El diputado nacional Alejandro Echegaray afirmó hoy que “es necesario reeditar la experiencia del Grupo Contadora para reestablecer la democracia en Venezuela”, durante la reunión de comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Diputados de la Nación.

El Grupo Contadora fue una instancia multilateral propuesta en enero de 1983 por México, que además integraron Colombia, Panamá y Venezuela con el fin de promover conjuntamente la paz en Centroamérica. En el año 1985 se amplió esta acción multilateral cuando los gobiernos de Argentina, Brasil, Perú, y Uruguay, establecieron el Grupo Apoyo a Contadora.

“La historia latinoamericana más reciente nos permite traer algunos instrumentos para solucionar los conflictos, como lo fue la experiencia del Grupo Contadora, y del Grupo Apoyo a Contadora, al que ingresó la Argentina durante el gobierno de Raúl Alfonsín”, explicó al respecto Echegaray.

En este marco, el legislador radical expresó que “el politólogo Robert Dahl señala que un sistema democrático se define por cuatro factores: elecciones libres, limpias y periódicas; libertad de expresión; fuentes de información independientes, es decir, que no se hallan bajo control del gobierno ni de grupo único alguno, y por último, libertad de asociación, el derecho de formar organizaciones políticas independientes y participar en ellas”.

“Queda claro entonces que en Venezuela no se cumple ninguno de estos tres factores, con lo cual podemos afirmar que se trata de una dictadura que se ha ido degradando en forma creciente y alarmante, con su secuela de crisis humanitaria, persecución y represión de la oposición con un saldo de más de un centenar de muertos”, destacó Echegaray.

Y agregó: “Sectores políticos de nuestro país y de la región pretenden desconocer la deriva autoritaria del gobierno venezolano que lo han transformado en un poder antidemocrático y dictatorial”.

Además, Echegaray repudió enfáticamente “cualquier intervención por la fuerza, como propone el gobierno de los Estados Unidos. Eso lo único que va a lograr es llevar más violencia al pueblo Venezolano”.

“Lo único que va a devolver la democracia a este país es un consenso de naciones que lleve a las partes al diálogo”, concluyó.