En la sesión de la Cámara de Diputados en la cual se aprobó una prórroga hasta 2021 de la Ley que suspende el desalojo de tierras ocupada por pueblos originarios, el diputado nacional Alejandro Echegaray (UCR – Buenos Aires) afirmó que “tenemos que avanzar en el otorgamiento efectivo de las tierras a las comunidades originarias”, y añadió: “Tratar una prórroga por tercera vez habla de que esta normativa ha tenido una aplicación deficiente”.

En esta línea, Echegaray destacó: “Todavía hoy tenemos una deuda con las comunidades indígenas. Y aun cuando en un futuro la ley 26.160 se aplique correctamente, esta deuda continuará: solamente tendremos un relevamiento de las comunidades y del espacio que ocupan en términos territoriales, nada más que eso”.

Además, el diputado señaló que “actualmente el relevamiento realizado representa el 46% del número de las 1532 comunidades actualmente identificadas”.

“Solamente un tercio de las comunidades cuentan con informes, que el INAI identifica como relevamientos culminados. Según surge del análisis que la AGN realizó de 100 carpetas técnicas del Programa de Relevamiento Territorial (RETECI), el 92% de las diferentes comunidades indígenas del país no poseen títulos comunitarios y un 84% no tiene títulos individuales de las tierras que ocupan”, dijo.

Asimismo, expresó que “hay una brecha significativa entre el marco legal y su efectiva implementación. La ley 26.160 constituye un valioso aporte a la política de reconocimiento de tierras, con lo cual resulta necesario mantener el programa, mejorarlo y utilizar toda esta información para resolver aquellas deficiencias y combinarlo con un programa de regularización dominial”.

El legislador radical subrayó que “tenemos que trabajar en nuevos instrumentos legales para avanzar en el otorgamiento efectivo de las tierras”, y agregó: “Una de las deudas es arbitrar los medios para la reglamentación de la propiedad comunitaria de las tierras, como recomendó la AGN en uno de sus informes”.

Por último, aclaró que “no es cierto que el bloque de Cambiemos no se hayan presentado proyectos en este sentido, como se ha dicho. En julio de este año, junto al diputado Martín Hernández, presentamos un proyecto de prórroga de la ley 26.160 como el que hoy estamos tratando”.

“Existió un intento de apropiación política de una causa que es de todos, que no debería reconocer fronteras políticos-partidarias.  Tenemos que avanzar todos juntos en encontrar respuestas y que esta ley se aplique seriamente y no tener que volver a prorrogarla dentro de cuatro años”, concluyó.