El diputado nacional Alejandro Echegaray destacó: “Debemos sacar de la criminalización a las mujeres de nuestro país”.

“Hoy existe una situación de clandestinidad en las mujeres que practican el aborto. Las que más sufren son las que lo hacen de forma insegura, y el Estado no puede descomprometerse de una cuestión de salud pública”, afirmó.

“Estamos discutiendo sobre una realidad que ya existe: miles de mujeres en forma clandestina acceden a esta práctica. Muchas de un modo no seguro. Estamos discutiendo una cuestión de derechos y de salud pública”, dijo

Echegaray consideró: “No es una cuestión de fe religiosa, ni de creencias, ni de ética, ni de filosofía. Como radicales, debemos supeditar esas cuestiones a aquello que nos une: nuestra visión republicana y laica”.