendemos sólo al Conicet como el único ámbito de la Ciencia y la Tecnología en la Argentina. Para nosotros es más complejo y más amplio, la apertura es a todos los organismos que componen el sistema, como así también el rol de las provincias y de otros Ministerios”.

En esta línea, el vicepresidente de la comisión expresó que “la investigación no debe ser absorbida sólo por el Conicet, si es que queremos un sistema de Ciencia y Tecnología amplio y complejo, abierto y no endogámico, que dé respuestas a las necesidades del país”.

“Además del Conicet, tenemos el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial), el INA (Instituto Nacional del Agua), la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (AGENCIA), el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF), la Fundación Argentina de Nanotecnología, las Universidades, entre otros”, subrayó Echegaray.

“La política en Ciencia y Tecnología es transversal, federal y su crecimiento debe ser planificado, respetando a todos los institutos de investigación para poder dar respuestas a todas las necesidades de la Argentina”, concluyó el legislador bonaerense.