“Nos ha tocado este desafío en un marco impensado, esta severa sequía que está preocupando a la actividad agrícola, ganadera y citrícola. Las distintas provincias están dictando sus leyes de emergencia económicas y esto tiene correlato con la aceptación del Ministerio para diferir vencimientos financieros e impositivos, esto no resuelve todos los problemas pero es una ayuda. El Presidente habló hoy del rol del Banco Nación, va a habilitar nuevas líneas de financiamiento además de diferir vencimientos“, explicó sobre la crisis del campo, Atilio Benedetti, en la TV Pública. Además señaló: “Además de leyes se necesitan recursos, desde el Congreso vamos a estar a la altura de las circunstancias para facilitar los marcos regulatorios. Hay que hablar de seguros para estas situaciones”.

“Por naturaleza el productor es optimista, apostador serial al trabajo y al futuro, fue uno de los primeros sectores que respondió al claro mensaje del Gobierno del Presidente Macri. Con dificultades climáticas tuvimos una cosecha importante en trigo, estamos en condiciones de potenciar las posibilidades de Argentina”.